Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Credit Suisse vuelve a ganar

El segundo banco suizo regresa a los números negros.

(swissinfo.ch)

El año pasado reportó utilidades por 5.209 millones de francos suizos. Quedó atrás el descalabro del 2002 que lo llevó a perder 3.309 millones.

Y el número uno en Suiza, el UBS, registró en el 2003 su “segundo mejor año” en la historia.

La banca suiza vivió un extraordinario 2003, pues logró la nada sencilla tarea de remontar los números rojos para cerrar el año con finanzas rentables para sus accionistas.

Lo anterior es particularmente complejo en un entorno de fragilidad económica mundial, en el que los dos bancos líderes de Suiza, el UBS y el Credit Suisse Group (CSG), obtuvieron buenos resultados.

Y aunque en territorio helvético operan unas 400 instituciones de crédito (250 nacionales y 150 extranjeras), estos dos bancos ‘de grandes ligas’ son el mejor termómetro sectorial pues –entre ambos- concentran más del 50% del mercado crediticio.

El CSG presentó este jueves en Zúrich su Reporte Anual 2003, en el que anuncia la obtención de utilidades netas –ganancias ya libres de impuestos y otros compromisos financieros- por un total de 5.209 millones de francos suizos.

Este monto es comparable con las pérdidas por 3.309 millones de francos suizos que obtuvo en el 2002.

Por su parte, el UBS celebró el pasado martes (10.02.) “su segundo mejor año en la historia”, al ganar 6.385 millones de francos suizos, comparables con los 3.535 millones ganados en el 2002.

CSG: en números negros

Hacer un negocio redondo en tiempos de ‘vacas flacas’ no es sencillo, por lo que casi siempre se requiere mano dura.

Para Oswald J. Grübel y John J. Mack, vicepresidentes de Consejo del CSG, el progreso del CSG se explica en la siguiente estrategia:

“A finales de 2002 definimos las medidas necesarias para restablecer la rentabilidad de Credit Suisse Group, y éstas incluyeron una reducción de costos en el negocio bancario, la reorientación del negocio de la banca privada en Europa y el regreso de Winterthur (aseguradora) a la zona de beneficios”.

Las palabras del directivo no hacen alusión al recorte laboral que se realizó en Winterthur, pero el desglose de cifras de su Reporte Anual, sí.

Decidieron una reestructuración que implicó despedir al 22% el personal de la aseguradora en el extranjero, con lo que el número de empleados pasó de 72.102 a 60.837 personas.

Sólo en el caso de Suiza, unas 1.700 plazas tuvieron que desaparecer para que el grupo consiguiera reducir sus gastos y regresar a las ganancias.

Oswald Grübel anticipó que la política de austeridad se mantendrá en el 2004.

UBS: año inigualable

El número uno de la banca suiza ha pasado por todo tipo de operaciones, fusiones y sobresaltos desde sus orígenes en el siglo XIX.

Pero en el 2003, una serie de “factores financieros excepcionales”, como los llamó su presidente de Consejo, Peter Wuffli, le permitieron ganancias igualmente excepcionales.

En su caso también fue la reducción de costos, sumada a un disciplinado manejo del capital, lo que permitirá otorgar dividendos récord a los accionistas en abril próximo.

De acuerdo con las cifras de su Reporte Anual 2003, el trimestre más importante fue el cuarto. En el 2002, el UBS reportó pérdidas por 101 millones de francos suizos, comparables con las ganancias de 1.859 millones del mismo periodo del 2003.

Y como cuando hay recursos vale la pena reinvertirlos, los accionistas decidieron aplicar un programa de fortalecimiento o ‘blindaje’ financiero para el UBS por 6.000 millones de francos, que inicia en marzo del 2004 y terminará un año después.

Banca a la suiza

El sector financiero helvético (banca, seguros y otros intermediarios) genera el 11% de la riqueza nacional y más de 220.000 empleos.

Su volumen de negocios rebasa los 4 millones de francos suizos, que sólo para darnos una idea, son suficientes para pagar tres veces toda la deuda interna y externa de México, o para borrar de un plumazo todos los compromisos financieros que ha acumulado Argentina durante su crisis.

Los suizos se enorgullecen de ello. La Asociación Suiza de Banqueros afirma que 83% de su clientela considera que la relación con su institución de crédito es “buena” o “muy buena”.

Y sobre el siempre controvertido tema del secreto bancario, ocho de cada 10 clientes dicen que por nada del mundo quieren renunciar a la discreción que les ofrece tener una cuenta en Suiza.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Suiza cuenta con 400 bancos, de los cuales 250 son nacionales y 150 extranjeros.

A pesar de la amplia oferta de instituciones, las dos líderes, UBS y Credit Suisse Group, concentran más de 50% del negocio crediticio.

La banca helvética maneja depósitos totales por más de 4 billones de francos suizos.

El CSG registró utilidades netas –libres de impuestos- por 5.209 millones de francos suizos durante el 2003, comparables con las pérdidas por 3.309 millones de francos suizos del 2002.

El UBS ganó 6.385 millones de francos suizos el año pasado, monto 80% superior al obtenido en el 2002, cuando las utilidades sumaron 3.535 millones de francos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes