Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El euro superó la prueba

En Suiza se escriben los precios en francos y euros

(Keystone Archive)

Después de una transición sin inconvenientes, el euro entierra definitivamente a las monedas de los países componentes de la Eurozona. Suiza presencia el acontecimiento.

El marco alemán, la lira italiana y la peseta española, entre otras, pasan a la historia en sus respectivos países a partir de este 1 de marzo del 2002 y dejan el camino al euro, cuya circulación se impone sin dificultades en los países integrantes del sistema monetario europeo.

La moneda comunitaria tampoco ha experimentado inconvenientes en las transacciones realizadas en las grandes ciudades o aglomeraciones de Suiza. Tanto las instituciones bancarias y el comercio, como los consumidores ya parecen haberse familiarizado con el euro.

En Suiza no sorprende la transición impecable del euro, sostuvo el portavoz del Banco Nacional Suizo, Werner Abegg, a tiempo de señalar que la moneda comunitaria ha ganado cierto peso en las operaciones de cambio hechas en los sectores del turismo y en las ciudades fronterizas.

No obstante, es improbable pensar que el euro llegue a ser una moneda paralela al franco. "Consideramos que el Euro tendrá una circulación más alta que las que tuvieron las monedas europeas individuales en nuestro país", precisó Abegg.

En términos de volumen de dinero podría equivaler, aproximadamente, a un 3% en Suiza.

swissinfo y agencias


Enlaces

×