Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El reto del financiamiento de las universidades

En la Universidad de Zúrich hay 23.000 inscritos en este 2004.

(Keystone)

La universidad es de todos, dicen unos. No se debe condicionar el acceso a ésta por la situación económica de los estudiantes, comentan otros.

Incrementar las cuotas: ¿Opción realista para capitalizar las universidades suizas?

Estudiar una carrera universitaria es una buena inversión. Con esta afirmación, muchos sectores de la sociedad civil suiza están de acuerdo.

Según el mandato constitucional, la mayor parte del costo de la educación superior es absorbida por la Confederación y los cantones.

La matrícula de cada universitario suizo cuesta, en promedio, 1.200 francos. ¿Demasiado poco para sostener a las universidades?

La federación de empresarios helvéticos 'economiesuisse' y el centro de estudios empresariales 'Avenir Suisse' opinan que los altos subsidios del Estado dirigidos a las universidades no podrán mantenerse en el futuro.

Consideran que, para cubrir los gastos, debe cobrarse una tarifa de 5.000 francos anuales por estudiante.

Según las dos entidades empresariales, se podrían contratar hasta 800 nuevos profesores con los nuevos ingresos, que sumarían unos 500 millones de francos.

Como medidas colaterales, 'economiesuisse' y 'Avenir Suisse' sugieren aumentar sustancialmente la oferta de becas y créditos ventajosos para estudiantes económicamente menos favorecidos.

Controversia

Sus propuestas han causado una aguda controversia entre los 130.000 jóvenes que estudian en las universidades y escuelas técnicas superiores del país.

Los sindicatos y asociaciones profesionales también critican la ofensiva empresarial.

En su opinión, encarecer el acceso a la universidad, a través de cuotas más altas, representa un ataque al derecho fundamental que significa la educación pública superior.

Además, la propuesta afectaría también la igualdad de oportunidades.

La triplicación de las cuotas universitarias equivaldría a un ‘numerus clausus’ social, ya que los jóvenes con menos recursos sólo podrían acceder a la universidad a través de créditos que significarían un endeudamiento al principio de su carrera profesional.

La controversia no termina ahí. 'economisuisse' y 'Avenir Suisse' piensan que un mayor grado de autoresponsabilidad financiera por parte de los estudiantes tendría un efecto positivo sobre la duración de los estudios y sobre la excelencia académica.

Las dos entidades abogan básicamente por una universidad empresarial.

Concentrar las capacidades de las universidades

El sector moderado, que defiende el estatus actual de las universidades, contempla otras opciones para hacer más sostenibles a estos centros educativos.

En un futuro próximo, tal vez no será factible que las instituciones pequeñas ofrezcan toda la gama de carreras.

Tendrán que sumar sus fuerzas para sobrevivir, sin que la reducción de la oferta académica signifique una lesión al mandato constitucional.

Según la ley vigente, el fomento de la educación universitaria se apoya en una estrategia dual: la Confederación y los cantones.

El Estado se encarga de las Escuelas Politécnicas Federales de Zúrich y de Lausana, y subsidia las universidades regionales.

Los cantones suizos que no disponen de universidad apoyan, a su vez, a los cantones que cuentan con una.

Fuera de Suiza

En un contexto internacional, Suiza se posiciona bien con sus cuotas moderadas.

Por ejemplo, en Estados Unidos se encuentran las universidades más caras, con inscripciones anuales de 2.890 € en promedio.

Le siguen Gran Bretaña (1.447 €), Holanda (1.304 €) y Francia (810 €).

Y entre las universidades menos costosas figuran las de Suiza (800 € ), Austria (726 €) y Bélgica (446 €).

De acuerdo con informaciones de la Conferencia de Rectores de Universidades Suizas (CRUS), no existen cuotas en las instituciones superiores de Dinamarca y Suecia.

Competitividad internacional

Las universidades suizas conservan un gran atractivo para los estudiantes extranjeros, entre otras razones, por sus cuotas bajas y por su buen nivel académico.

Del total de asistentes a las aulas de la educación superior, 17% son extranjeros, indica la CRUS.

En las dos escuelas politécnicas del país, la participación de alumnos de terceros países cubre, incluso, el 25% del estudiantado total.

La internacionalización de las universidades en Suiza está muy por encima del promedio europeo.

En Francia, por ejemplo, la cuota de población estudiantil extranjera es de 7%, en Alemania de 9% y en Estados Unidos de 4%.

Por otra parte, para un suizo no es tan fácil encontrar una opción en el exterior, similar a la que se le ofrece en Suiza.

Por ejemplo, un estudiante de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich tiene que desembolsar casi 15.000 € en el ‘Imperial College’ de Londres, que es el colegio asociado con esta institución superior helvética.

swissinfo, Erwin Dettling, Zúrich

Datos clave

Cuotas anuales para los universitarios de acuerdo a la CRUS:

Estados Unidos: 2.890 €

Gran Bretaña: 1.447 €

Holanda: 1.304 €

Francia: 810 €

Suiza: 800 €

Austria: 726 €

Bélgica: 446 €

Dinamarca: 0 €

Suecia: 0 €

Fin del recuadro

Contexto

La matrícula en una universidad suiza cuesta, en promedio, 1.200 francos.

'economiesuisse' y 'Avenir Suisse' consideran que la tarifa debería ser de 5.000 francos anuales por estudiante.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes