Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Renovarse o morir ¿Beneficia realmente el desarrollo en las montañas?

, Grindelwald


El mejoramiento de las conexiones en el transporte de Grindelwald redundará en beneficio del turismo, arguyen aquellos que apoyan el proyecto correspondiente. 

El mejoramiento de las conexiones en el transporte de Grindelwald redundará en beneficio del turismo, arguyen aquellos que apoyan el proyecto correspondiente. 

(Jungfrau Region)

Los ferrocarriles de montaña deben acrecentar sus negocios atrayendo más visitantes a los picos suizos y transportándolos con mayor celeridad. Sin embargo, recibir más turistas no siempre es sinónimo de mayor beneficio para las economías locales.

Tras los obligados elogios a la belleza de los paisajes, los comentarios que suelen publicarse en línea sobre la estación de esquí de Grindelwald son “largas filas” o “telecabinas lentas”. Durante la temporada alta es común ver enormes filas en la estación del tren y en la base de las telecabinas que transportarán a ansiosos turistas y esquiadores a la cima de las principales pistas.

Esa situación podría cambiar de prosperar un nuevo proyecto que busca mejorar los accesos a las pistas de esquí de Grindelwald y del Jungfraujoch, también conocido como la “cima de Europa”.

Decisiones difíciles

La gente de Grindelwald, un pueblo altamente desarrollado de los Alpes berneses, se enfrentó recientemente a un dilema. Modernizar las conexiones hacia los picos de la región se perfilaba como una decisión que fortalecería las arcas locales, pero que animaría también un turismo masivo no siempre positivo para los negocios de los parroquianos.

Los habitantes votaron sobre si era conveniente construir un nuevo teleférico para conectar directamente a Grindelwald con Eigergletscher, una de las escalas en la ruta al Jungfraujoch.



Las líneas amarillas muestran la nueva ruta de teleférico propuesta hacia Eigergletscher y la ruta mejorada a Männlichen, la línea azul corresponde a la ruta férrea existente y la línea roja representa la vía al Jungfraujoch.

Las líneas amarillas muestran la nueva ruta de teleférico propuesta hacia Eigergletscher y la ruta mejorada a Männlichen, la línea azul corresponde a la ruta férrea existente y la línea roja representa la vía al Jungfraujoch.

(Jungfrau Railway)

El proyecto 'V-Bahn' prevé reducir en 45 minutos el trayecto entre la estación de Grindelwald Grund y la más alta de Europa (3 454 metros) que se ubica en la montaña Jungfrau. Esta nueva ruta permitiría además transportar 2 720 personas por hora en vez de las 960 actuales.

Aunque más de dos terceras partes de los residentes le dieron el “sí”, el  proyecto se encontró con un gran obstáculo: la comunidad de montaña en Grindelwald, que posee los derechos de tránsito en la zona en la que se desplazaría el teleférico, aún no concede el permiso.

“Yo creo que necesitamos este teleférico para el futuro; la situación actual no es buena y no lo será de aquí en adelante”, dice a swissinfo.ch Emanuel Schläppi, alcalde de Grindelwald.

Schläppi, quien ha tomado parte en las interminables discusiones entre  las partes, asegura que entiende bien los dos puntos de vista.

“Actualmente hay grandes filas (para usar los teleféricos), sobre todo en invierno, pero también en verano… Ahora tenemos la posibilidad de poner en marcha un nuevo sistema que conviene a la gente que nos visita y que tiene ganas de quedarse en nuestro valle”, señala.

Además, el proyecto también permitiría mejorar la vieja ruta del teleférico de Männlichen.

Pero los habitantes cuyas casas están bajo la nueva trayectoria del teleférico están en contra porque el proyecto implica la instalación de pilones que obstruirían la vista de algunos de los paisajes más hermosos de Suiza. Y esa es solo una entre varias inquietudes.

Debate público

El proyecto del teleférico ha generado acaloradas discusiones. El diario local Jungfrau Zeitung publicó numerosas cartas de lectores que opinaban sobre el tema. “Aquellos que creen que ya existen suficientes trenes e infraestructura en Grindelwald están equivocados”, escribió Urs Hauser, habitante de Grindelwald. “Es justo porque no ha habido inversiones en las instalaciones de esta estación de esquí durante años y muchos turistas optan por estaciones más modernas”.

En contrapartida, Hansueli Schild, otro residente de Grindelwald cuestionó el proyecto escribiendo: “El caos que puede provocarse en la estación de Eigergletscher cuando el Eiger Express conduzca 2 400 personas por hora, que estarán esperando una conexión hacia el Jungfraujoch, no ha sido sopesado adecuadamente. ¿Acaso puede llamarse a esto un ‘turismo de calidad’?”.

Y Rainer Hercher, visitante regular del lugar, se animó incluso a escribir un poema en donde condena el proyecto. “Desfiguramos la naturaleza, sin el menor asomo de reflexión sobre lo que heredaremos a nuestros hijos”.

Fin del recuadro

“La gente tiene miedo… piensan en las multitudes que comenzarán a llegar”, añade Schläppi.

Pernoctaciones

El pintoresco pueblo de Grindelwald  no está en absoluto enemistado con el turismo. Su vía principal está llena de tiendas de esquí y de recuerdos, y la señalización para acceder a los lugares más significativos  -como las terminales de autobús o las tiendas de chocolate- puede leerse también en inglés y japonés.

En 2013, unos 823 000 turistas utilizaron el tren del Jungfrau para alcanzar la estación de Jungfraujoch,  y según cifras de este grupo ferroviario, 70% de los clientes viajan a esta región solo para conocer el Jungfraujoch. Un dato que aumenta a 80% cuando se trata exclusivamente de turistas asiáticos.

La región de Jungfrau -que comprende las estaciones de Grindelwald, Wengen, Mürren y Lauterbrunnen- recibió en 2013 unas 385 000 personas que permanecieron un promedio de 2,5 noches.

Cuando se comparan las cifras anteriores se concluye que más de la mitad de los turistas que llegan a visitar el famoso collado de Jungfraujoch parten sin pernoctar en el área.

Muchas personas, de viaje por Europa, realizan visitas relámpago a esta zona de Suiza. Buscan la experiencia de conocer un glaciar rodeado de picos deslumbrantes, pero no se quedan, con lo que no representan ningún beneficio para hoteles y negocios locales.

Tras los suizos, son los chinos el segundo grupo más importante de visitantes de la zona, pero se trata de viajeros que acostumbran quedarse una sola noche.

“Los chinos suelen moverse más (que otros turistas), permanecen una noche y cambian de sitio cada día”, dice a swissinfo.ch Christian Laesser, profesor del Centro de Investigación sobre  Turismo y Transportes de la Universidad de San Gall.

Rapidez o tranquilidad

Yasuyo Ando y su esposo, responsables de la Oficina Japonesa de Información Turística de Grindelwald  -un pequeño recinto ubicado en las inmediaciones de la estación de tren de Grindelwald que ha grabado caligrafía japonesa sobre el pavimento-,  consideran que dado que los nipones representan solo el 16% de las pernoctaciones del pueblo, conviene ofrecer algo nuevo para atraer a los visitantes.

“Una novedad, algo llamativa y que además permita acceder con mayor rapidez al Jungfraujoch… El impacto sería muy positivo. Sin embargo, es verdad que al Grindelwald también se va para disfrutar de la calma y la tranquilidad”, dice a swissinfo.ch reflejando la contradicción implícita en la modernización prevista.

 “Así que no se trata solo de llegar más rápido a las pistas o al glaciar, Grindelwald es un pueblo alpino atractivo y chic, y también debe promoverse este concepto”, dice Ando.

Beneficios materiales

“Un nuevo teleférico es un motor para la región”, dice a swissinfo.ch Urs Kessler, director General de los Ferrocarriles de Jungfrau.

“El nuevo proyecto de Grindelwald atraerá mucha más atención sobre el área y generará entre 180 y 590 empleos, traduciéndose en negocios por entre 30 y 60 millones de francos suizos”, dice.

Los ferrocarriles pagarán un monto anual a los residentes que se encuentren bajo la trayectoria, recursos que se destinarían a financiar servicios locales. Y argumentan que han diseñado ‘abonos multi-viaje’ y se ha llegado a diversos acuerdos para que la gente que visite la región se quede el mayor tiempo posible, generando beneficios para los hoteles locales.

Para Kessler, respaldar un proyecto como el teleférico de Grindelwald es dar ‘luz verde’ a beneficios que no solo se circunscriben a este sitio, sino que se amplían a todo el país.

“Es un proyecto para los próximos 30 o 50 años. Competimos intensamente con los países europeos de los alrededores. Es una iniciativa relevante si buscamos preservar la calidad y la competitividad en el futuro”, refiere Kessler.

El costo de seguir

Plantar cara a la competencia es una de las principales razones que impulsan los proyectos de modernización de los teleféricos de los picos suizos. En las regiones de Lucerna y del Lago de Lucerna, en noviembre del 2014 se renovó el ferrocarril de Titlis, que va del pueblo del valle de Engelberg al Monte Titlis. Tras 22 años de operaciones, el famoso teleférico giratorio de esta ruta se convirtió en un modelo de segunda generación en el que actualmente ya no solo gira el piso sino la cabina íntegra. Una reforma que tuvo un costo de unos 2,5 millones de francos suizos.

En esta región, la estancia promedio de los turistas en 2014 fue de 1,8 noches, un poco menos que hace una década, un dato aún inferior al que registra el Oberland bernés, en donde los viajeros suelen quedarse dos noches.

El grupo industrial Teleféricos de Suiza afirma que 23% de las acciones de las telecabinas helvéticas están en manos del Estado. Y según sus estimaciones, dos tercios de estos teleféricos no podrían sobrevivir en condiciones de mercado normales. Si operan es porque reciben préstamos y otros apoyos con recursos públicos.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×