Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Xtrata invertirá 1.560 millones de francos en Perú

El nuevo proyecto en Perú dará continuidad al inciado en la mina de Tintaya, en la imagen, adquirida por Xstrata en 2006.

(AFP)

La nueva mina de cobre Antapaccay generará 3.000 empleos durante su fase de construcción y 1.100 empleos fijos cuando entre la fase de operaciones en 2012. Perú vive una oleada de desarrollo minero que podría convertirle en la principal potencia cuprífera del mundo dentro de cinco años.

El principal daño colateral: el impacto ambiental. La suiza Xstrata se comprometió a reducirlo al mínimo.

De avanzar al ritmo actual, Perú podría desbancar a Chile como el primer productor de cobre del mundo para el año 2015. Y el grupo minero anglo-suizo Xstrata sería parte de la explicación con sus proyectos Las Bambas y Tintaya-Antapaccay.

En el presente, Perú tiene en marcha 19 proyectos cupríferos que sólo durante el año pasado le permitieron generar divisas por 6.300 millones de francos suizos, según cifras confirmadas a swissinfo.ch por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Prom-Perú).

Perú fue el último país de Sudamérica en subirse a la ola de explotación de cobre, ya que sus inversiones a gran escala iniciaron apenas en el año 2000, a diferencia de Chile en donde el crecimiento de la explotación se registró sobre todo durante la década de los 90.

Pese a la demora, los últimos cinco años han sido intensos en el desarrollo minero de Perú. Y el grupo helvético-británico Xstrata acaba de anunciar una inversión (07.05) por 1.560 millones de francos suizos en Antapaccay.

Antapaccay enciende motores

El grupo Xstrata anunció que, tras haber obtenido en 2009 la aprobación de las autoridades peruanas para su Estudio de Impacto Social y Ambiental para Antapaccay, iniciará en un par de meses la construcción formal de la mina.

Se trata de un proyecto que dará continuidad a su homóloga de Tintaya, adquirida por Xstrata en el 2006, y ubicada a sólo 10 kilómetros de la nueva explotación.

Cabe recordar que la vida útil de Tintaya concluye en 2012, año en el que Antapaccay estará lista para iniciar operaciones y según las previsiones de Xstrata posee reservas probadas de cobre para 20 años de operación.

El grupo suizo asegura que la infraestructura existente en Tintaya será utilizable en el nuevo proyecto, lo que permitirá aumentar la producción cotidiana del grupo en hasta 60% en los próximos años, sin que esto implique un repunte en los gastos de operación.

La cercanía de las dos minas facilitará la realización de economías de escala a favor de las finanzas de la minera.

Unos 3.000 empleos

Al presentar el proyecto, el director de la división de cobre de Xstrata, Charlie Sartain, afirmó que la nueva mina permitirá al grupo aumentar de forma sustancial su producción minera para el año 2014, para ubicarla en 1,5 millones de toneladas anuales.

Por su parte, Mick Davis, director ejecutivo de Xstrata confirmó que la fase de construcción entrañará la creación de 3.000 empleos en la nueva mina. Y una vez que quede concluida, en 2012, Antapaccay dará empleo fijo a unas 1.100 personas, una plantilla laboral 10% superior a la que tiene Tintaya.

Davis destaca que cuando Xstrata adquirió Tintaya, en 2006, sabía de antemano que la vida productiva de la mina se acercaba a su fase final, pese a lo cual se ha trabajado en aumentar al máximo su eficiencia y rendimiento.

El impacto ambiental

En la minería, como en cualquier otra industria, siempre existe el reverso de la moneda, el que está ligado al costo social y medioambiental, no al rendimiento financiero.

De acuerdo con la organización no gubernamental 'Declaración de Berna', por cada tonelada de cobre que explota una minera internacional, se generan en promedio 99 toneladas de materiales susceptibles de convertirse en desechos.

Y la propia 'Declaración de Berna' ha alertado desde 2006 sobre los riesgos de la explotación de las minas de cobre en Sudamérica y los riesgos que esto entraña para el manto acuífero de esa región.

Xstrata explica que ha realizado el trabajo necesario para neutralizar dicho impacto medioambiental y refiere que su compromiso está contenido en su más reciente informe de sostenibilidad para Xstrata Perú.

En el citado documento, José Marún, presidente ejecutivo de Operación de Xstrata Perú, refiere que tanto Las Bambas (el proyecto minero más ambicioso que tiene en marcha el grupo en Perú) con inversiones previstas superiores a los 4.800 millones de francos suizos, como en la dupla minera Tintaya-Antapaccay, se han comprometido a respetar todas las reglas y certificaciones ambientales necesarias. Concretamente, las contenidas en el ISO 14001.

“No hemos tenido ningún incidente ambiental significativo hasta ahora, ni hemos recibido multas por incumplimiento”, detalla.

Trabajar con la gente

De acuerdo con Xstrata, en materia medioambiental, las mineras tienen el compromiso de trabajar con directamente con la sociedad.

En el proyecto Antapaccay, confirma el grupo, se han desarrollado una serie de talleres para informar a la población sobre los alcances del Estudio de Impacto Ambiental.

Y en principio, en el nuevo proyecto peruano el único conflicto de orden social que subsiste es el entablado con el Club de Madres de la Virgen de la Merced, una estructura social constituida por mujeres -frecuentemente viudas o solteras- que se unen para trabajar y dar vida a la economía local.

Para operar al 100% su proyecto de Antapaccay, Xstrata requiere un terreno que pertenece al Club de Madres de la Virgen de la Merced y la negociación lleva dos años en curso.

La red peruana de desarrollo sostenible, Muqui, confirma que Xstrata ofreció la compra de un terreno a dicho grupo de mujeres. Pero aún no se ha llegado a un acuerdo que satisfaga los intereses de las dos partes.

Una tarea que queda pendiente para este 2010.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

TRAS EL ISO 14.001

El grupo Xtrasta se ha comprometido con el gobierno de Perú a aplicar los principios de la norma ISO 14.001 que le comprometen a operar un sistema de gestión medioambiental (SGM) que equilibre rentabilidad con reducción del impacto medioambiental.

Una demanda que proviene de la presión ejercida por gobiernos y organismos reguladores, pero sobre todo por asociaciones civiles, ONGs, clientes y accionistas del grupo.

Fin del recuadro

CONTEXTO

La operación de Xstrata en el siglo XXI busca cumplir con los criterios de ecoeficiencia –término acuñado en 1992 por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), que busca incentivar el desarrollo evitando al máximo la generación de desechos y contaminación.

Xstrata tiene su sede en Zug y fue fundada por el millonario helvético Marc Rich. Un empresario que ha buscado siempre el bajo perfil mediático, pero que se conoce en el mundo de los negocios por hacer sido administrador de fondos de la CIA en Suiza durante la Guerra Fría.

Xstrata explota todo tipo de minas: zinc, plomo, plata, cobre, carbón, cromo, vanadio y oro.

Fin del recuadro

DATOS CLAVE

En Sudamérica, Xstrata opera sobre todo en Chile y Perú.

En Perú, el grupo suizo estima que en el proyecto Tintaya-Antapaccay existe una reserva de 720 millones de toneladas de recursos minerales, de los cuales hasta 0,6% podrían ser reservas de cobra, y 0,12%, de oro.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×