Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

UBS Decisión dolorosa, pero necesaria

CEO d’UBS, Sergio Ermotti annonçant la nouvelle qui «fait mal».

CEO d’UBS, Sergio Ermotti annonçant la nouvelle qui «fait mal».

(AFP)

La prensa suiza saluda las medidas anunciadas por el UBS de suprimir 10.000 puestos de trabajo, al juzgar que la decisión del gigante bancario helvético, si bien es dolorosa, resulta necesaria.

Esto, en momentos en que se adapta a normas de capital más estrictas que hacen que sea más difícil que los bancos de inversión obtengan beneficios tras la crisis financiera.

El banco con sede en Zúrich se centrará en su banca privada y una banca de inversión más pequeña, abandonando gran parte del negocio donde vio perder 50.000 millones de dólares durante la crisis financiera y 2.300 millones de dólares por la actuación del operador Kweku Adoboli, actualmente en juicio por cargos de fraude y falsedad en documentos contables.

El presidente ejecutivo Sergio Ermotti encabeza la revisión trienal de inversión bancaria, que tiene como objetivo ahorrar 3.400 millones de francos suizos (3.630 millones de dólares), sumados a los recortes existentes de 2.000 millones de francos.

El banco suizo anunció que separará muchas actividades de renta fija con el fin de reducir posiciones en negocios que abandonará, a medida que ya no sean rentables. Las razones: las reglas de capital introducidas después de la crisis financiera que se han vuelto más duras para los negocios riesgosos.

Es la noticia principal del acontecer nacional en la que se concentran los rotativos helvéticos este miércoles (31.10.)

“Con el abandono de visiones irrealistas, el UBS ha dado un gran paso, aun cuando el proceso de aprendizaje le llevó años”, escribe el Neue Zürcher Zeitung.

“Al pasar la página del banco de negocios, Sergio Ermotti, director del grupo desde hace un año, sobre todo pasa una página importante de la historia del primer banco suizo, aquella del dinero fácil y de los productos financieros complicados, de ganancias rápidas y pérdidas abismales”, comenta la Tribune de Genève.

 

Para Le Temps, en esta decisión está clara “la marca de Axel Weber”, el otrora banquero central alemán, nombrado en mayo pasado en la presidencia del UBS. “Axel Weber no tardó en recentrar al UBS en la gestión de fortuna. Este movimiento fue provocado por el endurecimiento de las reglas para desmotivar estas actividades altamente riesgosas del banco de negocios. Sin embargo, hace apenas un año, una reorganización de esta amplitud no habría sido prevista”.

El Tages Anzeiger subraya un punto esencial en el panorama futuro del principal banco suizo: “Para los negocios de gran riesgo se debe ahora invertir tanto capital, que no podrá ser tan sencilla la rentabilidad”.

El diario Blick habla de un día negro en Suiza con este anuncio, no obstante, sostiene: “La decisión es dolorosa, pero correcta e ineludible”.

Recorte en el UBS

Las medidas de reestructuración se traducen en un recorte del 15% de la plantilla laboral, de  63.745 a 54.000.

De los 10.000 despedidos, 2.000 pertenecerán a personal de banca de inversión.

Alrededor de 2.500 puestos se suprimirán en Suiza, un poco más que en Estados Unidos, y el resto en Gran Bretaña.

 

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×