Navigation

Skiplink navigation

Suiza debe mirar al BRIC y ‘pulir’ su imagen financiera

Suiza es la cuarta economía más competitiva del orbe, según el IMD de Lausana. Keystone

En 2010, el IMD sitúa a Suiza –por tercer año consecutivo– como la cuarta economía más competitiva del mundo, mientras Asia asume el timón con Singapur y Hong Kong en las dos primeras plazas.

Este contenido fue publicado el 19 mayo 2010 - 18:00

Desde Lausana, el Centro de la Competitividad Mundial advierte que los desafíos son múltiples: Para el mundo, atajar la volatilidad y reducir los niveles de endeudamiento público; para Suiza, ampliar su horizonte comercial hacia China, India o Brasil.

Suiza se consolidó en 2010 como uno el cuarto país más competitivo del mundo, reveló este miércoles (19.05) la escuela de negocios IMD en su más reciente edición del ‘World Competitiveness Yearbook’ (WCY), el Anuario de Competitividad Mundial.

Según el ‘cuaderno de ruta’ elaborado por el Centro de Competitividad Mundial (CCM) –entidad que pertenece al prestigioso IMD–, las economías que encabezan la lista son Singapur (1), Hong Kong (2) y Estados Unidos (3).

Exactamente la misma tríada de 2009, pero no en el mismo orden. Mientras EEUU perdió el liderazgo al descender del puesto 1 al 3, Singapur se coló al primer sitio, confirmando con ello el liderazgo del continente asiático en esta materia.

Para realizar su informe, el IMD evaluó 58 economías –industrializadas y emergentes– a partir de las estadísticas oficiales, datos de institutos privados y una encuesta que recoge la percepción de los empresarios del orbe (ver COMPETITIVIDAD DESDE SUIZA).

Stéphane Galleri, director del CCM y autor del informe, confirma que la economía suiza “se encuentra en una excelente posición en 2010. Su economía posee fundamentos sólidos (bajo nivel de endeudamiento, inflación y desempleo) y finanzas públicas sanas”, pero afirma que el camino no está exento de riesgos.

Las fortalezas

Consultada sobre el desempeño de Suiza, Anne-France Borgeaud Pierazzi, experta en economía helvética del IMD afirmó a swissinfo.ch que Suiza “supo manejar la crisis mejor que muchos otros países y ha sido capaz de resurgir con una gran vitalidad tras la crisis”.
Esto se explica en gran medida en el hecho de que su economía se encuentra diversificada y su mano de obra es “cualificada y talentosa”.

En el documento íntegro del WCY, el apartado sobre Suiza detalla que mientras muchos países enfrentan la batalla de abultados déficits presupuestarios, el gobierno helvético cerró el ejercicio 2009 con superávit y con un bajo nivel de endeudamiento público (39% del PIB contra el 73,6% que registra como media la Unión Europea).

“Suiza es un país virtuoso en materia de finanzas públicas, especialmente si se lo compara con EEUU, Japón, Gran Bretaña o España”, cita el trabajo, y refiere que dichos resultados envían una señal de estabilidad y buen desempeño que son bien apreciados por las empresas que realizan negocios internacionales.

Pero no debe perderse de vista, alerta Borgeaud Pierazzi, que “la imagen de Suiza se ha visto afectada en el extranjero debido a los problemas que ha enfrentado su plaza financiera”.

Sin entrar en detalles, el IMD hace alusión a la entrada –y posterior salida– de Suiza a la ‘lista gris’ de paraísos fiscales de la OCDE; los cuestionados bonos millonarios que pagan los bancos a sus directivos; y la oleada de evasión fiscal que promovió el UBS entre sus clientes estadounidenses en años previos y que derivó en un conflicto entre Washington y Berna que no termina de resolverse.

Los retos de Suiza

Para Anne-France Borgeaud Pierazzi, Suiza debe también reducir su dependencia comercial con respecto a la Unión Europea (región a la que dirige dos tercios de sus exportaciones).

Especialmente considerando que Alemania, el principal socio comercial de Suiza, tampoco vive su mejor momento. La economía germana perdió tres plazas en el ranking internacional de competitividad, para ubicarse este año en el sitio 16.

Por otra parte, la acentuada apreciación del franco frente al euro penaliza el desempeño de las empresas con un alto perfil exportador, apunta Borgeaud Pierazzi.

Por ello, es importante que Suiza voltee la mirada y potencie su relación comercial con las economías emergentes que están marcando el ritmo a la economía mundial.

Concretamente, el IMD destaca la importancia de Brasil, India, China y Rusia (el llamado bloque BRIC), que se erigen como mercados cada vez más atractivos y rentables.

Endeudamiento, foco rojo

Este año, Stéphane Garelli y su equipo dedicaron un amplio apartado a un tema que inquieta al mundo económico: la deuda pública y el riesgo que entraña para la estabilidad general de los países.

La pregunta que se hizo el Centro de la Competitividad Mundial fue: ¿Cuánto tiempo tardará cada economía en llevar su endeudamiento a un nivel cercano a 60% del PIB?

Se tomó como referencia el 60%, en lugar de otro porcentaje, porque es un nivel reconocido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por la Unión Europea (UE) como “manejable” para los gobiernos.

Los resultados fueron generosos en sorpresas. Suiza salió bien librada de esta evaluación, pues se encuentra entre los contados países que están por debajo de ese ‘techo de endeudamiento’ (39% del PIB).

Pero países como España o Israel, no podrán alcanzar ese deseado equilibrio antes de 2019, según los expertos del IMD.

Garelli detalla que en el caso de Estados Unidos y Grecia, un endeudamiento del 60% del PIB no es viable antes del año 2031 en ambos casos; y para Reino Unido y Alemania, será posible en 2028, según sus previsiones.

En el extremo del endeudamiento se encuentran Japón, que no alcanzará la ‘deuda ideal’ antes de 2084, seguida por Italia (año 2060) y Portugal (año 2037).

Garelli aclara que la calidad de la deuda depende de la talla de los pasivos, pero también de la capacidad de pago del deudor. Si sus activos superan sus deudas, es percibido como solvente. Si no, enfrenta problemas de credibilidad, que es justo lo que ha sucedido con Grecia, Portugal y España, puntualiza.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

COMPETITIVIDAD DESDE SUIZA

El ‘Institute for Management Development’ (IMD), basado en Lausana, es una de las 10 escuelas de negocios más importantes del mundo.

El Centro de la Competitividad Mundial (CCM), que pertenece al IMD, se encarga de investigar sobre competitividad y es la principal responsable del ‘World Competitiveness Yearbook’ (WCY), documento que se publica desde 1989.

Stéphane Garelli, director del CCM, es el autor principal del trabajo.

La investigación se basa en 58 países y se sustenta en 327 criterios de cuatro dominios diferentes: desempeño económico, eficiencia gubernamental, eficiencia empresarial e infraestructura.

El trabajo se nutre de los resultados de las estadísticas públicas de cada país, pero también de información generada por 54 organizaciones e institutos privados de investigación, y una encuesta realizada entre directivos empresariales.

El trabajo del IMD ofrece una visión alternativa al Índice de Competitividad Mundial que elabora el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), que se presenta cada mes de septiembre y que contempla un universo de 133 economías.

En la clasificación del WEF correspondiente a 2009-2010, Suiza ocupa el primer sitio en materia de competitividad.

End of insertion

CONTEXTO

El ‘World Competitiveness Center’ (Centro de Competitividad Mundial) es uno de los pioneros europeos en la medición de la competitividad internacional.

En el terreno práctico, medir la competitividad de una economía permite a las empresas tomar decisiones de negocios, y a los gobiernos, ponderar la conveniencia de realizar acuerdos económicos con otros países.

El Anuario de Competitividad Mundial 2010 del IMD concluye que Suiza mejoró en rubros como: déficit corriente, inflación, finanzas públicas, inversión extranjera directa y flexibilidad laboral. Pero empeoró en materia de exportaciones, PIB por habitante y aumentó la evasión de impuestos.

End of insertion

DATOS CLAVE

En 2010, Suiza ocupa la siguientes plazas a escala internacional (dentro de un universo de 58 economías evaluadas):

Clima para los negocios (3)
Calidad de la educación (4)
Inversión internacional (5)
Finanzas públicas (5)
Apertura comercial (8)
Productividad (10)
Precios (51)


Suiza se cuenta entre los países con menor deuda pública del mundo (como porcentaje del PIB):

Suiza (39%)
Taiwán (38%)
Corea (33)
Sudáfrica (26%)
México (26%)

End of insertion
swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo