Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El mercado biológico crece, pero se vende menos

La superficie de cultivos ecológicos en Suiza casi se ha duplicado desde 1996.

(Keystone)

Los suizos compran cada vez más productos ecológicos. El año pasado las ventas aumentaron un 7%, hasta alcanzar los 1.130 millones de francos.

Pero el crecimiento fue menor que en el año 2000, lo que muestra una ralentización del mercado biológico.

El fenómeno de las ‘vacas locas’ o el de la manipulación genética de alimentos ha potenciado el consumo de productos biológicos, en cuya elaboración no se emplean aditivos, no se aplican pesticidas o no se altera su crecimiento.

La preocupación por lo ecológico y natural se ha trasladado a la alimentación. Cada vez se demandan más productos sanos y con todas sus propiedades nutritivas.

En Suiza hay actualmente unas 6.445 explotaciones agrícolas que respetan los principios de producción ecológica, un 3% más que el año pasado, señala Bio Suisse, la asociación que las reagrupa.

Representan el 11% de las explotaciones agrícolas del país y cubren el 10% de la superficie agrícola cultivada, que prácticamente se duplicado desde 1996.

Diferencias regionales

Pero la producción biológica varía mucho de una región a otra. En el cantón de los Grisones es donde más explotaciones ecológicas hay (50%), seguido del de Basilea-Ciudad (44%) y el de Obwald (28%).

En la Suiza de expresión francesa la agricultura orgánica está adquiriendo una creciente importancia. El número de explotaciones ha aumentado un 5,5% y se sitúa por encima de la media nacional.

El año pasado, los suizos gastaron en promedio 155 francos por persona en productos biológicos. Las ventas aumentaron un 7%, “a pesar de que son más caros y de que este factor puede llevar a los consumidores a no comprarlos”, precisa Bio Suisse.

Mucho pan, mucha leche...

Quienes consumen alimentos biológicos son amantes de los productos naturales y frescos como la leche y sus derivados, el pan, los huevos, las verduras y la fruta. En este segmento, los productos ecológicos representan el 7,5% del mercado.

Las ventas de pan van viento en popa. El año pasado aumentaron un 37%, lo cual lo convierte en el producto biológico estrella de todo el sector alimentario, con un 19% del total de las ventas.

Y los suizos también consumen mucha leche biológica, que representa casi el 13% del mercado. El año pasado las ventas crecieron un 16% con relación al 2002.

... pero poca carne

Los negocios han sido menos rentables en las otras categorías de productos naturales. La parte de mercado de las verduras, frutas y huevos se mantiene estable o incluso ha disminuido ligeramente.

El sector que más preocupa a los productores es el de la carne. Su parte de mercado se eleva al 4%. Es un porcentaje poco satisfactorio, si se considera la importancia que tiene el mercado de la carne para la agricultura orgánica y el gran potencial de explotación que existe.

Si la carne de vacuno presenta buenos resultados, las ventas de carne de cerdo o de ternera registran solamente un leve aumento.

Bio Suisse se ha fijado como objetivo a largo plazo superar los 2.000 millones de francos suizos de cifra de negocios y estima que es una perspectiva realista para los productos biológicos.

Sello de calidad

Poco después de que el científico y filósofo austriaco Rudolf Steiner expusiera en 1924 los principios de la agricultura biodinámica, nacieron las primeras explotaciones que aplicaron sus métodos adaptándolos a las condiciones climáticas y estructurales de Suiza.

En los años 40 se fundó el Instituto Instituto de Investigaciones para la Agricultura Orgánica, que contribuyó a la consolidación científica de las observaciones de los pioneros en la materia.

Pero fue en 1981 que la agricultura biológica entró en una nueva era, con la fundación de la Asociación suiza de las organizaciones para la agricultura biológica (Bio Suisse), que hoy reagrupa a más de 30 explotaciones agrícolas de esas características.

Las primeras directivas legislativas para la agricultura biológica se adoptaron en 1981. Y fue en esa fecha que se creó la etiqueta ecológica y una marca para los productos de cultivos ecológicos: Bourgeon, que en francés significa brote. Una marca a la que son fieles muchos consumidores.

swissinfo y agencias

Contexto

En Suiza aumenta el consumo de productos biológicos. La superficie de cultivos ecológicos casi se ha duplicado desde 1996.

Los consumidores aman los productos naturales y frescos como la leche y sus derivados, el pan, los huevos, las verduras y la fruta.

El pan es el producto estrella en la Suiza de expresión alemana y la leche en la región francófona del país.

Según Bio Suisse, el 70% de los consumidores conoce la etiqueta ecológica Bourgeon (brote).

A largo plazo, la asociación se propone superar los 200.000 millones de francos de cifra de negocios.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes