El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, regresó este domingo a Argelia tras dos semanas de hospitalización en Ginebra (Suiza) donde se sometió a "exámenes médicos periódicos", según la presidencia, en tanto seguían las protestas contra su candidatura a un nuevo (quinto) mandato.

Buteflika, de 82 años, debilitado desde 2013 por las consecuencias de un AVC, enfrenta desde el 22 de febrero en toda Argelia un desafío de miles de manifestantes que se oponen a su eventual reelección para un quinto mandato en la consulta prevista para el 18 de abril, algo sin precedentes desde su primera elección como jefe de Estado, en 1999.

"El presidente de la República, Abdelaziz Buteflika, regresó a Argel este domingo de tarde, tras una visita privada a Ginebra (Suiza) durante la cual realizó sus exámenes médicos periódicos", señaló un despacho de la Agencia oficial de prensa APS, citando un comunicado de la presidencia argelina, sin brindar más detalles.

Un avión con los colores del gobierno argelino despegó este domingo por la tarde desde Ginebra y aterrizó, según los medios de comunicación locales, menos de dos horas después en la base aérea militar de Bufarik, a unos 40 km al sur de la capital Argel.

Un fotógrafo de la AFP, que no pudo acceder al área de la base, alrededor de la cual se desplegó un importante dispositivo de seguridad, vio un convoy de varios vehículos negros con ventanillas ahumadas saliendo del recinto militar y tomando la autopista -cerrada al tráfico- en dirección a Argel.

-- Miles de estudiantes protestan --

Miles de estudiantes de secundaria salieron a las calles este domingo en toda Argelia para manifestar su oposición a la candidatura de Buteflika a un nuevo mandato, en tanto que un llamado a la huelga general fue seguido de manera desigual.

En el centro de Argel, unos mil estudiantes de secundaria, portando banderas del país magrebí, se concentraron para protestar. Hubo marchas de estudiantes en diferentes barrios de la capital y en varias ciudades del país.

Estudiantes y profesores ocupan asimismo varias universidades del país, rechazando plegarse a la decisión de las autoridades, la víspera, de hacer que las vacaciones comiencen este domingo, diez días antes de lo previsto.

Unos 2.000 estudiantes y profesores se dieron cita en la universidad de Ciencias y Tecnología Huari Bumedian (USTHB) en Argel, para denunciar esta decisión y mantener su movilización en contra de la candidatura del presidente.

- Argel sin transporte público -

Profesores y estudiantes de varias universidades del país están en huelga desde hace varios días.

La decisión de cerrar las ciudades universitarias durante las vacaciones adelantadas dispuestas por las autoridades, lo que hubiese obligado a muchos de los estudiantes, muy activos en las manifestaciones, a regresar a sus hogares, fue anulada por las críticas.

Para el martes está prevista una nueva marcha estudiantil, por tercera semana consecutiva.

Además de estas manifestaciones de estudiantes, se lanzó para el domingo un llamado a una huelga general.

En Argel los transportes públicos no operaron: ningún tren, suburbano o de larga distancia, funcionó, tampoco los metros, tranvías y buses.

Gran parte de los negocios del centro de la capital permanecieron cerrados. Sin embargo, la mayoría de las administraciones parecían funcionar, así como las empresas privadas.

En cambio, "todo el mundo está en huelga" en la sede de la Sociedad Nacional de Vehículos Industriales (SNVI), una empresa pública que emplea a unas 6.000 personas para fabricar camiones, autobuses y otro tipo de vehículos, situada en el suburbio este de Argel, indicó un empleado a la AFP.

- Huelga dispar -

En Orán (noroeste), segunda ciudad del país, todos los comercios estuvieron abiertos en el barrio comercial de Saint Pierre, así como el muy popular mercado de la Bastilla, según un periodista de un medio argelino presente en el lugar.

"No nos da la impresión de que hay una huelga general", dijo.

En Constantina (noreste), tercera ciudad del país, hubo igual cantidad de comercios abiertos y cerrados, reportó un periodista local, precisando que los estudiantes están en las calles.

En Bugía, en la región de Kabilia (norte), "todo está cerrado": colegios, secundarias, administraciones y empresas, dijo a la AFP Ashur Idir, un sindicalista del sector de la Educación, que describe una "parálisis total en la ciudad".

El viernes, una marea humana desfiló en el centro de Argel por tercera semana consecutiva para reclamar que el presidente Buteflika renuncie a presentarse a un quinto mandato en las elecciones de abril.

En Francia, expotencia colonial de Argelia, miles de personas manifestaron en varias ciudades para protestar por la candidatura de Buteflika.

La diáspora arglina en Francia suma 1,7 millones de miembros, según datos del instituto de estadísticas francés, INSEE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes