Navigation

Skiplink navigation

El fútbol suizo goza de muy buena salud

Gelson Fernandes anotó el histórico gol de la victoria de Suiza ante España, que después ganaría el Mundial de Sudáfrica. Reuters

Termina un año positivo para el fútbol suizo en el que la selección nacional dio la gran sorpresa en el Mundial de Sudáfrica al batir por 1-0 a la favorita España. El partido bautizado como ‘El milagro de Durban’ forma parte de la historia del balompié helvético.

Este contenido fue publicado el 28 diciembre 2010 - 11:29
Iván Turmo, swissinfo.ch

El fútbol suizo es uno de los mayores exportadores de jugadores a Europa y la presencia de jóvenes talentos como Shaqiri, Stocker o Ben Khalifa auguran un futuro prometedor para la selección de Suiza.












































“Es una Suiza de ensueño”, “Un gol para la historia”, “Increíble”, “Suiza al séptimo cielo”, “Suiza puede soñar”, “Grandioso” fueron algunos de los titulares de la prensa suiza del pasado 17 de junio.

Sin embargo, las expectativas despertadas no se pudieron concretizar y Suiza acusó una importante falta de gol que le mandó a casa antes de tiempo. Los de Hitzfeld no pudieron volver a marcar y se despidieron en primera fase al caer ante Chile (0-1) en Port Elizabeth y empatar con Honduras (0-0) en Bloemfontein.

Raffaele Poli, investigador del Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES) de la Universidad de Neuchâtel indica, no obstante, que no hay que centrar toda la atención en el Mundial. “Suiza tuvo posibilidades de clasificarse hasta el último partido. La próxima vez lo harán mejor”, explica a swissinfo.ch.

En general, el fútbol suizo goza de una buena salud, tanto en los clubes como en la federación nacional. Lo del Mundial no fue una mala señal pero los mejores jugadores no estaban en su mejor forma: Barnetta, Inler o Frei, señala el sociólogo y profesor universitario.

Poco más tarde dio comienzo la fase de clasificación para la Eurocopa de 2012 en Ucrania y Polonia. Encuadrada en el Grupo G, Suiza lleva hasta la fecha tres puntos en tres partidos jugados, los conseguidos en la victoria ante Gales en Basilea por 4-1. Antes había perdido también en Basilea contra Inglaterra (1-3) y en Montenegro (1-0). Suiza ocupa la tercera plaza del grupo que cierran Bulgaria y Gales. El próximo partido será en Bulgaria el 26 marzo de 2011 y Suiza todavía conserva muchas posibilidades de quedar entre los dos primeros del grupo.

Basilea y YB siguen en Europa

Después de muchos años dos equipos suizos avanzaron ronda en las competiciones de la UEFA. Solo el sorprendente Lausana, que milita en Segunda División, cayó eliminado de la Liga Europa. Tanto el FC Basilea como el Young Boys de Berna siguen vivos en Europa, ambos en dieciseisavos de final de la Liga Europa, la antigua Copa de la UEFA.

El FC Basilea, que quedó tercero del Grupo E de la Champions League, se aseguró de esta forma su continuidad en la segunda competición continental y se medirá en febrero al Spartak de Moscú. 

Por su parte, el Young Boys, brillante segundo clasificado en su grupo previo, lo hará frente a otro equipo ruso: el Zenit de San Petersburgo. Un logro que el Young Boys no vivía desde 1987, cuando pasó ronda en la antigua Recopa de Europa. Según Poli, este hecho demuestra el equilibrio de la Liga suiza.

Suiza, fábrica de futbolistas

 

Suiza es el cuarto país del mundo con más jugadores enrolados en equipos de las cinco ligas más importantes de Europa, solo superado por potencias como Brasil, Argentina y Francia.  Así, en la temporada 2009-10 había un total de 39 futbolistas helvéticos en las mejores competiciones, lo que demuestra el “buen trabajo” que se hace en el país.

No obstante, Raffaele Poli estima que a pesar de la cantidad, el país no cuenta con jugadores en clubes grandes desde la retirada de Johann Vogel, centrocampista que entre otros clubes estuvo en el AC Milan italiano. Anteriormente destacaron en la liga alemana Sforza o Chapuisat.

“Sería un factor decisivo que en el futuro hubiera dos o tres jugadores suizos en los mejores clubes europeos, aunque esto no es algo que pueda lograrse de la noche a la mañana”, asegura Poli.

 

Shaqiri, Stocker o Ben Khalifa

Las dos estrellas del Mundial juvenil de Nigeria 2009, ganado por Suiza, Ben Khalifa y Seferovic no cuentan con muchos minutos en el Wolfsburg y Fiorentina, respectivamente. “Es un peligro para el desarrollo de los jóvenes talentos. Salen demasiado pronto al extranjero y no cuentan con oportunidades de jugar. Este hecho es un gran desafío para la competición doméstica y los clubes suizos. Es conveniente que los equipos tengan una política para que los jóvenes tengan cierta experiencia antes de iniciar la aventura fuera del país, como hicieron, por ejemplo, Senderos, Rakitic, Kuzmanovic, Shaqiri”, estima Poli.

Un caso que rompe esta dinámica es el también campeón del mundo juvenil Pajtim Kasami, que habitualmente juega en el Palermo italiano. 

Además de Xherdan Shaqiri, el jugador del FC Basilea por el que suspiran varios equipos europeos, o el también azulgrana Valentin Stocker, unos de los jugadores con mayor proyección es Fabian Frei, que milita en el San Gall cedido por el FC Basilea. “Es un gran talento. Si primero mejora poco a poco en Suiza podrá irse después al extranjero con mayores garantías de éxito”. La misma situación vive Moreno Constanzo, mediocentro creativo del Young Boys que vivió dos buenas temporadas en el San Gall.

Para terminar, Poli citar a dos jugadores experimentados y que disfrutan de minutos en el extranjero tras haber participado en la Liga suiza: Pirmin Schwegler, del Eintracht Frankfurt, y Blerim Džemaili, en el Parma italiano.

Con esta mezcla de jóvenes que militan en la Liga suiza y en el extranjero queda patente el futuro alentador que espera al fútbol 'made in Switzerland'.

Liga y Copa

Respecto a las competiciones de clubes, el FC Basilea se hizo con los dos títulos nacionales en juego: la Liga y la Copa.

El campeonato de liga se decidió en el último y vibrante partido de la temporada disputado entre el Young Boys y el FC Basilea, llamado “finalísima”, con victoria visitante por 0-2.
 
“Todo se decidió en este partido, fue un final muy emocionante. Este año, por ejemplo, hay tres equipos que disputan el título, (Lucerna, FC Basilea, FC Zúrich,) algo que demuestra el buen momento del fútbol suizo y lo competitivo que es”, según Poli.

El club azulgrana logró su 13º título liguero, y ya había ganado la Copa la semana anterior al arrollar al Lausana por 6 goles a 0.

End of insertion

Raffaele Poli

El geógrafo y sociólogo Raffaele Poli es investigador del Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES), Universidad de Neuchâtel.

El CIES es una fundación privada, adscrita a la Universidad de Neuchâtel, creada en 1995 por la FIFA, la universidad, la ciudad y el cantón de Neuchâtel.

También es profesor asistente en el Instituto de Ciencias del Deporte y Educación Física de la Universidad de Lausana (ISSUL).

Dirige además el Observatorio de Futbolistas Profesionales (PFPO), un grupo, inscrito en el CIES, para la investigación que analiza la evolución del mercado del trabajo europeo de los futbolistas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo