Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El debate sobre inmigración continuará a la orden del día

Los diarios helvéticos dan la bienvenida al rechazo ciudadano sobre el límite del 18 por ciento a la población extranjera.

(swissinfo.ch)

La ciudadanía suiza rechazó ayer en las urnas una iniciativa popular que proponía limitar en 18 por ciento el número de extranjeros. Las reacciones que publica este lunes la prensa helvética indican que el debate en torno a la inmigración seguirá.

La negativa del domingo significa que la mayoría de la población helvética está en contra de una cuota fija que defina el tope de inmigrantes en un país de clara tendencia a requerir mano de obra del exterior.

Pero el debate sobre los beneficios y perjuicios de la presencia de más de un millón de extranjeros sobre una población total de más de 7 millones de habitantes no terminó con el rechazo a una iniciativa de carácter xenófobo.

Un editorial del diario ginebrino "Le Temps", de este lunes, indica que "el pueblo rechazó las tentaciones xenófobas" y ciertamente, lo hizo como en las 5 veces anteriores en las últimas tres décadas.

"L'Express", de Neuchatel, opina que "la xenofobia ordinaria es una odiosa sensibilidad que afecta sólo a una minoría de los ciudadanos".

Según la presidenta de la Comisión Federal de Extranjeros, Rosemarie Simmen, la distancia hecha por la ciudadanía ante los argumentos antiextranjeros tradicionales demuestra la madurez del pueblo suizo. Para ciertos medios impresos fueron otros argumentos los que condujeron al "no" de la población.

El hecho de que los suizos hayan dado la espalda a la iniciativa no destaca su especial carácter humano, sino un "saludable egoísmo", comenta el "TagesAnzeiger" de Zúrich.
El rotativo zuriqués "Neue Zürcher Zeitung" advierte que ahora será necesario demostrar con hechos cambios en la política de extranjería para evitar que en una próxima recesión surjan de nueva cuenta los miedos frente al creciente número de extranjeros en el territorio nacional.

El Gobierno no puede ahora quedarse cruzado de manos, comenta el diario zuriqués "Blick", ya que muchos dieron un sí a la iniciativa de reducción de población extranjera como protesta y expresión de miedo ante la presencia de solicitantes de asilo y turistas criminales.

Y es que cerca de 4 de cada 10 suizos que emitieron su voto sobre la iniciativa lo hicieron a favor.

El diario "Der Bund", de Berna, advierte que la negativa mayoritaria de este domingo se inclina más a una señal surgida por razones económicas que a una decisión que refleje tolerancia.

De ahí la necesidad de destacar ahora de nueva cuenta la importancia de mayores incentivos a la política de integración de extranjeros, señala el diario bernés.

El rotativo de Lausana "24 Heures" insiste en la urgencia de controlar la inmigración y luchar contra los abusos.

La ministra de Justicia y Policía, Ruth Metzler, encargada de la nueva ley de extranjería, dijo que las preocupaciones de la población sobre la comunidad extranjera serán tomadas en cuenta.

Justamente Metzler busca de otra forma atenuar los temores de los suizos, presentando una política de inmigración que seleccione la mano de obra calificada e incentive la integración de la población extranjera.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes