Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

VOTACIONES DEL 12 DE FEBRERO ¿Hay que facilitar el pasaporte suizo a los nietos de inmigrantes?



El procedimiento para obtener la nacionalidad suiza puede ser largo y costoso. 

El procedimiento para obtener la nacionalidad suiza puede ser largo y costoso. 

(Keystone)

Los extranjeros que desean obtener el pasaporte suizo deben armarse de paciencia y estar dispuestos a pagar varios miles de francos. Las autoridades federales quieren facilitar el procedimiento para la tercera generación de inmigrantes. La derecha conservadora denuncia una venta a bajo precio de la nacionalidad, mientras los defensores de la medida la consideran un gesto de reconocimiento legítimo hacia los jóvenes que han crecido en el país.

El hecho de que vuestra familia esté establecida en Suiza desde la generación de vuestros abuelos no necesariamente facilitará la obtención de la nacionalidad suiza. Actualmente, los jóvenes extranjeros de tercera generación deben realizar el mismo trámite de naturalización que sus padres o abuelos, salvo que su cónyuge sea suizo. Un procedimiento que puede durar años y ser costoso.

¿Se debe, por lo tanto, facilitar el acceso al pasaporte rojo con la cruz blanca a los nietos de los inmigrantes? Esta pregunta será formulada al pueblo suizo el 12 de febrero próximo bajo la forma de un decreto federalEnlace externo. Si es aprobada en las urnas, se introducirá una modificación en la Constitución que tanto el Gobierno como el Parlamento recomiendan aceptar.

Criterios estrictos

«Prácticamente, la tercera generación no tiene más que relaciones turísticas y simbólicas con el país mítico de los abuelos. Su realidad está bien arraigada en Suiza”, subraya la diputada socialista Ada MarraEnlace externo, artífice del proyecto. A la proposición le tomó tiempo avanzar. Pasaron más de ocho años desde que esta hija de inmigrantes italianos presentara en 2008 su iniciativa parlamentaria “Para que Suiza reconozca a sus hijos” que será votada en febrero.

El texto sobre el cual deberá pronunciarse el pueblo es fruto de un compromiso. Las condiciones para acceder al procedimiento de naturalización facilitada fueron incrementadas durante el debate parlamentario. Para que un extranjero de tercera generación pueda beneficiarse, debe tener menos de 25 años, haber nacido en territorio helvético, estar en posesión de un permiso “C”, de residencia y haber cumplido al menos 5 años de escolaridad obligatoria en Suiza.

Pero no es todo. Al menos, uno de los padres del demandante debe cumplir esos dos últimos criterios, además de contar con un mínimo de 10 años de establecimiento en Suiza. También se exigirá que al menos uno de los abuelos haya nacido en Suiza o que se pueda probar que fue titular de un permiso de residencia en el país.

Si bien Ada Marra reconoce que el proyecto “no es revolucionario”, estima sin embargo que tiene razón de ser. Según la parlamentaria, la adopción del texto permite avances importantes: “En primer lugar, invierte la exigencia de la prueba. No le correspondería ya al joven candidato probar que está integrado, sino a las autoridades cantonales probar que no lo está. En segundo lugar, el artículo constitucional permitiría armonizar las prácticas cantonales». Actualmente, los cantones no aplican la ley de la misma manera; dieciséis de entre ellos ya han flexibilizado el trámite para los extranjeros de tercera generación. 

Cerca de 25 000 candidatos potenciales

En total, cerca de 25 000 jóvenes podrían presentar una solicitud de naturalización facilitada si la

reforma fuera aceptada el 12 de febrero, según un estudio del profesor Philippe Wanner, de la

Universidad de Ginebra. Lo anterior representa 2 200 por año. La mayoría de los jóvenes posee la

nacionalidad italiana, pero buen número son originarios de Turquía y de los Balcanes.

Fin del recuadro

"Abaratar la nacionalidad suiza”

Este compromiso seduce a todos los partidos, a la excepción de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), que acusa a la izquierda de querer “abaratar la nacionalidad suiza”. El diputado UDC Jean-Luc AddorEnlace externo  no comprende porqué un extranjero de tercera generación tendría que disfrutar de un trámite facilitado: “Es como para entrar en un club, hay que hacer una solicitud de adhesión, y no conozco muchos clubes que regalen las formalidades de admisión. Suiza sería el único club en el que se aceptara ese criterio”.

Jean-Luc Addor se muestra intransigente: el procedimiento de naturalización no debe ser flexibilizado salvo en los casos previstos por la ley, como en el del matrimonio entre una persona suiza y una extranjera. No está de acuerdo con las simplificaciones introducidas en algunos cantones. Para él, el pasaporte suizo se obtiene « luchando y como final de un recorrido que permite demostrar la integración y la motivación de los candidatos”.

Ada Marra no acepta la crítica de querer poner en venta y a bajo precio el pasaporte suizo: “Nada de eso, los procedimientos facilitados solamente van a beneficiar a 4 000 o 5 000 personas por año sobre dos millones de extranjeros. Y es importante reconocerlos como miembros de la familia”.

Un estudio publicado el 11 de diciembre estima que unos 2 200 jóvenes por año podrán solicitar una naturalización facilitada (ver recuadro).

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ningún automatismo

No es seguro, sin embargo, que los argumentos de la izquierda logren convencer a los votantes. No es la primera vez que la ciudadanía debe pronunciarse sobre esta temática; el pueblo ya rechazó tres veces proyectos de naturalización facilitada. El último fracaso fue en 2004. Los votantes dieron un NO, por escaso margen (51,6%), a la entrega automática del pasaporte rojo con la cruz blanca a los extranjeros de la tercera generación. También habían votado en contra de una simplificación para la segunda generación.

¿Vencerá esta cuarta tentativa? Ada Marra así lo espera y subraya que contrariamente al del 2004, el proyecto actual no prevé la naturalización automática de los jóvenes extranjeros: “Se ha hecho de todo para que no haya la mínima posibilidad de introducir el derecho de suelo”. La socialista interpreta como un signo positivo el rechazo en 2008 de la iniciativa de la UDC “A favor de las naturalizaciones democráticas”, que solicitaba que los trámites de naturalización fueran sometidos a votación popular en las comunas.

El 12 de febrero próximo, la iniciativa deberá reunir la doble mayoría del pueblo y los cantones. Sus partidarios van a tratar de movilizar a los jóvenes a través de las redes sociales, a las juventudes de los partidos, los sindicatos y también a las asociaciones de migrantes.

Carrera para obtener el pasaporte suizo

En el 2015 se constató un neto aumento del número de naturalizaciones. 40 888 personas obtuvieron la nacionalidad suiza, contra 33 325 en 2014, según datos de la Secretaría de Estado para las Migraciones. Es decir, un alza de 23 % en el espacio de un año, y un cambio de tendencia, ya que desde 2006 las naturalizaciones tendían a la baja.

Los expertos en migración, como el profesor de la Universidad de Berna, Alberto Achermann, explican ese aumento como consecuencia de la incertidumbre ligada a la aplicación de la iniciativa contra la inmigración masiva y de aquella en favor de la expulsión de los extranjeros que delincan. El endurecimiento de la ley sobre la nacionalidad suiza, cuya versión revisada entrará en vigor en 2018, explica también el aumento de las naturalizaciones en 2015.

Fin del recuadro


Traducido del francés por Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×