Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EDUCACIÓN SUIZA ¿Preparados para elegir carrera a los 14 años?


 A bicycle mechanic apprentice goes about his work 

Los jóvenes que optan por un aprendizaje ingresan desde temprana edad en el mercado laboral.

(Christian Beutler / Keystone)

Los estudiantes deben asumir importantes decisiones sobre su futuro profesional a una edad temprana en Suiza. ¿Demasiado pronto, o simplemente bien? Las opiniones están cada vez más divididas.

Los adolescentes suizos concluyen la escuela obligatoria entre los 15 y los 16 años, pero tienen que empezar a planificar su carrera profesional al menos dos años antes. A los 14 deben tomar la decisión final y ese puede ser un proceso difícil.

Alrededor del 20% de los estudiantes eligen la escolaridad preuniversitaria (denominada gymnasium en alemán y gymnase en francés, de tres años, en general). Al menos dos tercios optan por un aprendizaje de uno de los más de 250 oficios, bajo el sistema ‘dual’ suizo, que les permite combinar la formación escolar con un trabajo remunerado.

Diversos jóvenes comentaron a swissinfo.ch que es difícil tener una idea clara de lo que se quiere hacer a los 14 años, un señalamiento en el que coinciden muchas personas mayores.

Rusos expatriados dijeron que estaban acostumbrados a cambiar de actividad con mayor frecuencia debido a la inestabilidad económica. Por esa razón, prefieren que pueda haber flexibilidad en el momento en que sus hijos escojan su carrera, precisó uno de ellos a swissinfo.ch.

En Estados Unidos y el Reino Unido se pone más énfasis en ir a la universidad, señalaron padres de familia de esos países. Los aprendizajes pueden ser menos considerados como una opción, ya que son menos conocidos.

Sobre la elección de la trayectoria profesional en Suiza, algunos sectores estiman que se produce a una edad muy temprana. Nidwalden,Enlace externo un pequeño cantón de la Suiza central, propuso recientemente que algunos de sus alumnos de primaria comenzaran la escuela un año más tarde (actualmente ingresan a los seis años). El cantón arguyóEnlace externo que los alumnos que concluyan la escuela a una mayor edad podrían “tomar una decisión más madura sobre su carrera”.

La propuesta de Nidwalden

En el cantón de Nidwalden, los niños deben haber cumplido seis años a finales de junio para poder comenzar la escuela primaria en el año escolar siguiente. En enero, el cantón anunció que quería adelantar esa fecha a febrero. Eso significaría que alrededor de un tercio de los niños irían a la escuela un año más tarde y, por consecuencia, terminarían un año más tarde.

El cantón consideraEnlace externo que un número creciente de jóvenes "no están lo suficientemente maduros para tomar una decisión sobre su formación posterior o sobre el inicio de un aprendizaje” al final de su escolaridad básica. Sería mejor si fueran mayores, argumentó.

Si se acepta, la propuesta entrará en vigor no antes de 2020.

Fin del recuadro

La Federación de Profesores Suizos, de la región helvética de habla alemana, se opone a esa medidaEnlace externo aduciendo que va en contra de los esfuerzos por armonizar los 26 sistemas educativos cantonales del país.

Siempre un reto

Jürg SchweriEnlace externo, profesor del Instituto Federal Suizo de Educación y FormaciónEnlace externo,  considera que elegir una carrera es siempre un reto, ya sea a los 15 o a los 25 años. “Por las investigaciones sabemos que los jóvenes tienen una idea de lo que está sucediendo en el mercado laboral, pero que también sienten mucha incertidumbre sobre qué hacer”, puntualizó.

Los jóvenes de entre 14 y 15 años también están en un momento de definición de su identidad, lo que dificulta la toma de decisiones.

Al final, hay dos opciones, cada una con su propia compensación, explicó Schweri. Los alumnos pueden permanecer en la escuela y retrasar la decisión de su carrera, pero no experimentar la vida fuera del aula. O bien, tomar decisiones clave desde el principio, conocer el mundo exterior y tener la opción de cambiar de rumbo más adelante, lo que es posible con el sistema suizo.

“Los aprendices maduran antes que los jóvenes que solamente van a la escuela porque tienen muchas experiencias e interacciones nuevas y eso les ayuda a decidir sobre su futura carrera”, aseguró Schweri.

Presión de los padres

“Muy a menudo, los padres tienen ideas muy precisas sobre lo que sus hijos deben hacer”, anotó Daniel Reumiller, jefe de la oficina de orientación profesional del cantón de BernaEnlace externo, que apoya a las escuelas en la asesoría a los estudiantes.

Agregó que los padres pueden presionar a sus hijos para que asistan a escuelas preuniversitarias.

Zúrich acaba de efectuar su  examen de ingresoEnlace externo -famoso por su severidad- para el curso preuniversitario que comienza a los 12 años. En algunas partes de la ciudad, especialmente en aquellas con un gran número de profesionistas y extranjeros con buenos puestos de trabajo, alrededor de la mitad de los alumnos de cualquier clase podría aprobar el examen, afirmó un padre de familia.

El número de jóvenesEnlace externo que asisten a las escuelas preparatorias para una educación superior se ha incrementado en Suiza en las dos últimas décadas: de unos 86 000 en 2000/1 a casi 110 000 en 2017/8.

“Especialmente con los jóvenes de 14 o 15 años, tratamos de mostrarles que hay más de 250 oficios entre los que pueden elegir, así que hay más de lo que les dicen sus padres, compañeros o incluso sus hermanos mayores”, acotó Reumiller, que también es presidente de la Conferencia Suiza de Servicios de Orientación Profesional.Enlace externo Agregó que normalmente también se invita a los padres a las sesiones, para que los consejeros puedan observar el contexto familiar y asegurar una buena comunicación.

Los estereotipos de género a menudo inciden, ya que a muchos estudiantes no les gusta destacarse eligiendo lo que se consideran un trabajo típico de género, añadió.

Sistema permeable

Para Reumiller el hecho de tomar una decisión profesional a una edad temprana funciona generalmente en Suiza debido al sistema educativo único del país.

“Es temprano, pero no creo que sea demasiado temprano. Si se les pregunta a los jóvenes [acerca de su decisión] cuando han terminado su educación, la mayoría dicen que fue una buena elección”.

Recordó que aquellos estudiantes que tienen mayor dificultad para decidirse pueden optar por las llamadas “soluciones puente”, por ejemplo, tomando un año extra en la escuela o un año en el extranjero para aprender idiomas.

Además, la cualificación obtenida tras un aprendizaje es bien reconocida en el mercado laboral, subrayó Schweri.

En general, el sistema suizo es permeable al ofrecer a los jóvenes un camino desde el aprendizaje hasta la universidad si los muchachos deciden continuar sus estudios. Schweri señaló que el miedo a la toma de decisiones al principio de la carrera, a menudo puede atribuirse al temor de haber elegido un aprendizaje, pero querer estudiar en la universidad más tarde.

Es un poco más difícil saltar de lado, dijo Reumiller, por ejemplo, de un tipo de aprendizaje a otro. En su opinión, la permeabilidad horizontal entre las profesiones “podría aumentarse” en Suiza, pero espera que en el futuro sea más fácil gracias a las iniciativas en curso.

Escuela obligatoria

En general, los alumnos suizos terminan la escuela obligatoria antes que en algunos otros países. Los 15 años es la edad oficial en las estadísticas de la OCDEEnlace externo, en comparación con los 16 años en Alemania y el Reino Unido, por ejemplo. En Bélgica es a los 18. En Grecia, Eslovenia y Corea, en cambio, la enseñanza obligatoria termina a los 14 años.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes