Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El estado ecológico de los ríos suizos deja que desear

El río Rin figura entre los menos cuidados que menciona el estudio del WWF.

(Keystone)

Suiza saca malas notas en el Indice Europeo de aguas dulces y zonas húmedas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). La clasificación relativa al estado ecológico de los ríos sitúa al país en el último tercio de la lista.

Lo que se le reprocha a Suiza no es la calidad de sus aguas, sino el estado ecológico de las mismas. Y es que el estudio del WWF, presentado este jueves en Zúrich, no se basa únicamente en la contaminación, sino también en la naturalidad de las aguas. La agricultura, urbanización y construcción de carreteras son las causas principales del deteriorado estado ecológico de los ríos helvéticos.

El estado de los ecosistemas de aguas dulces en 16 países europeos deja mucho que desear, señala el WWF, que reprocha a los gobiernos no haber adoptado las medidas pertinentes para preservar o restablecer la calidad de los recursos hídricos y de las zonas húmedas.

50 de las 55 grandes corrientes fluviales analizadas registran una calidad ecológica mediocre. 37 están gravemente deterioradas por las represas hidroeléctricas. La canalización y la contaminación también atentan contra los ecosistemas hídricos. Sólo cinco ríos presentan características próximas al estado natural: en Finlandia, País de Gales, Inglaterra y Escocia.

Once de los 16 países no disponen de información suficiente para evaluar los efectos que tiene la actividad humana sobre la biodiversidad de las especies de aguas dulces. Las listas de especies amenazas son anticuadas e incluso inexistentes en Hungría, Eslovaquia, Grecia, España, Bulgaria y Turquía.

La mayoría de los países europeos carece de datos fiables sobre el impacto que tienen la agricultura, la industria, la economía doméstica y el turismo sobre la calidad del agua. Y sólo siete han puesto en marcha programas nacionales de vigilancia satisfactorios, según el WWF.

El índice de aguas dulces y zonas húmedas evaluado por el WWF se basa en los criterios de la nueva directiva de la Unión Europea (UE) relativa los recursos hídricos. La disposición adoptada el año pasado estipula que los países miembros de la UE y los candidatos a la adhesión alcancen, de aquí al 2015, un "buen estado ecológico" en lo que respeta a los medios acuáticos.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×