Navigation

Skiplink navigation

Suiza se mantiene entre los países más competitivos

Suiza destaca especialmente en la innovación tecnológica, según el WEF. Keystone

El país alpino se ubica en el segundo lugar del mundo en 2007, antecedido por Estados Unidos, según el Foro Económico Mundial. Una de las causas es la limitada talla de su economía.

Este contenido fue publicado el 31 octubre 2007 - 16:48

No obstante, es la economía mejor posicionada de Europa, lo que mantiene a Suiza como un destino atractivo para los capitales foráneos.

La economía suiza retrocedió ligeramente en materia de competitividad este año, pero se mantiene aún entre los tres primeros lugares del mundo.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) dio a conocer este miércoles su Reporte de la Competitividad Global 2007-2008 (RCG 2007-2008), documento en el que confirma que Estados Unidos lidera al mundo en la materia, seguido de Suiza, Dinamarca, Suecia y Alemania.

"La economía suiza se ha caracterizado en 2007 por su fuerte capacidad de innovación y por una sofisticada cultura para hacer negocios", afirmó desde Ginebra, sede del WEF, Jennifer Blanke.

La economista en jefe del WEF detalló que a su favor Suiza dispone de institutos de investigación sin parangón, volúmenes de inversión importante, un activo desarrollo de la investigación y un sistema financiero sólido.

Adicionalmente, Suiza contó durante los últimos 12 meses, destacó Blanke durante la presentación del reporte, con finanzas públicas sólidas, inflación baja y con el crecimiento económico más dinámico de la última década, lo que permitió al país posicionarse en el segundo puesto del índice.

Le afecta, en contrapartida, la limitada talla de su economía, cuyo mercado doméstico es fácilmente saturable.

Lo mejor y lo peor

Consultada por swissinfo sobre los detalles del desempeño suizo, la experta en economía detalló que sus cuatro principales fortalezas, según consta en el RCG 2007-2008, son la solidez de sus instituciones, la calidad de su infraestructura, la estabilidad macroeconómica y el elevado nivel de educación con el que cuenta su población.

En tanto, el capítulo del RCG que incluye los Indicadores Clave de Suiza refiere que su calificación general como país es 5,62 puntos (en una escala de 1 a 7).

En esta edición nadie obtuvo el idílico 7. De hecho, incluso Estados Unidos que se ubicó en el primer sitio de la lista consiguió una calificación como país de 5,67 puntos, apenas superior a la helvética.

Al desagregar los indicadores, se confirma que Suiza ocupa el lugar número uno del mundo en las siguientes materias: innovación y sofisticación de los negocios; número de líneas telefónicas y de computadoras personales con respecto al número de habitantes; solidez bancaria; y nivel de inversión destinada a la investigación y el desarrollo.

En contrapartida, sus debilidades más importantes, según el WEF, se concentran en el costo y proteccionismo de su sector agrícola (lugar 118 de 131), endeudamiento público (88), barreras comerciales aún existentes (80), costos laborales (56) y talla del mercado doméstico (37).

La gran sorpresa

En la edición 2007-2008 del Índice de Competitividad Mundial, la gran sorpresa la dio Estados Unidos que pasó del sexto lugar en 2006 al primero en la presente edición. Dejó atrás a Suiza debido al tamaño de su mercado.

El WEF destaca el excelente entorno económico que existe en Estados Unidos, con avances importantes en materia tecnológica y buena colaboración entre el sector académico y las empresas.

En tercer y cuarto lugar se sitúan Dinamarca y Suecia, países nórdicos que disfrutan de un endeudamiento público bajo y una escolaridad elevada.

En materia de infraestructura cuentan con un respaldo de primer nivel, pero sus debilidades se concentran en el mercado del trabajo en donde aún hay una larga serie de reformas por realizar para hacerlo más flexible y proclive a la creación de empleos.

China también mereció una mención aparte para el WEF, ya que pasó avanzó 20 sitios en un solo año, para pasar del lugar 54 del ranking al 34. Su economía crece a toda velocidad, se moderniza y se abre, sin embargo, conserva la debilidad de un mercado financiero aún sin bases suficientemente sólidas y un bajo nivel educativo.

Vecinos latinoamericanos

Para Michael Porter, profesor del 'Harvard Business School' y codirector del reporte, "en un entorno financiero global incierto, como el que se vive hoy, es fundamental que los países establezcan cimientos sólidos que garanticen el desarrollo".

Y América Latina es una región que destaca por las elevadas tasas de crecimiento a las que obliga una población preponderantemente joven. Este año, sin embargo, el panorama fue menos positivo.

El WEF detalla que sólo cinco economías latinoamericanas se encuentran en la primera mitad del índice, esto es, en los primeros 65 lugares:

A la cabeza del pelotón está Chile (26), seguido de Puerto Rico (36), México (52), Panamá (59) y Costa Rica (62).

En la segunda mitad del ranking se ubican El Salvador (67), Colombia (69), Brasil (72), Uruguay (75), Honduras (83), Argentina (85), Perú (86), Guatemala (87), República Dominicana (96), Venezuela (98) y Ecuador (103).

"América Latina ha evidenciado un crecimiento lento con respecto a otras regiones del mundo y es necesario un compromiso más fuerte –por parte de los gobiernos y sus respectivos parlamentos– para eliminar aquellos impedimentos macroeconómicos y estructurales que frenan el crecimiento y la productividad", afirmó Irene Mia, experta en Latinoamérica del WEF.

Para concluir, Mia destacó que el tema que más preocupa al WEF en América Latina es el alarmante crecimiento de la economía informal.
swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) es una organización apolítica fundada por el suizo Klaus Schwab hace 36 años.

Su cita anual más importante, que congrega a 2.000 líderes empresariales, políticos, religiosos, académicos y culturales, tiene lugar en enero en la estación alpina del cantón de los Grisones.

El Reporte de la Competitividad Global (RCG) considera criterios de evaluación que van desde la solidez macroeconómica de un país hasta la transparencia de sus instituciones, el grado de tecnología, la probidad de sus sistemas judiciales y los logros de escolaridad de cada nación.

End of insertion

Datos clave

Los 10 países más competitivos del orbe en 2007 son: EEUU, Suiza, Dinamarca, Suecia, Alemania, Finlandia, Singapur, Japón, Gran Bretaña y los Países Bajos.

Y los 10 menos competitivos son: Chad, Burundi, Zimbabwe, Mozambique, Timor, Guyana, Mauritania, Lesotho, Etiopía y Uganda.

Las 1.000 empresas más rentables del mundo son el soporte económico del WEF.

End of insertion

METODOLOGÍA DEL RCG

El Reporte de Competitividad Global fue diseñado expresamente por Xavier Sala-i-Martin, profesor de la Universidad de Columbia, a petición del World Economic Forum (WEF).

Su primera edición tuvo lugar en 2004 y toma como punto de partida información económica publicada por los gobiernos, bancos centrales y empresas.

Adicionalmente, echa mano de los resultados de la 'Encuesta Ejecutiva de Opinión' (Executive Opinion Survey), un sondeo que realiza el WEF entre institutos de investigación y empresas.

La edición 2007-2008, en particular, analizó 131 países y tomó en cuenta la opinión de 11.000 líderes, ambos datos récord para el WEF. Y la metodología se afina constantemente para hacer más certeros los resultados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo