Navigation

El voluntariado en Suiza se modifica

​​​​​​​

Este contenido fue publicado el 28 mayo 2018 - 11:26
El campo educativo, un amplio espacio para el trabajo voluntario. Fabian Biasio/pixsil

El voluntariado tradicional se reduce en Suiza, según un estudio publicado este lunes por el Instituto Gottlieb Duttweiler (GDI). Los voluntarios no quieren involucrarse en el largo plazo, ni ser “simplemente ejecutantes”.

Los compromisos regulares y de largo plazo atraen a un número cada vez menor de voluntarios. “A las sociedades de música les faltan secretarias; a las comunas, presidentes, a los bomberos, ayuda”, señala el GDI en su estudio ‘Los nuevos voluntarios’, efectuado por encargo de ‘Pour-cent culturel Migros’.

Las razones: los suizos se desplazan cada vez más, lo que tiende a limitar su relación con el contexto local que es donde se realiza la mayor parte del voluntariado. Además, frente a la multiplicación de las opciones disponibles, las personas, “tienden a asustarse por los compromisos a largo plazo”.

“Cambio de paradigma”

El estudio analiza esta disminución no como un desencanto con el voluntariado, sino como un “cambio de paradigma”. Si el trabajo voluntario convencional disminuye, aumentan los compromisos a corto plazo. Por lo tanto, muchas personas se involucran en proyectos como la participación en un intercambio, un proyecto coral con inmigrantes o la redacción de artículos de Wikipedia, precisa la publicación.

Los voluntarios “ya no desean ser solo ejecutantes y trabajadores gratuitos. Quieren participar también en la reflexión y la toma de decisiones”. Ahora observan los objetivos y el “por qué” de sus acciones y no solamente el “cómo” realizarlas, puntualiza el GDI.

Se refiere igualmente a la digitalización y señala que no solamente brinda mayores oportunidades para el desarrollo de este nuevo voluntariado, sino que facilita las tareas e incrementa el impacto en diversas áreas.

Indica que muchas personas no se involucran porque no saben a dónde ir, mientras que Internet facilita la creación de redes y permite que más personas participen. “La Web 2.0 nos sumerge en una era dorada de participación social a nivel digital”, que también influye en la cooperación en el mundo real, analiza el GDI.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.