Navigation

Skiplink navigation

El G20 promete financiar distribución equitativa de vacunas para el COVID

La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Finanzas Olaf Scholz participan en la cumbre virtual del grupo G-20, organizada por Arabia Saudita. Noviembre 21, 2020. Guido Bergmann/BPA/Handout via REUTERS reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 21 noviembre 2020 - 22:43

Por Raya Jalabi, Ryan Woo y Andrea Shalal

WASHINGTON, 21 nov (Reuters) - Los líderes del G20 prometieron financiar una distribución justa de vacunas contra el COVID-19 para evitar que los países más vulnerables queden rezagados, al tiempo que extenderán los términos más flexibles de vencimientos de deuda, según el borrador del comunicado tras una cumbre este fin de semana.

"No ahorraremos esfuerzos para garantizar el acceso asequible y equitativo (de vacunas y tratamientos) a todas las personas, conforme a los compromisos de los países miembros de incentivar la innovación", dijeron los líderes del Grupo de las 20 economías más ricas, de acuerdo al documento ya redactado visto por Reuters.

"Reconocemos el papel de la inmunización extendida como un bien público mundial", indicaron.

En su comunicado conjunto, el G20 dijo que la economía mundial está comenzando a reactivarse pero que la recuperación sigue siendo "desigual, sumamente incierta y está sujeta a fuertes riesgos bajistas".

Los representantes del G20, que realizaron una cumbre por video de dos días bajo la presidencia rotativa de Arabia Saudita, prometieron seguir utilizando todas las herramientas disponibles, por el tiempo que sea necesario, para proteger vidas, empleos e ingresos.

Además, alentaron a los bancos de desarrollo regionales a reforzar sus medidas para ayudar a las naciones a lidiar con la crisis económica.

La Unión Europea ha pedido al G20 que aporte 4.500 millones de dólares hacia finales de este año para financiar iniciativas ante el COVID-19 en los países más pobres.

El comunicado también pide a acreedores privados que se sumen al congelamiento de pagos de deuda, que el G20 quiere extender hasta mediados de 2021 o más, y respalda un esquema común para abordar potenciales morosidades o defaults en el mediano plazo.

"Hay una falta de participación de los acreedores privados y los alentamos fuertemente a participar en términos comparables cuando lo soliciten los países elegibles", indicó el documento.

Las autoridades también se refirieron a los retos específicos que encaran los países de África y los pequeños estados insulares en desarrollo, lo que refleja un creciente reconocimiento de que incluso algunas naciones de ingresos medios podrían requerir términos más flexibles para afrontar su deuda como resultado de la pandemia.

A fin de estar mejor preparados para una crisis sanitaria similar en el futuro, los líderes del G20 también dijeron que se comprometerían a "avanzar en la preparación, prevención, detección y respuesta ante una pandemia mundial" y "a compartir de manera oportuna, transparente y estandarizada los datos y la información".

FRONTERAS Y CAMBIO CLIMÁTICO

Cuando faltan dos meses para que Joe Biden -un demócrata que favorece el multilateralismo- reemplace a Donald Trump como presidente de Estados Unidos, la declaración del G20 ofreció un tono más audaz sobre el comercio internacional, el cambio climático y el papel de la Organización Mundial de la Salud.

Trump, que favorecía los acuerdos bilaterales, ha reducido el apoyo a instituciones como la Organización Mundial del Comercio y este año amenazó con abandonar la OMS a menos que se reformara. Su administración también había bloqueado previamente las menciones al cambio climático en los comunicados del G20.

"Apoyar el sistema de comercio multilateral es ahora tan importante como siempre. Nos esforzamos por lograr el objetivo de un entorno de comercio e inversión libre, justo, inclusivo, no discriminatorio, transparente, predecible y estable, y por mantener nuestros mercados abiertos", dijo el comunicado.

El G20 también dijo que buscaría una forma de gravar a los gigantes tecnológicos internacionales como Google, Amazon, Facebook, Apple o Microsoft para que paguen su parte justa de impuestos.

El inminente cambio de posiciones en la Casa Blanca también pareció desbloquear la retórica del G20 en torno al cambio climático.

"La prevención de la degradación ambiental, la conservación, el uso sostenible y la restauración de la diversidad biológica, la preservación de nuestros océanos, la promoción del aire y el agua limpios, la respuesta a los desastres naturales y los fenómenos meteorológicos extremos y la lucha contra el cambio climático son algunos de los desafíos más urgentes de nuestro tiempo", sostuvo la declaración.

"A medida que nos vayamos recuperando de la pandemia, seguiremos comprometidos con salvaguardar nuestro planeta y construir un futuro más inclusivo y ambientalmente sostenible para todas las personas".

(Escrito por Jan Strupczewski; reportes adicionales de Davide Barbuscia, Andrea Shalal, Christoph Steitz y Polina Devitt in Moscow. Editado en español por Marion Giraldo y Andrea Ariet)

Compartir este artículo