México agradece a Suiza y a comunidad internacional

El grupo de expertos en construcción civil de Suiza que actualmente están en México. swissinfo.ch

México agradeció a los 23 países, entre los que se incluye Suiza, por la ayuda técnica que le han brindado tras el terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter que sacudió al centro del país el pasado 19 de septiembre cobrado 325 vidas.

Este contenido fue publicado el 27 septiembre 2017 - 15:40

Este seísmo, cuyo epicentro tuvo lugar en la zona fronteriza que comparten los estados de Puebla y Morelos, se produjo exactamente 32 años después de uno que había segado más de 10.000 en México.

Las naciones que han apoyado a México con visitas directas, a través de brigadas que conjuntamente suman 501 personas, o enviando materiales diversos, son: Alemania, Argentina, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, los Emiratos Árabes Unidos, España, EEUU, Honduras, Israel, Japón, Perú, la República de Corea, Rusia, la Santa Sede, Turquía, Venezuela y, Suiza, como se citó.

Para tomar parte de los esfuerzos de rescate y posterior planeación de la reconstrucción, el gobierno de México solicitó, a través de Protección Civil, que utilizaran para su trabajo in situ casas de campaña de gran talla y que tuvieran purificadores de agua, así como cocinas y baños ecológicos.

Aunque finalmente no se materializó, México también recibió ofertas de apoyo por parte de otra veintena de países, entre los que se encuentran naciones latinoamericanas como Brasil, Bolivia, Cuba, Belice o Guatemala, pero también gobiernos europeos como Hungría, Italia, Polonia, Reino Unido o la República Checa, entre otros.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de México estableció, además, junto con la autoridad fiscal mexicana, un mecanismo para acelerar la recepción de ayuda en especie que proviene del exterior.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo