Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El presidente de la FIFA bajo creciente presión

Joseph Blatter, en un comparecencia ante la prensa el pasado 25 de mayo.

(Keystone)

El suizo Joseph Blatter deberá responder este miércoles a una serie de cuestiones cruciales sobre la quiebra de la compañía de marketing ISMM-ISL y sus consecuencias para el fútbol mundial.

El principal inquisidor en este asunto, el sueco Lennart Johansson, presidente de la Unión Europea de Fútbol (UEFA), no estará presente en Zúrich, cuando la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) aborde la quiebra de la primera sociedad mundial de marketing deportivo.

La sociedad ISMM-ISL, que administraba por mandato de la FIFA los derechos comerciales de las grandes competiciones futbolísticas y, en especial, el Mundial y la Copa Europea, se declaró en bancarrota el pasado 21 de mayo.

Lennart Johansson había pedido a su homólogo de la FIFA que explicara la quiebra de ISMM-ISL ante el comité ejecutivo de la UEFA, reunido en Milán el pasado 24 de mayo, pero no lo hizo.

Inicialmente prevista para este martes, la reunión del comité ejecutivo de la FIFA fue aplazada un día, a causa de la final de la Copa de las Confederaciones, que se disputó el domingo en Yokohama (Japón) y a la que asistió Blatter.

Johansson, también vicepresidente de la FIFA, envió este pasado lunes 25 preguntas escritas a Joseph Blatter sobre la gestión financiera de las competiciones de la FIFA y, especialmente, sobre la quiebra de ISMM-ISL, compañía con sede en la ciudad suiza de Lucerna.

Las preguntas se refieren a los puntos del orden del día del comité ejecutivo de la FIFA: razones de la quiebra de ISMM-ISL, creación de FIFA Marketing, anulación del Campeonato Mundial de Clubes y realización de la Copa de la Confederaciones.

"¿Qué compromisos debe enfrentar ahora la FIFA tras la quiebra de ISMM-ISL?", pregunta también el presidente de la UEFA.

En su carta a Blatter, su rival en las últimas elecciones para la presidencia de la FIFA en 1998, Johansson considera que "no ha sido correctamente informado de numerosas cuestiones estratégicas".

La UEFA ya previno que el suizo que preside la FIFA podría verse forzado a dimitir de su cargo si no explica adecuadamente su relación con ISMM-ISL. En todo caso se enfrentará a un posible voto de confianza en el congreso extraordinario de la FIFA, previsto para el mes de julio.

En cuanto a la reunión de este miércoles, "Lennart Johansson no podrá estar presente en Zúrich, porque debe someterse a controles médicos en Estocolmo", declaró un portavoz de la UEFA, Massimo Gonnella, según quien no se trata más que de una visita de rutina.

"Johansson había pedido que se aplazara la reunión del comité hasta el 15 de junio, pero la FIFA no lo ha hecho", señala la UEFA.

Respecto a la quiebra de la sociedad de marketing de la FIFA, Blatter ha reconocido que 75 millones de francos, entregados a ISL por la televisión brasileña, O Globo, por la compra de derechos de televisión, habrían alimentado una cuenta secreta.

Por su parte, la UEFA intenta recuperar 22,5 millones de francos suizos generados por el último Campeonato Europeo de Fútbol, Euro-2000, tras la quiebra de ISMM-ISL.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×