Navigation

Vacunas anti-COVID-19: El retraso cuesta a Suiza hasta 100 millones al día

Unas 650 000 dosis se espera que lleguen a Suiza en febrero, la mitad de lo previsto inicialmente. Keystone / Ennio Leanza

Los retrasos en la entrega de las vacunas por parte de los fabricantes significan altos costos en la economía, advierten los expertos. Sin embargo, el ministro del Interior, Alain Berset, confía en que puede alcanzarse el objetivo de vacunar a todas las personas que lo deseen antes del verano.

Este contenido fue publicado el 01 febrero 2021 - 12:34
Keystone-SDA/NZZ/jdp

Según el dominical suizo en lengua alemana NZZamSonntag, solo será posible vacunar a 650 000 personas en febrero, a diferencia del objetivo inicial de 1,3 millones.

El Gobierno cambió su objetivo de vacunación la semana pasada después de que tanto Pfizer/BioNTech como Moderna anunciaran retrasos en las entregas de sus vacunas.

El 21 de enero, el ministro del Interior, Alain Berset, anunció que debería ser posible administrar 525 dosis por cada 100 000 personas cada día, los siete días de la semana. La semana pasada, una carta confidencial enviada por la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) a los cantones redujo esta cifra a 380 vacunas por cada 100 000 personas al día. Además, la vacuna solamente se aplica en días laborables.

Según la carta enviada a los cantones el 27 de enero, será difícil alcanzar el objetivo de 650 000 vacunas. Se espera que en febrero se entreguen unas 200 000 dosis. Si se combinan con las reservas actuales en los cantones, el total de vacunaciones asciende a 450 000 dosis, según el documento.

La lentitud del despliegue no solo tiene consecuencias sanitarias, sino también un enorme impacto en la economía. "Si la situación económica se normaliza un día antes gracias a la vacunación, Suiza ahorrará hasta 110 millones de francos al día", afirma la sección de economía del Grupo de Trabajo COVID-19 en un nuevo estudio.

Recuperar el tiempo perdido

En una entrevista concedida al mismo periódico, Berset afirmó que, aunque en febrero se vacunará a menos personas de las previstas, cree que aún será posible vacunar a todos los que lo deseen antes del verano. "Ahora tenemos el problema de que estamos recibiendo algunas entregas más tarde de lo previsto. Esto es molesto, pero tenemos que vivir con ello y adaptarnos constantemente", dijo.

Añadió que el país compensará el déficit. "Para que la campaña tenga éxito, no es decisivo que hayamos vacunado al primer 10% de la población a finales de enero o a finales de febrero. Es importante que seamos rápidos en el segundo trimestre, cuando lleguen los grandes lotes de vacunas".

Berset señaló que con el tiempo se sumarán otras vacunas, incluida la de AstraZeneca, de la que Suiza ha pedido 5,3 millones de dosis. En total, Suiza ha encargado 15,8 millones de dosis a tres fabricantes. Un portavoz de la filial suiza de Johnson & Johnson dijo al SonntagsZeitung que la empresa está en conversaciones con la Oficina Federal de Salud Pública sobre la aprobación de su vacuna en Suiza.

Hasta la fecha, unas 260 000 personas en Suiza han recibido al menos la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La proporción de personas que quieren vacunarse parece ir en aumento, según una encuesta de la Universidad de Zúrich. En la tercera semana de enero, un 55% de las personas entrevistadas dijo que probablemente se vacunaría, en comparación con solo un 41% a mediados de diciembre.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.