Navigation

Skiplink navigation

Suiza y España, punteros en nanotecnología

El microscopio con efecto de túnel, desarrollado por IBM en Zúrich en los años 80, abrió la vía a la nanotecnología. IBM

La investigación sobre átomos y moléculas promete grandes descubrimientos útiles para la medicina, la informática o la agricultura.

Este contenido fue publicado el 14 noviembre 2006 - 16:03

Ambas naciones celebraron en Madrid y Valencia una serie de jornadas científico empresariales "altamente productivas" , en opinión de la Seco.

Hablar de "nanotecnología" implica aún sumergirse en un universo desconocido. Normal si consideramos que hace apenas medio siglo esta rama de la ciencia era prácticamente inexistente, hasta que el Premio Nobel de Física estadounidense Richard Feyman desveló al mundo sus posibilidades.

Y Suiza, junto con Gran Bretaña, Francia y Alemania son países punteros en Europa en el desarrollo de la llamada nanociencia o dicho en palabras simples, en la investigación y manipulación de los átomos y las moléculas.

De ahí que expertos de España y Suiza se hayan reunido la semana pasada en Madrid y en Valencia para celebrar las Jornadas Científico Empresariales en Nanotencología Aplicada España-Suiza 2006.

¿Útil para qué?

Lo primero, ¿en qué ámbitos es aplicable la nanotecnología?
De entrada, se trata de un ensamblaje de disciplinas diversas, del arte de ir a las moléculas y a los átomos a encontrar información hasta ahora desconocida.

En química, por ejemplo, implica llegar hasta las estructuras más pequeñas de un material determinado para crear nuevos compuestos.
En medicina, por citar otro ejemplo, las nanopartículas llevan implícita la esperanza de desarrollar tratamientos que alivien enfermedades ahora incurables.

Y en términos generales, la nanotecnología es útil también a la bioquímica, la biología molecular, la física, la electrónica y también la informática.

En el terreno práctico para las empresas, algunas de las aplicaciones de la nanotecnología pueden ser el almacenamiento de energía, mejoras a la productividad agrícola, tratamiento de aguas, procesamiento de alimentos, detección y control de plagas, o desarrollo informático.

En Suiza, concretamente, una aplicación que se le dio a esta disciplina se tradujo en la innovación de materiales que se utilizaron para el barco Alinghi que ganó la Copa América de Vela, y que participará en 2007 justamente en Valencia.

Las delegaciones

Las Jornadas Científico Empresariales en Nanotencología Aplicada España-Suiza 2006 tuvieron lugar entre el 07.11 y el 09.11 y convocaron a unos 200 participantes entre empresarios, científicos y políticos de los dos países, dispuestos a estudiar el mercado de desarrollo de la investigación nanotecnológica.

Por parte de Suiza, la delegación integró a 40 especialistas del Ministerio Suizo de Educación e Investigación y de la Oficina Federal de Formación Profesional y Tecnología.

Al frente, estuvieron Jean-Danel Gerber, secretario de Estado de Economía (Seco); y Charles Kleiber, su homólogo en Educación; así como por Úrsula Renold, Directora de Oficina de Formación Profesional.

En la contraparte española, los responsables de la coordinación fueron la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y la Fundación para la Innovación Urbana y el Conocimiento Económico de la Comunidad autónoma de Valencia (FIVEC).

En Madrid participaron 64 expertos en la materia, y en Valencia alrededor de 78.

Y las jornadas de trabajo transcurrieron entre la teoría y la práctica.

El debate de las ideas fue conducido por Alfonso Carcasona García, vicepresidente de la Cámara del Comercio y la Industria de Madrid, por Jean-Daniel Gerber, en su calidad de titular de la Seco; Francisco Marcellán, secretario general de las Universidades de Investigación de España; así como por Charles Kleiber, Carlos Martínez, José Manuel Leceta, Úrusula Renold, todos investigadores de alguna de las dos naciones.

Y los trabajos se profundizaron a partir de la evaluación de la aplicación de la nanotecnología en empresas como ABB o CSEM, así como con la visita directa de las instalaciones de grupos como Dragados, Airbus/HEDÁS-Casa Espacio, Repsol o el Centro de Investigación Microelectrónica y de Materiales de Madrid.

Los resultados

Consultada por swissinfo sobre las conclusiones y resultados de los encuentros, la portavoz de la Oficina Federal de Formación Profesional y de la Tecnología, Ariane Baechler, aseguró que "la misión cumplió el objetivo fijado de animar a empresas, institutos de investigación y escuelas de alto nivel de España y de Suiza a integrar la nanotecnología a su ámbito de trabajo cotidiano".

Baechler explicó que el encuentro fue productivo porque se visitaron talleres, centros de investigación y empresas, y se desarrollaron unas 150 entrevistas personalizadas entre los participantes de la delegación suiza y sus homólogos españoles, lo que derivará en futuros negocios y también en presupuesto para nuevas investigaciones.

Aún falta, detalla, la evaluación de los propios participantes, independiente a la visión positiva que tienen las autoridades organizadoras sobre el encuentro. Esta semana se hará el balance oficial.

Por su parte, desde Valencia, la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, dijo a swissinfo que a un año de haberse firmado el protocolo de colaboración entre la Confederación Helvética y la Comunitat Valenciana para estrechar relaciones, el encuentro fue altamente fructífero.

"Desarrollar la nanotecnología en las empresas es uno de nuestros retos por una razón muy simple: nos permitirá aumentar la competitividad de las empresas, y eso siempre se traduce en nuevos empleos", dijo.

Al final, el objetivo de todo desarrollo científico y tecnológico es una mejora en la calidad de vida de la gente. Una tarea en la que la nanociencia aún tiene mucho por decir.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

Un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro.

La nanociencia es el estudio y manipulación detallada de las estructuras moleculares.

Suiza es un país pionero en la materia. La invención del Microscopio de Fuerza Atómica (ATM), fundamental para la nanociencia, se debe al suizo Heinrich Rohrer, Premio Nobel de Física 1986, investigador de IBM en Zúrich.

La nanotecnología supone nuevas aplicaciones positivas para la medicina, química, física y en general para el desarrollo de las empresas.

Actualmente, gigantes empresariales mundiales como IBM, Hewlett-Packard o Nec invierten onerosos "nanopresupuestos" para desarrollar investigaciones en la materia.

End of insertion

Datos clave

Algunos de los participantes en las Jornadas de Nanotecnología fueron:

Alcan Tecnology and Management
Brut de Béton
Bühlmann
Centro Suizo de Electrónica y Microtécnica
Escuela Politécnica Federal de Lausana
Escuela de Ingeniería de Ginebra
Mycro-Sphere
Alatec Ingenieros Consultores
Instituto de Nanociencia de Aragón
INTA
Nanotec Electrónica
Nanozar
AIDO

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo