Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los suizos ahorran cada vez más

Los suizos son cautelosos a la hora de invertir sus ahorros.

El Banco Nacional Suizo (BNS) revela que actualmente la riqueza de la población depositada en el sistema financiero roza ya los 2 billones de francos suizos.

En tiempos de crisis y volatilidad, la gente confía en el ahorro, pero en opciones cada vez más conservadoras. La Bolsa, por el momento, no es su primera apuesta.

El banco central helvético descorrió esta semana (18.11) el velo de los haberes que resguarda la plaza financiera suiza de sus propios habitantes.

Los suizos tienen activos invertidos en el sistema financiero por el equivalente a 1,9 billones de francos.

Pongamos dimensión a las cifras: el monto es suficiente para cubrir 30 veces el gasto público total que prevé la Confederación Helvética en 2009 (que asciende a 58.967 millones de francos suizos).

O si no, alcanza para pagar tres veces el presupuesto de Defensa de los Estados Unidos durante el primer año de la administración de Barack Obama.

Y es suficiente también para cubrir 120 veces el presupuesto que aprobó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para echar a andar programas, en 2009 y 2010, ligados al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Midiendo la riqueza

Suiza es uno de los 10 países con mayor ingreso per capita del mundo. Concretamente, y de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), su PIB por habitante será el año que entra de 43.565 dólares, es decir, 53.054 francos suizos.

Se trata de toda la riqueza que es capaz de generar una economía al año, dividida entre todos sus habitantes.
En Europa, sólo Luxemburgo, Noruega e Irlanda superan las cifras helvéticas (con rangos de PIB por habitante de entre 88.350 y 46.450 dólares).

Pero países vecinos como Alemania (36.447 dólares), Francia (35.008 dólares), España (31.373 dólares) o Italia (31.544), se encuentran muy por debajo del rasero suizo.

Sobre la marcha, la historia y la estadística prueban que a mayor solidez económica, mayor nivel de ahorro. La gente se ocupa primero de satisfacer sus necesidades básicas. Su siguiente meta suele ser adquirir una vivienda e ir construyendo un patrimonio financiero.

Es por eso que los datos dados a conocer por el Banco Nacional Suizo (BNS) son la referencia que otorga cada año esta institución sobre el progreso económico de la población.

Perfil europeo

En materia de ahorro, Suiza es uno de los países más conservadores de Europa, según las cifras de Eurostat, la autoridad estadística de la Unión Europea (UE).

El BNS refiere que dos tercios del ahorro de los suizos se destina a opciones 'seguras', es decir, a las cajas de pensiones (45%) y a las cuentas e instrumentos a plazo fijo de los bancos (27%). Sólo 28% se dirige al mercado de valores y toma el riesgo que esta decisión implica.

En los países vecinos, los italianos invierten el 43% de su ahorro financiero en el mercado bursátil y el 57% restante en renta fija y fondos de pensiones.

Los franceses, por su parte, dedican el 35% de su ahorro a invertir en el mercado de valores, y el 65% restante lo depositan en la banca o en los fondos de jubilación.

España también cuenta con un pueblo conservador. Sólo el 22% del patrimonio invertido en el sector financiero se dirige a la bolsa, el 78% restante apuesta por opciones más seguras.

Una fórmula que repiten Alemania y Gran Bretaña, con el 19 y 12% de su ahorro nacional invertido en los mercados bursátiles, contra el 81 y 88%, respectivamente, destinado a la banca tradicional.

Puesto en francos

El informe del BNS sobre la riqueza suiza ofrece detalles sobre los montos depositados por la población. En seguros y cajas de pensiones hay actualmente 812.872 millones de francos suizos.

El segundo segmento en importancia corresponde a las cuentas e instrumentos bancarios tradicionales, con 645.350 millones de francos suizos.

La Bolsa es, como se dijo, la tercera fuente de interés de los inversionistas, con depósitos de 475.820 millones de francos suizos.
Pero no todo es ahorro, también hay deudas.

El BNS afirma que los suizos tienen cuentas por pagar por 620.358 millones de francos suizos. Fundamentalmente se trata de créditos personales, hipotecarios y empresariales contratados con la banca.

La diferencia entre ahorros y deudas es el ahorro o riqueza financiera neta, y ésa suma en Suiza 1,3 billones de francos actualmente, 24.000 millones de francos por encima del año pasado.

Y repartidos entre la población, se traducen en un patrimonio financiero de 171.000 francos suizos por habitante. Nada mal para un año de crisis.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

El sistema financiero suizo se compone esencialmente de:
397 bancos
1 mercado de valores (SWX)
2.670 cajas de pensiones (2.500 privadas).

Suiza tiene 7,5 millones de habitantes.

5,5 millones de ellos tienen algún nexo constante con el sistema bancario.

Fin del recuadro

Contexto

El Banco Nacional Suizo (BNS), en su calidad de banco central, decide la política monetaria del país, acuña el franco suizo, vigila la estabilidad de los precios y suministra parte de sus ganancias a la Confederación Helvética.

La riqueza financiera de un país (ahorro interno) es la suma total de sus ingresos y sus gastos.

El ahorro interno es vital porque, a través del sistema financiero, concentra recursos que permiten financiar la creación o expansión de empresas, la generación de empleo y, en general, promueven el crecimiento de las economías.

Fin del recuadro

NUEVO RECORTE DE TASAS

Este jueves (20.11), el BNS sorprendió a los mercados financieros con un nuevo recorte en las tasas de interés que los expertos no aguardaban hasta el 11 de diciembre, fecha de su próxima reunión de política monetaria.

El banco central suizo anunció una reducción de 100 puntos base en el margen de fluctuación de la tasa Libor a tres meses, con lo que la llevó del 0,5 al 1,5%.

Dejando fuera los tecnicismos, el BNS decidió reducir sus tasas de interés en un punto porcentual. Y los bancos harán lo propio en los próximos días.

Es decir, si una inversión bancaria paga actualmente un rendimiento de 4% anual, comenzará a pagar sólo 3% al año cuando se renueven los contratos.

Lo mismo sucederá con los créditos: será cada vez más barato contratar un crédito personal, hipotecario o empresarial.

¿Qué desencadenará la decisión del BNS? Cuando las tasas de interés se reducen, existe un incentivo natural hacia el gasto y un desincentivo hacia el ahorro, ya que la recompensa de 'bloquear' recursos en un banco es muy baja.

Sobre la marcha, la riqueza financiera de los suizos crecerá marginalmente el año que entra o no crecerá. Y el consumo, que es una de las herramientas más eficaces para frenar la recesión, aumentará.

Fin del recuadro

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×