Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sí a nuevas reglas, pero sin debilitar a la banca suiza



Patrick Odier, Presidente de la ASB y Urs Roth, director general saliente de la ASB.

Patrick Odier, Presidente de la ASB y Urs Roth, director general saliente de la ASB.

(Keystone)

La plaza financiera helvética hizo balance del último año: la crisis quedó atrás, pero aún se pierden empleos. Los bancos aceptan la llegada de nuevas reglas, pero piden al gobierno no debilitarle frente a otras plazas foráneas.

Por decreto parlamentario, el UBS, el principal exponente del sector, pagará 40 millones de francos suizos al gobierno por cobijar una red de evasión en EEUU.

La plaza financiera apoya la existencia de una reglamentación más rigurosa –para evitar futuras quiebras y rescates públicos-; sin embargo requiere reglas mesuradas, capaces de entender las necesidades de cada banco y de preservar la solidez y rentabilidad de las instituciones financieras suizas frente a sus competidores extranjeros, afirmó Patrick Odier.

En el balance realizado sobre su primer año de gestión como Presidente de la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), Odier hizo un diagnóstico del presente y el futuro inmediato.

Lo peor quedó atrás, dijo refiriéndose a la crisis. Y recordó que el sistema financiero helvético es un gigante que genera 12% de la riqueza nacional y da empleo a más de 200.000 personas.

Por ello justamente, dijo, en tiempos en los que la reglamentación internacional está en plena agitación, debemos evitar precipitaciones que provoquen que apliquemos reglas que pongan en desventaja a la plaza financiera suiza con respecto a sus competidores extranjeros.

Aceptamos la coordinación internacional, pero nos rehusamos a que Suiza deba avanzar sola en la materia. De lo contrario, nos veremos debilitados frente a otras plazas bancarias internacionales, citó.

Secreto bancario

Durante su encuentro anual con la prensa, ocasión en la que la ASB presenta un balance de su gestión durante el último año, Patrick Odier afirmó que la banca suiza está profundamente satisfecha de conocer que el ministro alemán de las Finanzas, Wolfgang Schäuble “se ha pronunciado ya públicamente a favor de una retención a la fuente”.

El tecnicismo empleado por el presidente de los banqueros hace alusión al hecho de que Suiza retenga impuestos sobre los intereses de los inversionistas alemanes con cuentas en Suiza, y los transfiera al fisco de este país, pero sin la obligación de desvelar el nombre del cliente.

Y reiteró: “Aunque Suiza haya adoptado el Artículo 26 del Modelo de Convención Fiscal de la OCDE –que implicó la desaparición del secreto bancario en caso de evasión fiscal- nos comprometemos a proteger la esfera privada de nuestros clientes”.

Y esto implica, aseguró tajante, garantizar que cuando un gobierno sospeche de evasión por parte de alguno de sus contribuyentes y nos solicite ayuda, toda demanda administrativa de intercambio de información sea atendida caso por caso, para garantizar la privacidad de nuestros clientes.

Y contra la discreción tradicional que caracteriza al gremio de los banqueros, Odier exhortó a sus homólogos a cerrar filas: “Si queremos negociadores suizos capaces de defender nuestros intereses en el extranjero, deben apoyarse en un frente bancario unido y en una sola voz que manifieste nuestras necesidades”.

Barómetro 2010

Por su parte, y en su discurso de despedida como Director General de la ASB, Urs P. Roth reconoció que en 2009, algunos efectos de la crisis financiera siguieron reflejándose en los resultados del sistema bancario. Aunque los ingresos avanzaron 10,8%, para sumar 54.300 millones de francos suizos, lejos de las cifras del 2005-2007.

En materia de empleo, el balance fue negativo. “Si bien los efectivos bancarios aumentaron en 2008, pese al mal desempeño de los negocios, esto no sucedió en 2009, en donde se recortaron 2.576 plazas (-2,4% de la planilla total de la banca suiza).

Las cuentas UBS-gobierno

Aún en el dominico bancario, el UBS, la institución más importante del sistema financiero helvético, también fue noticia esta semana.

Este miércoles (15.09), el Senado suizo (Consejo de los Estados) avaló por unanimidad un decreto que obliga al banco a pagar 40 millones de francos suizos al gobierno por los costos que le generó defenderlo y asesorarlo durante la dispuesta legal que protagonizó con el fisco estadounidense entre 2008 y 2010.

UBS fue acusado de cobijar y motivar una multimillonaria red de evasión fiscal (2001-2007) entre clientes estadounidenses con inversiones en el UBS.

A juicio del ministro de Finazas de Suiza, Hans-Rudolf Merz, el decreto es una noticia positiva, pero de aplicación única. “Si se repitiera algún caso de demanda administrativa internacional con otro banco, sería necesario revisar a fondo cómo puede manejarse el tema de los costos para el gobierno”, explicó.

Despliegue de expertos

Según lo previsto por la cámara alta, el UBS debe cubrir al 100% los gastos en los que incurrió la Confederación Helvética para defenderle y asesorarle.

Concretamente, financió la creación de un comité de pilotaje, el trabajo de 40 abogados especializados y 30 expertos en auditoria, que costaron al erario 31 millones de francos. Adicionalmente, se cubren gastos de oficina e informática por 6 millones de francos, y 3 millones más por los costos derivados de las negociaciones con Washington, precisó Merz.

Agregó que queda pendiente una compensación del orden de los 4 millones de francos suizos por los servicios prestados por el Tribunal Administrativo Federal (TAF) que también deberán ser pagados por UBS.

Se prevé que el decreto sea aprobado sin contratiempos por la cámara baja (Consejo Nacional) antes del 20 de septiembre.

PEQUEÑO AHORRADOR, PRIORIDAD

El Consejo de los Estados (cámara alta) de Suiza aprobó (15.09) prolongar hasta finales del 2012 la protección para pequeños ahorradores en caso de quiebra de un banco.

La decisión fue tomada a título de emergencia en diciembre del 2008, algunas semanas después de que el UBS estuviera en riesgo de bancarrota y tanto el gobierno como el banco central lo rescataran vía una inyección de 68.500 millones de francos suizos.

En aquel momento se pactó que todo ahorrador cuyo patrimonio financiero no rebase los 100.000 francos suizos quedara cubierto hasta diciembre del 2010, razón por la que se requería una prórroga.

Fin del recuadro

DATOS CLAVE

La Asociación Suiza de Banqueros (ASB) fue fundada en 1912, en Basilea. Tiene 360 bancos en sus filas y 16.340 banqueros a título personal
El expediente de promoción de evasión fiscal en EEUU por parte del UBS sienta precedente en la relación bilateral y llevó al Senado a proponer al la cámara baja la creación de 17 grupos de trabajo (3 miembros cada uno de ellos) para extraer lecciones claras y aplicables en el futuro de esta experiencia antes del 2011.

Fin del recuadro

CONTEXTO

La Asociación Suiza de Banqueros (ASB) tiene como misión esencial representar los intereses de la banca suiza ante el gobierno nacional y las autoridades extranjeras, promover una imagen sólida de la plaza financiera suiza en el mundo.
La banca suiza enfrenta la presión de la Unión Europea (UE) y del gobierno de EEUU para aplicar reglas de capital cada vez más estrictas para sus bancos, con el fin de evitar futuras quiebras. Principios que acepta en la teoría, pero cuyos preceptos pueden poner en jaque sus finanzas.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×