Navigation

Skiplink navigation

El crecimiento da alas a los sindicatos

Los sindicatos quieren que los asalariados se beneficien de la aceleración económica. swissinfo.ch

Los sindicatos evocan la mejoría económica para reivindicar aumentos salariales de hasta el 3,5% en algunos sectores.

Este contenido fue publicado el 03 agosto 2004 - 12:01

La patronal se opone a una subida general de los sueldos y es partidaria de negociar un incremento por sectores.

La economía helvética siguió creciendo el pasado mes de julio, como confirma el barómetro del Centro de Investigación Coyuntural de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (KOF). Y el Producto Interno Bruto (PIB) debería aumentar también en el segundo semestre del año.

Recuperada la confianza, los sindicatos lanzan sus reivindicaciones. “En los últimos años los aumentos salariales fueron escasos para el personal. En definitiva hubo una pérdida del poder adquisitivo”, explica a swissinfo Bruno Schmucki, portavoz del Sindicato de la Industria, Construcción y Servicios (FLMO).

Las estadísticas lo confirman: el bolsillo de los trabajadores suizos ha perdido algunos puntos porcentuales en los últimos años. Y esto modera el afán de comprar y, por ende, la recuperación.

“Respecto al año pasado, el clima económico es mucho mejor y permite incrementos salariales”, sostiene Pietro Cavadini, portavoz de la Unión Sindical Suiza (USS).

Reivindicaciones

La USS no ha anunciado todavía una estrategia definitiva para las negociaciones. Pero las diversas organizaciones sectoriales ya comunicaron sus demandas en las últimas semanas. El Sindicato Construcción e Industria solicita un aumento real de entre el 2,2 y el 3,5%.

“La FLMO pretende aunar fuerzas en el ámbito de los salarios bajos, pero sin duda también la franja media necesita un aumento consistente para poder respaldar la recuperación”. Concretamente se trata de “al menos 100 francos más de sueldo” y salarios mínimos superiores a los 3.700 francos mensuales para el sector metalúrgico.

Casi todas los sindicatos se suman a las reivindicaciones, aunque indican que las necesidades varían de un sector económico a otro.

Consolidar el crecimiento

Los sindicatos afirman que durante la crisis sufrida en los últimos años la economía helvética ha racionalizado todos los procesos de producción. Esto ha generado desempleo también en sectores nuevos como son la informática y la banca. Ahora se espera que quienes conservaron su empleo produzcan más y mejor, pero por el mismo sueldo.

Para asegurar el poder adquisitivo y la competitividad de la plaza económica, los sindicatos quieren un incremento salarial. “El personal cualificado tiene derecho a una remuneración correspondiente. Sólo así se logrará mantener a largo plazo la competitividad y respaldar la recuperación económica que estamos viviendo actualmente”, señala Schmucki.

El director de la patronal ‘economiesuisse’, Peter Hasler, por su parte, no quiere ceder a las reivindicaciones sindicales.

Competitividad amenazada

La asociación empresarial afirma que la subida de los salarios podría frenar el crecimiento, disminuir la capacidad de inversión de las empresas y quizás poner en peligro la competitividad internacional del país. Además considera superado el sistema de los sueldos fijos y se inclina por la introducción de un salario vinculado a la prestación.

Pero los sindicatos no tienen miedo. “Tenemos que conservar la potencialidad económica de Suiza. No podemos hacer frente a la competición que llega del este, ya sea de Polonia o de China. Hace años que la economía interna se concentra en la calidad, especialización y alta productividad. Estos son los ases de la buena evolución de la economía suiza.”

Las razones de la patronal – debilidad del dólar, coste mínimo de la mano de obra en el extranjero o la pérdida de velocidad a escala internacional – no convencen a los representantes de los trabajadores. Los márgenes de ganancia que registraron en los últimos meses la mayor parte de las empresas permiten que los asalariados se beneficien del cambio coyuntural.

Factores externos

Aún así los sindicatos reconocen que el contexto económico actual todavía no es perfecto: “La reciente subida de los tipos de interés por parte del Banco Nacional es una mala señal”, afirma Schmucki.

No había señales inflacionistas, por lo que la reacción del banco central contribuyó a frenar los ánimos y a encarecer las inversiones necesarias para relanzar la coyuntura y reabsorber así el desempleo generado en los últimos años.

“A esto se suman problemas estructurales ligados a la concesión de créditos. Son sobre todo las pequeñas y medianas empresas las que tienen dificultad para conseguir los préstamos necesarios para fomentar la recuperación y la innovación”, concluye Schmucki.

Asimismo los sindicatos esperan incluir en las negociaciones salariales la renovación de los convenios colectivos de trabajo.

swissinfo y agencias

Contexto

El Sindicato Construcción e Industria pide un aumento entre el 2,2 y el 3,5%.

El Sindicato del Comercio, Transportes y Alimentación (FCTA) quiere una subida de entre el 2,5 y el 3%.

El Sindicato de la Industria, Construcción y Servicios (FLMO) reivindica un salario mínimo de 3.700 francos mensuales en el sector metalúrgico.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo