Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El árbitro suizo del Mundial de Alemania

El árbitro suizo se apresta al Mundial.

(swissinfo.ch)

Massimo Busacca es el único árbitro suizo designado para el Mundial de Fútbol de Alemania, que comienza el 9 de junio.

Para el joven oriundo del cantón Tesino se trata de un gran honor, como indica en conversación con swissinfo.

Sonrisa amplia y ojos negros. Lo encontramos en Monte Carasso, cerca de Bellinzona, donde el joven árbitro firma balones de fútbol y distribuye saludos. Popular, Massimo Busacca mantiene los pies en la tierra, consciente del desafío que le espera.

swissinfo: ¿Cómo se está preparando usted para el Mundial?

Massimo Busacca: Mi preparación no ha cambiado en nada, porque ya antes debí trabajar muy duro y seriamente, para poder ser seleccionado. Por ello continuo mi preparación física y mental como hasta ahora.

El Mundial es una cita prestigiosa, donde se requiere prestar atención a todos los detalles, cuidar de aspectos mínimos, incluidos los elementos colaterales del partido.

swissinfo: ¿Qué representa para usted el Mundial? ¿No teme a la presión?

M.B.: Estos campeonatos son manifestaciones deportivas muy importantes a nivel futbolístico, por lo que no sería honesto decir que no estoy emocionado. Esta participación en el mundial es motivo de orgullo.

La emoción es por tanto natural. Pero, por experiencia, sé que debe ser controlada porque si se llega a la cancha con un fuerte componente emotivo, se corre el riesgo de cometer errores.

Para mí es importante mantener la calma y la lucidez, aunque sé que cuando esté en el terreno para mi primer partido como árbitro en el Mundial, sentiré un poco el palpitar de mi corazón.

swissinfo: ¿Qué se siente ser el único árbitro suizo en el Mundial?

M.B.: Me da mucho placer ya que además de ser el único árbitro suizo, también está presente la selección helvética. Lo que significa que el fútbol suizo no sólo existe, sino que también es respetado a nivel internacional.

El hecho de haber sido seleccionado para representar a mi país en este Mundial me llena de gloria y orgullo.

swissinfo: ¿Aún hay una verdadera pasión por el fútbol o es sobretodo negocio?

M.B.: En el fútbol existen ambos componentes. Existe un gran negocio, pero en la base hay una gran pasión por el balompié. Se trata de un deporte bellísimo, y el juego más bello del mundo es el más popular. Y por tanto es inevitable que en su entorno se muevan muchos intereses. Hay en este sentido situaciones que dejan perplejo e invitan a la reflexión.

La pasión es bella, pero se requiere de educación y buenos modos también en las gradas. Por ello no a nosotros corresponde luchar en contra de esta tendencia y hacer respetar mayoritariamente la regla.

swissinfo: ¿Qué piensa de la ley contra la violencia en los estadios, que un grupo de fanáticos del deporte busca combatir a través de un eventual referéndum?

M.S.: El fútbol necesita de seguidores, de esos apasionados del deporte, jóvenes, familias. Cuando yo participo en un partido es una experiencia distinta cuando el estadio está medio lleno o al tope. Pero la violencia, en la forma que sea, no tiene lugar en los estadios.

swissinfo: ¿Qué tan difícil es la tarea de árbitro?

M.B.: Nuestra labor es muy ingrata porque todos esperan un desempeño perfecto del árbitro, porque nadie quiere perder: ni jugadores, ni los dirigentes de la escuadra, ni los seguidores. Debemos prestar mucha atención a nuestro proceder y a las decisiones que debemos tomar.

Y somos seres humanos, y podemos equivocarnos. La presión sobre nuestras espaldas puede ser muy pesada, aunque creo que un árbitro bien preparado sabe de los desafío que le esperan en la cancha.

swissinfo: ¿Cuáles son las reglas de oro del comportamiento?

M.B.: Nervios firmes y sangre fría. Un árbitro debe tener una clara inteligencia futbolística y conocer perfectamente las reglas y el juego. Debe además tener una personalidad fuerte y debe saber controlarse, sobre todo, si es provocado.

Pero un buen árbitro debe saber establecer una buena relación y una buena comunicación con los jugadores, para que su desempeño sea comprendido y acogido por todos. Si se llega a la cancha arrogante y con actitudes dictatoriales, se hace muy difícil que sea aceptado y respetado como el director de la competición.

Un buen árbitro debe saber admitir sus propios errores y dirigir cada partido como si fuera el más importante.

swissinfo: ¿Además del silbato, cuáles son las otras señales de autoridad de las que dispone?

M.P.: En la cancha el lenguaje corporal tiene una gran relevancia, especialmente en el caso de la falta de un idioma común. Un solo gesto debe hacer entender al jugador que no está haciendo algo justo.

swissinfo: ¿Usted ha aprendido algo en la cancha que pueda utilizar para la vida de todos los días?

M.B.: La tarea del árbitro es una prueba vital, porque cuando estamos en la cancha nos confrontamos a situaciones siempre diversas, particulares, en las que estamos llamados a tomar decisiones importantes. Asumir la responsabilidad de nuestras decisiones ayuda en la vida de todos los días. Sólo que en la vida las debilidades y los replanteamientos están permitidos, en el campo no.

swissinfo: ¿Cuáles son las exigencias para ser un buen árbitro y cómo se consigue serlo?

M.B.: Sobre todo hay que conocer perfectamente el fútbol, sus reglas y mecanismos y haber una visión lúcida del juego. Haber practicado este deporte como jugador representa sin duda una ayuda y seguro, una ventaja.

La carrera de árbitro puede dar muchas satisfacciones y lanzo en este sentido un llamado a los j'jóvenes. La formación de árbitro es breve, porque en realidad es una profesión que se aprende sobre la cancha, a través de una experiencia práctica. Naturalmente los inspectores siguen los partidos y juzgan la idoneidad de las acciones del árbitro.

swissinfo: ¿Cuál es su parecer sobre el nivel del arbitraje en Suiza?

M.B.: Me parece que es bueno, como lo ha sido en el pasado. El hecho de que un representante suizo este en las competiciones internacionales significa que estamos trabajando bien y que nuestro comité nos está guiando correctamente para realizar un arbitraje de alto nivel.

swissinfo: Más allá del fútbol en sí mismo, ¿cuál es su sentir ante todo este entusiasmo alrededor del Mundial?

M.B.: La Copa Mundial del Fútbol es una manifestación en sí misma, que se mueve gracias a una máquina organizativa inmensa y bien experimentada. Y si se piensa que el fútbol es el deporte más popular del mundo, la manía, la fiebre del fútbol es tan sólo un reflejo fiel del interés de la población por esta competición.

Mi participación en este Mundial ha suscitado en la gente una curiosidad singular: me detienen, me preguntan y complace poder destacar el papel del árbitro en un partido. Ciertamente no estamos incluidos en las colecciones de fotografías que se venden para pegar en los álbumes de Mundial, pero nuestra tarea es central.

swissinfo, Françoise Gehring, Monte Carasso
(Traducido del italiano por Patricia Islas)

Contexto

El 9 de junio inicia el Mundial, con la participación de la selección suiza.

También se cuenta con la participación del árbitro suizo Massimo Busacca, de 37 años de edad, designado por la FIFA para encabezar uno de los 23 tríos del arbitraje en esta competición mundial (10 son europeos).

Los asistentes de Busacca serán Francesco Buragina, de 40 años, y Matthias Arnet, de 38.

Cada participante en las tareas del arbitraje dentro del Mundial reciben 40.000 dólares y 100 dólares diarios por gastos.

Fin del recuadro

Datos clave

Massimo Busacca nació en Bellinzona, la capital del cantón suizo del Tesino.

Desde 1996 es árbitro de la liga superior suiza (Super League).

Desde 1998, Busacca se convirtió en árbitro internacional.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×