Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, líder en materia de competitividad turística

El centro de wellness Tschuggen Bergoase, en Aros, ofrece al turista bienestar y un bello diseño.

(Keystone)

La crisis es portadora de malos augurios para el sector turístico helvético en 2009, ya que su facturación caerá alrededor de 10%. Sin embargo, el gobierno y cantones trabajan para reducir el impacto negativo este verano.

El blanco de interés son los viajeros suizos, italianos, franceses y alemanes. Y pese a la compleja coyuntura, Suiza se mantiene como el país número uno dentro del Reporte de Competitividad Turística del WEF.

En tiempos de crisis, las cifras económicas deben colocarse en su justa dimensión.

En Suiza, el turismo es una de las actividades más dinámicas, responsable, de hecho, de uno de cada 10 empleos.

Sin embargo, cuando los tiempos se tornan difíciles, las vacaciones encabezan la lista de los gastos que todas las familias afinan.

Y esta vez, dicha reestructuración de prioridades ocupa a los suizos, pero también a todos los vecinos europeos, que sin eliminar los viajes, los vuelven más cortos o deciden reducir la calidad de los hoteles que eligen.

Suiza Turismo estima que la facturación del sector hotelero suizo caerá 10% este año.

Un pronóstico pesimista que, no obstante, debe interpretarse en el contexto en el que se presenta: en 2008, la actividad turística helvética venía del año más boyante en dos décadas.

En consecuencia, aún con la crisis, esta actividad se encuentra aún en mejor forma que hace sólo tres años.

Malos augurios

Lo peor para la industria turística suiza está aún por venir, coinciden Suisse Tourisme y Bakbasel Economics, que estiman que el verano será el periodo más complejo del año.

De acuerdo con las expectativas de Bakbasel, se registrará la estación más baja desde 1982 debido a dos razones fundamentales: la desaceleración económica y las turbulencias que dicho evento genera; y el ajuste cambiario entre el franco y el suizo, que ha convertido a Suiza en un destino cada vez más caro.

A juicio de dicha institución, las estaciones alpinas serán las grandes perdedoras suizas este verano, con un retroceso en el número de noches superior al 11%. En las grandes ciudades, como Zúrich o Ginebra, la caída en la pernoctación será de aproximadamente 10%, porque los viajes de negocios continúan, aunque lo hagan a un menor ritmo, independientemente de la crisis.

Pese a ello, Suiza registrará 34,5 millones de noches de ocupación hotelera este año, un dato que en opinón de Basbasel sigue siendo interesante para el país.

El 2010, por su parte, se mantendrá como un año de "números rojos", con una caída adicional en la actividad turística de 2,5% aproximadamente, lo que marcará el inicio de una nueva tendencia.

El 2011, en tanto, será el año en el que el turismo suizo regrese a la senda de crecimiento con un repunte en la pernoctación de 1,3%, según el instituto de investigación.

Las buenas noticias

Con crisis o sin ella, Suiza se confirmó en 2009 como el país más competitivo del mundo en términos turísticos, según el Reporte de Competitividad Turística elaborado por el World Economic Forum (WEF) y presentado la primavera pasada.

Suiza es un país rico en recursos naturales y culturales; un elevado porcentaje de su territorio es celosamente protegidos en términos medioambientales; es un país seguro, bien comunicado y ofrece ventajas para los turistas en busca de esparcimiento y también para quienes viajan por negocios, explica el WEF.

Del mismo modo, destaca, está bien posicionado en materia de infraestructura de transporte, disponibilidad hotelera y buen servicio, condiciones que el conjunto lo convierten en un destino altamente competitivo para la recepción de turistas.

Después de Suiza, Austria y Alemania siguen en el ranking.

En el primer caso, Austria es apreciada por su patrimonio cultural, infraestructura, facilidad para el alquiler de autos y por su seguridad e higiene.

Alemania, por su parte, también es bien valuada por su patrimonio cultural, infraestructura y buen servicio al turista.

La evaluación del WEF, cabe recordar, no busca evaluar sólo el potencial turístico de un país en función de sus bellezas naturales o clima, sino a partir de todas las facilidades que han sido construidas para que el turista acceda a todas las comodidades, servicios y entorno para los negocios, de ahí que se evalén también criterios como el acceso a las líneas telefónicas e Internet, o la calidad de los servicios de salud y la seguridad, todas condiciones que favorecen el desplazamiento de viajeros.

Tirar del ingenio

El pesimismo que marcha una recesión sólo puede ser contrarrestada con ingenio y calidad.

En Suiza, la Confederación Helvética decidió no abandonar a su suerte a su sector turístico. El Departamento Federal de Economía (DFE) puso en marcha desde febrero pasado un presupuesto extraordinario de 15 millones de francos suizos para Suisse Tourisme, cuya misión es echar a andar una campaña de marketing y promoción de Suiza en el extranjero.

El "blanco" de dichos esfuerzos son los turistas de Francia, Italia, Alemania, además de los propios helvéticos, ya que estos cuatro grupos poblacionales explican dos terceras partes de la facturación turística en territorio suizo.
En Italia, la campaña para atraer viajeros a Suiza se desarrolla sobre todo en la red ferroviaria a través de grandes anuncios. En Francia, es vía la radio. En Alemania, es combinada, según Suiza Turismo.

Y las regiones también han decidido aportar su grano de arena para promocionarse como destino turístico. Especialmente la de los Grisones, primer destino de los viajeros en territorio suizo.

El sector hará balance en septiembre, una vez que el verano concluya, y será entonces cuando quede claro si los esfuerzos por amortiguar la crisis permitirán, de verdad, como estiman los expertos económicos, que el 2011 sea nuevamente un buen año para esta actividad económica.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

Suiza es atractiva en términos turísticos porque se encuentra en el centro de Europa y comparte frontera con cinco países (Alemania, Austria, Francia, Italia y Liechtenstein). Su principal atractivo son los Alpes y sus lagos.

Suiza cuenta más de una decena de destinos considerados monumentos y/o patrimonios de la humanidad, según la UNESCO. Los más importantes son la ciudad antigua de Berna, el convento benedictinio de San Juan en Mustiar; el convento de San Gallen, las terrazas de viñedos en Lavaux; el monte San Jorge, y los castillos y murallas de Bellinzona.

Suisse Tourisme es una empresa pública dedicada a promover la oferta turística hacia Suiza, como destino de viajes. Su principal enfoque son los turistas extranjeros.

Fin del recuadro

Datos clave

Los 10 países más competitivos en términos turísticos, según el WEF –dentro de un universo de 133 naciones- son:
1. Suiza
2. Austria
3. Alemania
4. Francia
5. Canadá
6. España
7. Suecia
8. EEUU
9. Australia
10. Singapur

Aunque Suiza ocupa el número 1 del mundo en materia de competitividad mundial, hay indicadores en los que sale peor librado:
Precios de alimentos y otros servicios (sitio 123)
Costo de los energéticos (120)
Tarifas hoteleras (100)

Antes de conocer que habría una crisis económica internacional, el Parlamento suizo autorizó un presupuesto de 21 millones de francos suizos para promover el turismo, recursos a ejercerse entre 2008 y 2011.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes