Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El arte como enlace entre Suiza y Alemania

La puesta en escena de 'Guillermo Tell', en esta imagen, en el Teatro de Zúrich.

(Keystone)

Si 2003 fue predominantemente un año literario en las relaciones entre Suiza y Alemania, 2004 será un período dedicado al teatro.

El gran acontecimiento cultural entre ambos países este año será la celebración del segundo centenario del drama clásico "Guillermo Tell".

Se conmemora el 200º aniversario del estreno en Weimar (este de Alemania) del drama "Guillermo Tell", de Friedrich von Schiller, la obra que más ha marcado el sentimiento nacional de la Confederación Helvética.

Los vínculos culturales entre Suiza y Alemania son muy importantes para ambos países. Principalmente Berlín, en su nueva función como capital de la Alemania unificada y por su impacto mundial, se ha convertido en una "meca" para los artistas helvéticos, al igual que para los intelectuales y artistas jóvenes de otros rincones de Europa y de otros continentes que llegan hasta aquí en mayor número.

Elección creciente

Cada vez más artistas suizos vienen a vivir y a estudiar en Berlín, y no solamente los de habla germana, sino incluso los francoparlantes, que prefieren trasladarse a la capital alemana en lugar de ir a París, no para vender sus obras, sino para crearlas y para reflexionar sobre su trabajo.

A todos ellos, la vida en Berlín les resulta más acogedora que en París o Londres. La capital alemana es más amplia, menos densa, más barata y no hay escasez de viviendas.

Aunque Berlín, una ciudad casi en bancarrota, no es un buen mercado comprador de obras artísticas por el momento, sí es un buen punto de encuentro entre el este y el oeste, así como de intercambio de ideas entre intelectuales y artistas de todo el mundo.

Trasfondo universal

El escritor y pensador suizo Adolf Muschg, nuevo presidente de la Academia de las Artes de Berlín, abogó en una entrevista con swissinfo el pasado agosto por una "unión de Europa" insertada en el "trasfondo universal de una sociedad global en la que diferentes naciones vivan y cooperen de común acuerdo y solidariamente".

Para Suiza, Alemania es también una plaza muy importante en el área de la cooperación científica y tecnológica. Se realiza un intercambio muy intenso y productivo entre ambos países. Hay muchos científicos suizos que trabajan en la investigación, tanto en universidades, como en empresas germanas.

También hay muchos profesores suizos en universidades y compañías alemanas y, por supuesto, muchos científicos alemanes que trabajan en universidades y empresas helvéticas, en los diversos campos de la investigación.

"Aquí hay un muy importante terreno de intercambio recíproco, y este espacio es más importante aún a través de la cooperación científica suiza en el marco de la Unión Europea", coincidieron en señalar a swissinfo fuentes ministeriales suizas y alemanas.

Investigación de punta

El Premio Nobel de Química suizo Kurt Wüthrich, visitó Berlín en noviembre pasado para disertar ante la Universidad Humboldt sobre los sistemas de investigación científica en Suiza, Alemania y Estados Unidos, fundamentalmente en el área de las ciencias naturales.

Wüthrich afirmó que, comparativamente, en Suiza hay más motivación que en Alemania para la investigación de punta, pero señaló que ambos países están todavía muy por detrás de Estados Unidos en la promoción y estímulo del vasto campo del trabajo científico.

Desde la firma de los acuerdos bilaterales entre la Confederación Helvética y la Unión Europea, los suizos pueden cooperar ahora más estrechamente en programas europeos del área científica.

Pero, sobre todo "hay una interrelación muy estrecha entre ambos países. Se entienden muy bien, por provenir de un mismo círculo cultural y por poseer un pensamiento democrático y un fundamento de estado de derecho similares", señalaron.

Gran momento

El gran acontecimiento cultural de 2004 en las relaciones helvético-alemanas será la celebración del segundo centenario del drama clásico "Guillermo Tell", de Friedrich von Schiller, inspirado en la saga del mítico cazador y ballestero suizo que rechazó someterse a Gessler, el representante de los Habsburgo (Austria).

Estrenada el 17 de marzo de 1804 en el Hoftheater de Weimar (este de Alemania), fundado y dirigido por Wolfgang von Goethe, la obra será llevada por el elenco del Deutsches Nationaltheater (sucesor del Hoftheater) a la histórica pradera de Rütli, donde los patriotas de tres cantones (Uri, Nidwald y Schwyz) juraron una alianza eterna para liberarse de la tiranía de Alberto de Austria (1291).

La lucha por la libertad fue el tema tomado por Schiller para revivir el drama de Guillermo Tell, arrestado por Gessler y obligado por éste a atravesar con una flecha una manzana colocada sobre la cabeza de su hijo, prueba de la que salió victorioso.

"Para esa ocasión, jóvenes y ancianos de Weimar serán invitados a Suiza, y a la inversa, jóvenes y personas mayores de Suiza serán invitados a Weimar", dijeron fuentes diplomáticas helvéticas en Berlín. También serán invitados grupos de teatro suizos a Alemania para representar sus nuevas obras.

swissinfo, Juan Carlos Tellechea, Berlín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes