Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El túnel ferroviario del Simplon cumple cien años

La historia del Túnel del Simplon se remonta a la noche de los tiempos (picswiss).

Inaugurado el 19 de mayo de 1906, fue atravesado por vez primera el 1 de junio del mismo año por un tren de vapor.

Desde entonces, millones de viajeros han empleado esta obra destinada a convertirse en la puerta de Europa hacia el Mediterráneo.

Numerosos documentos históricos dan cuenta de que ya en la época de los romanos, el camino del Simplon reviste una capital importancia en la red de vías de comunicación entre Padania y el Valle del Ródano.

Constituye entonces un pasaje crucial entre Suiza e Italia, tanto para el comercio como para las expediciones militares.

Esos dos países, que comparten la rica y larga historia del Simplon, conmemoran juntos -entre 19 y 20 de mayo-, un siglo de existencia de la galería ferroviaria. Las comunas concernidas, Domodossola (Italia) y Brig (Suiza), hermanadas desde el 2005, son las principales protagonistas de estas fiestas.

La existencia y la historia del túnel han sido marcadas por el paso de diversos personajes ilustres, escritores, viajeros y militares que contribuyen a la gloria del Simplon. Entre ellos, un ciudadano suizo.

Había una vez...

La historia del Simplon se pierde en la noche de los tiempos. Ya en la Prehistoria, el macizo montañoso alpino es apreciado por la caza, y más tarde, por sus bosques y pastizales.

La documentación reunida con ocasión de las fiestas del centenario, da cuenta de que el emperador romano Séptimo Severo (196 después de J. C.), había ordenado la creación de una vía de paso sobre el Simplon, con el fin de unir las provincias transalpinas. La época romana marca así el primer capítulo de la historia de este pasaje a través de los Alpes.

Pero la caída del Imperio Romano también se refleja en el trazado del pasaje. La vía abierta por los romanos fue prácticamente abandonada en el curso de los primeros siglos del Medioevo. Sin embargo, durante la temporada fría, debido a la imposibilidad de atravesar otras vías como resultado de la nieve, el Simplon permanece como la sola alternativa posible.

El Barón 'Stockalper'

Hacia 1630, el tráfico a través del Simplon se reanuda con la afluencia de los viajeros. Constituye entonces el eje principal entre el norte y el sur de Europa. Las actividades del comerciante de Brig, Kaspar Jodock von Stockalper, contribuyen ampliamente a ese renovado interés.

Nacido de una familia rica de Brig, de origen italiano según algunos, Kaspar Jodock von Stockalper se hace notario y escritor público siendo aún muy joven. Plurilingüe, domina correctamente cinco lenguas y da prueba de un talento particular para el comercio.

Se ocupa en particular del transporte de mercancías en el paso del Simplon y acompaña a las comitivas de los nobles en sus desplazamientos. Gracias a alianzas estratégicas que lo van a convertir en el hombre político más influyente del cantón del Valais, Jodock von Stockalper se construye una vasta de red de relaciones en toda Europa.

Sus numerosos viajes le permiten establecer lazos comerciales privilegiados con España y Flandes. Su riqueza y sus éxitos le valen el sobrenombre de 'Rey del Simplon', pero también un número importante de enemigos.

La mula y el servicio postal

A Jodock von Stockalper obedece la reestructuración del antiguo camino mulatero que databa del Medioevo. Después de los trabajos, el camino es rebautizado como 'Stockalperweg'. Hacia 1630, esta vía, que había redorado sus blasones, vuelve a ser el eje principal que permitía unir el norte y el sur de Europa.

Los trabajos conducidos por el 'Rey del Simplon' permiten desarrollar también un servicio postal eficaz, confiado a músicos ambulantes, a monjes y a veces hasta a algunos mensajeros del Obispado. Jodock von Stockalper había presentido que la introducción de un sistema postal beneficiaría el comercio de mercancías.

Se produce luego la introducción del servicio postal a caballo, con el fin de asegurar el transporte del correo entre Ginebra y Milán en ocho diez o en diez, durante la temporada de invierno. De esa manera se instalan oficinas postales a lo largo del nuevo trazado del Simplon. También se establecen cuadras con el fin de asegurar el descanso y el cuidado de las bestias.

Una serie de convenios establecidos en el curso del siglo XVIII testimonia el progreso de la red postal a través del Simplon.

De Napoléon al Oriente Express

Napoléon Bonaparte, preocupado por resolver sus problemas de intendencia militar, ordena la construcción de un verdadero camino para unir el Lago Lemán con el Lago Mayor, por el valle del Ródano y el Simplon.

Los trabajos, iniciados en 1801, son concluidos en un tiempo récord, en 1806. De esa manera, Milán, entonces capital de la República Cisalpina, queda comunicada con París y a Ginebra.

El proyecto de realizar una galería ferroviaria ve la luz en 1893 y los trabajos arrancan en 1898, para terminar ocho años más tarde. Una tarea ardua y costosa en vidas humanas ya que 106 personas mueren en las obras.

La construcción del túnel marca toda una época: desde los primeros viajes de lujo, en 1919, de Londres a Estambul, a bordo de prestigioso Oriente-Express, hasta los millones de pasajeros y las cantidades considerables de mercancías que cruzan hoy la galería ferroviaria.

En adelante, el Simplon constituye una puerta abierta sobre la cuenca mediterránea.

Pero, sin el valor de los partisanos que la noche del 21 al 22 de abril de 1945 retiran los explosivos que los alemanes habían colocado con la intención de volar el túnel, su historia habría podido ser muy distinta.

swissinfo, Francisca Gehring, Locarno
(Traducción, Marcela Aguila Rubín)

Datos clave

1893: la compañía Jura-Simplon aprueba el proyecto de perforación del túnel ferroviario.
1895: el Tratado internacional del Simplon, que debe marcar el principio de la obra, es rubricado el 25 de noviembre
1898: principio de los trabajos de excavación
1899-1901: huelga de obreros del túnel
1905: la última capa rocosa es abatida el 24 de febrero
1906: inauguración de la galería.

Fin del recuadro

Contexto

El túnel del Simplon celebra su primer siglo de existencia. El acontecimiento será celebrado con fiestas oficiales promovidas principalmente por los Ferrocarriles Federales Suizos. Por su parte, el Correo editó dos sellos especiales conmemorativos.

Los trabajos de la galería ferroviaria se efectuaron en dos fases. El primer túnel fue perforado entre 1898 y 1905. El segundo, entre 1912 y 1921.

Durante mucho tiempo, el Simplon, que tiene una longitud de 19,8 kilómetros, fue el túnel más largo de montaña en el mundo. Hoy, más de un centenar de trenes lo atraviesan cada día, para unir Suiza a Italia.

El primer pasaje documentado del Simplon se remonta a febrero de 1254, con ocasión del viaje del arzobispo Odo Rigault de Ruán a Roma. En 1267, el obispo de Sion asegura la protección a los comerciantes italianos que lo utilizaban.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×