Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Política agrícola suiza Privilegios campesinos: del diésel a los bajos impuestos

Vehículo de transporte de papas.

El carburante que utiliza la maquinaria agrícola es más barato que el que el usado por el reto de los vehículos.

(Keystone/Gaetan Bally)

Ningún organismo paraguas sectorial es tan poderoso como el que defiende los intereses del sector campesino. Hecho que les rinde frutos. Mientras otras ramas productivas enfrentan los estragos de la competencia internacional, la agricultura goza de barreras a las importaciones que le protegen y disfruta también de beneficios fiscales concedidos por el Estado, entre otros privilegios que no son extensivos a la industria o el comercio.

Carburante más barato

Fin del recuadro

Un litro de carburante (gasolina o diésel) cuesta alrededor de 60 centavos menos para un agricultor que para el resto de los usuarios de vehículos a motor (debido a que los campesinos pueden recuperar el impuesto y la sobretasa que aplica a los aceites minerales tras la realización de un trámite ante la Dirección General de Aduanas de la Confederación Helvética). Y dependiendo de la talla de la empresa se benefician además de cierta cantidad de carburante a precio especial (la Administración Federal de Aduanas estima que los agricultores recibieron apoyos por 65 millones de francos suizos en 2015 a través de estas concesiones fiscales).

Ayudas familiares

Fin del recuadro

Las ayudas familiares que reciben los trabajadores son financiadas generalmente por los patrones. En el caso de los agricultores, son la Confederación Helvética y los cantones quienes paga estos apoyos. El agricultor y sus familiares -si estos últimos trabajan en la granja o sembradíos- también tienen derecho a ayudas familiares sin importar el nivel de sus ingresos. La Oficina Federal de Seguros Sociales estima que este privilegio le costó 97 millones de francos suizos a los contribuyentes en 2015. Los campesinos solo pagan contribuciones al estado (como patrones) por aquellos empleados que no son parte de su familia.

Reconversión

Fin del recuadro

Cuando una granja es abandonada por falta de rentabilidad, la Confederación otorga apoyos al agricultor o a su cónyuge financiando la mitad del costo de reconversión en el que incurrirá para aprender algún nuevo oficio o profesión (derecho que estará vigente hasta el 2019).

Reducciones fiscales

Fin del recuadro

Los agricultores son beneficiarios de un esquema tributario más benévolo que se basa en el valor de renta estimado para su propiedad. Resultado de lo anterior, su pago de impuestos suele ser equivalente a la mitad de lo que pagarían parejas dedicadas a otras actividades productivas.

Por otra parte, los agricultores no pagan el Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la venta directa que realicen de carne, patatas, pan y huevo, entre otros.

Transporte

Fin del recuadro

Los vehículos agrícolas con placa mineralógica verde están exentos de pagar la contribución que cubren los vehículos pesados por el derecho a circular. Adicionalmente, pueden circular libremente en domingo y días festivos (a diferencia de otros sectores) y tampoco están obligados a respetar los tiempos de reposo obligatorio (luego de un determinado número de horas al volante).

Contaminación del aire

Fin del recuadro

En el marco de la lucha contra las partículas finas, la Ley para la Protección del Aire impone a la maquinaria de construcción el uso de un filtro para atrapar dichas partículas. Una obligación a la que no deben ceñirse ni la agricultura ni la silvicultura.

Ayuda a las inversiones

Fin del recuadro

Los agricultores tienen derecho a crédito con una tasa de interés cero cuando dicho préstamo se destine a mejorar la infraestructura agrícola (especialmente cuando se busca ampliar y mejorar las instalaciones, establos o caminos que permiten accede a las granjas). En 2015, el gobierno canalizó 300 millones de francos a este objetivo. También tienen derecho a apoyos que no deben reembolsar. Por ejemplo, cuando necesitan dinero para mejorar sus tierras, instalaciones agrícolas o para tomar medidas que benefician a una colectividad agrícola.

Si una empresa se encuentra endeudada temporalmente y esto no es producto de una mala gestión financiera, sino de inconvenientes climáticos, etcétera, tiene derecho a un préstamo sin pago de intereses.

No hay favoritismo

La Unión Suiza de Campesinos rechaza que la agricultura reciba un trato privilegiado con respecto al comercio o a la industria. Para dar solidez a su afirmación cita un estudio realizado por la Escuela Superior de Ciencias Agronómicas, Silvestres y Alimentarias de Zollikofen).

Este estudioEnlace externo asegura que “no existen diferencias sustanciales en el trato concedido a los distintos sectores”. La Unión Suiza de Campesinos reconoce algunos derechos diferenciados, pero considera que están relacionados exclusivamente con a la actividad agrícola cotidiana y no ponen en desventaja a otras industrias.


Traducido del francés por Andrea Ornelas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×