Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de un dispensador de gasolina en Ciudad de México, el 21 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El petróleo cerró en alza este viernes en Nueva York, tras dos sesiones de fuerte baja alimentada por la abundancia de crudo en el mercado.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) ganó 28 centavos, para ubicarse en 44,74 dólares el barril en el contrato para entrega en julio.

El jueves, el barril de WTI había cerrado en 44,46 dólares, llegando a su nivel más bajo desde noviembre, tras la fuerte caída el miércoles.

Los precios del petróleo también subieron este viernes en los intercambios europeos.

Hacia las 16H00 GMT, el barril de crudo Brent del mar del Norte, para entrega en agosto, vendía a 47,22 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, o sea, con un alza de 30 centavos con respecto al cierre del jueves.

El rebote del viernes "no se trata, sin duda, de una estabilización", según Bart Melek de TD Securities.

"Los elementos fundamentales que alimentaron el repliegue del precio de los últimos días siguen presentes", agregó.

Esos elementos son las elevadas existencias de productos petroleros y las dudas sobre la capacidad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de equilibrar el mercados.

AFP