Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El destino fabuloso de Marc Forster

Mi nombre es Forster... Marc Forster.

(Keystone)

Está en todas partes. Desde el estreno oficial de su filme 'Solaz cuántico', la última entrega de James Bond, el director suizo instalado en Los Ángeles, se ha convertido en una estrella mundial.

Retrato de un joven hombre de buena familia, que zarpó de Davos, en el cantón de los Grisones, a la conquista de Hollywood.

Cráneo afeitado, mirada clara y sincera, aspecto de un eterno estudiante; Marc Forster sigue siendo el mismo. Su éxito le convirtió en uno de los directores más cortejados de la industria del cine, pero el artista suizo, que aún no ha alcanzado los cuarenta años de edad, mantiene la sangre fría.

El contraste es sobrecogedor. Mientras no para de pisar las alfombras rojas, de ser acribillado con los flashes de los fotógrafos y de ser perseguido por los medios de comunicación tras la entrega del 22º episodio de la saga de James Bond, Marc Forster conserva su calma y discreción, una ligera sonrisa de alegría en los labios.

El estreno suizo en Lucerna hace un par de días, la continuación de 'Casino Real' y de las aventuras del espía más célebre de la historia del cine es el evento cinematográfico y mundano de la temporada. Unas 1.200 personalidades del mundo del espectáculo, de la política y del deporte estaban presentes en la noche de gala.

Juventud dorada...

Marc Forster es el menor de una familia de tres hijos y nace en Alemania, cerca de Ulm. Su padre, nacionalizado suizo, es médico. Hace una carrera brillante en la investigación farmacéutica. Su madre, una suiza, es arquitecta. Dejan Alemania y se instalan en Davos, en una villa suntuosa que cuenta con cinco habitaciones para los amigos y los empleados del hogar.

Colegio privado, distracciones costosas y vacaciones de lujo ritman la vida del clan Forster. Una juventud dorada aunque no tan fácil para el joven Marc: "La riqueza es una especie de barrera. Mientras eres un niño, los otros chavales no quieren ser tu amigo porque eres diferente", confiesa Marc Forster en un documental de la televisión alemana consagrado a su vida y al rodaje de 'Solaz cuántico'.

... y pruebas

Y las pruebas no perdonan nada a los Forster. La familia pierde su entera fortuna a consecuencia de unas inversiones de alto riesgo efectuadas por el padre, a espaldas de su esposa. Se acaban los vuelos en el jet privado, las vueltas en el Ferrari y la compra de cuadros de valor; la oficina de ejecución forzosa y quiebras confisca todos sus bienes.

Y la serie negra continúa. Mientras Marc quiere realizar el sueño de siempre y comienza una formación cinematográfica en Nueva York, su padre muere de un cáncer y su hermano mayor Wolfgang, afectado por una esquizofrenia desde hace muchos años, se tira por la ventana de la clínica donde está internado.

Una determinación muy descomunal

"Estas pruebas me han marcado y profundamente entristecido y herido. Quería mucho a mi padre. También era muy próximo a mi hermano. Lo comprendía, como él sentía que sólo podía haber una realidad... en este mundo", confiesa nuestro artista.

"Pero estas desgracias no me han debilitado. Estaba aún más determinado que nunca a seguir por mi camino." Sin embargo, de regreso en Estados Unidos, las cosas no resultan ser fáciles para este joven grisón, que no puede permitirse comer todos los días y que está alojado en un piso subterráneo frío y húmedo. "Sin embargo, me sentía increíblemente bien y sobre todo muy libre", subraya Marc Forster.

Nadie presta atención a su trabajo. Admite que está luchando por sobrevivir y empieza a perder la confianza por momentos.

El sueño americano

Pero el temple de Marc Forster es de aquellos que nunca permiten que algo o una persona le ponga trabas. Sus amigos se asombran y se inquietan por su terquedad.

Después de haberse permitido el lujo de rechazar varias ofertas para "no perjudicar mi nombre", su determinación acaba dando frutos. El éxito llegó con Un grito en la noche en el 2000, que se hizo notar en el Sundance Festival. Fue entonces cuando se le abrieron las puertas del firmamento cinematográfico.

Lluvia de dólares

Con Monster's Ball, Marc Forster llega a conquistar por fin Hollywood. "Este filme ha cambiado mi vida", confiesa ante las cámaras de la televisión alemana.

El director de Descubriendo Nunca Jamás, nominado siete veces al Oscar y de Cometas en el cielo, que dirige a los 35 años, recibe buenas críticas por su talento descomunal, su eclecticismo y su profunda sensibilidad.

"Yo que siempre quise hacer cine de autores, y de repente me veo a las riendas de una de las películas más comerciales", se asombra. De hecho, la presión que tiene que aguantar es enorme. La familia Broccoli, los productores de la serie Bond, ha colocado la barra muy alto. El penúltimo episodio, Casino Real, con la primera aparición en escena de Daniel Craig en el papel de James Bond, devolvió 594 millones de dólares.

swissinfo, Nicole della Pietra
(Traducción del francés: Antonio Suárez Varela)

Marc Forster

Nace en Ulm, Alemania, el 30 de noviembre de 1969.

Algunos años más tarde, su padre, un médico alemán, y su madre, una arquitecta suiza, se instalan con sus tres hijos en la población grisona de Davos.

Se traslada a Nueva York en 1996 para inscribirse en un curso de formación cinematográfica.

Durante su ausencia, su padre muere de un cáncer y su hermano mayor Wolfgang, que padece de una enfermedad psíquica, se suicida a los 33 años.

En 2008, obtiene la nacionalidad helvética.

Fin del recuadro

SOLAZ CUÁNTICO

'Quantum of Solace' o 'Solaz cuántico' se estrenó en Suiza el 4 de noviembre.

El director suizo Marc Forster, de 39 años, realizó la 22ª edición de la famosa película sobre el agente secreto británico.

Con el actor Anatole Taubmann, de 37 años, en su papel de 'Elvis', hay otro suizo en el primer plano.

El presupuesto de la película se elevó a 230 millones de dólares, con lo que es la más cara en la historia de esta serie.

Fin del recuadro

FILMOGRAFÍA

'Solaz cuántico', 2008: la 22ª edición de la saga de James Bond y la continuación de 'Casino Real', con el actor inglés Daniel Craig en el papel del espía 007.

'Cometas en el Cielo', 2007 (título original: The Kite Runner)

'Más extraño que la ficción', 2006, (Stranger Than Fiction)

'Tránsito', 2005, (Stay)

'Descubriendo Nunca Jamás', 2005, (Finding Neverland)

'Monster's Ball', 2002, Oscar para la mejor actriz Halle Berry

'Un grito en la noche', 2000, (Everything put together)

Loungers, 1995

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×