Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El turismo también alienta a la 'Seleção'

10.000 aficionados siguen la preparación de Ronaldinho y otras estrellas en Weggis.

(Keystone)

Las estrellas del fútbol brasileño han creado un clima de euforia en Weggis, cantón Lucerna, donde se preparan dos semanas antes de acudir al Mundial de Alemania.

Es una fiesta para los aficionados, como lo es para los operadores turísticos que esperan transformar Suiza en una plaza deportiva para equipos nacionales y grandes clubes del balompié.

"Es la mejor publicidad turística imaginable. Es algo excepcional que probablemente no se repita", declara entusiasmado Edwin Rudolf, presidente del Comité organizador local de Brazil Event en Weggis.

El pequeño municipio lucernés de 3.886 habitantes ha conseguido dar el golpe del siglo para una comuna de tales dimensiones: ¡hospedar a la selección nacional brasileña durante la fase preparatoria previa al Campeonato del Mundo en Alemania!

El nombre de Weggis es relacionado en estos días con un pueblo global que reúne a 800 periodistas de Brasil y de una cincuentena de países empeñados en seguir la preparación diaria de Ronaldinho, Adriano y Kaká.

Un pueblo vestido de amarillo y verde

"Es fenomenal. Cada día vienen a Weggis entre 10.000 y 15.000 personas. Y en la noche hay fiesta en las calles al ritmo de la música brasileña. Uno parece estar en Río de Janeiro", precisa Edwin Rudolf.

Habitualmente frecuentada por jubilados, la pequeña localidad de veraneo a orillas del Lago de los Cuatro Cantones se ha contagiado totalmente de la fiebre brasileña. Casi todas las casas lucen los colores amarillo y verde.

El kilómetro de calle que separa el puerto del campo de fútbol se ha convertido en una zona comercial poblada de negocios, bares en tiendas o construcciones improvisadas. Panes, salchichas y productos de todo tipo son vendidos ahora con etiqueta brasileña o con el nombre de algún jugador de la 'Seleçao'.

Entre los habitantes de Weggis y de la región se nota una gran euforia. Unas 300 personas trabajan desde hace tres meses como voluntarios en el comité organizador.

"Yo diría que 99% de la población respalda con entusiasmo este evento. Sólo el 1% hubiera preferido la tranquilidad habitual", resume Edwin Rudolf.

Nueva era turística

Aparte del lujoso Park Hotel que aloja a la selección brasileña, todos los hoteles y albergues de Weggis y de las comunidades vecinas está agotados. Las 40.000 pernoctaciones generadas por Brazil Event, equivalen a cerca de una quinta parte de las registradas normalmente durante todo el año en esa región.

Los promotores locales ven en esta ocasión una nueva oportunidad para el turismo regional, que vivía sobre todo de la belleza del lago y del macizo de Riggi.

"Queremos aprovechar esta experiencia y el gran eco que han creado las figuras brasileñas para atraer a otras escuadras nacionales o grandes clubes de fútbol. Ya tuvimos contactos con el Olympic de Lyon", recalca Edwin Rudolf.

"Ningún otro equipo puede suscitar tanto entusiasmo como los brasileños, pero la infraestructura creada en Weggis podrá ser utilizada de manera rentable en el futuro", predice Doris Keller, de la Agencia Deportiva Attaro que en un lapso de pocas horas vendió las 46.000 entradas para seguir los entrenamientos de los jugadores brasileños.

Repercusión económica

Mientras los brasileños ofrecen espectáculo en Weggis, las otras siete escuadras nacionales – que también se preparan en varias localidades suizas para el Mundial-, han preferido la calma, lejos de la mirada de los hinchas, aunque no de la de los operadores turísticos.

La repercusión económica surgida en pocos días por la presencia de ocho selecciones se calcula entre 30 a 40 millones de francos.

Más importante aún: la publicidad turística producida por los 1.500 periodistas que siguen esta fase previa al Mundial. A juicio de algunos operadores turísticos, Suiza debe ahora perfilarse más como plaza deportiva para la preparación de grandes escuadras internacionales.

"Se trata efectivamente de un nicho de mercado muy interesante que en los próximos años podemos desarrollar más aprovechando la Eurocopa de fútbol 2008 en Suiza", afirma Edith Zweifel, portavoz de Swiss Tourism.

Tradiciones y ventajas

Algunas localidades turísticas ya gozan de tradición en este sentido. Nyon, por ejemplo, ha hospedado durante años la preparación estival de Real Madrid.

"Suiza dispone en cada caso de numerosas ventajas: óptima infraestructura deportiva, centros de medicina deportiva de punta, hoteles lujosos capaces de satisfacer a una clientela exigente. Y todo concentrado en una distancia muy corta", remarca Edith Zweifel.

"No menos importante es la tradicional discreción suiza: respeto a otros países; media de agresividad mucho más baja que otros sitios; en general se deja en paz a las estrellas. No es casual que varias celebridades como Tina Turner puedan vivir tranquilamente entre nosotros sin ser permanentemente agobiados por los fans".

swissinfo, Armando Mombelli

Contexto

La selección nacional brasileña de fútbol se entrena desde el 22 de mayo hasta el 4 de junio en Weggis, cantón de Lucerna, con la vista puesta en el Mundial de Alemania 2006 que empieza el 9 de junio.

Además de la Seleçao, una decena de escuadras clasificadas para el Mundial está estos días en Suiza cumpliendo entrenamientos y partidos de práctica.

En Ginebra están las selecciones de Italia, Alemania, España y Croacia; en Lausana se encuentra la de Holanda; Túnez en Neuchâte;, Ucrania en Abtwil, cantón San Gall; Polonia practica en Bad Ragaz, Cantón Grisones, e Irán lo hace en Spiez, cantón Berna.

En cuanto a los partidos amistosos cabe señalar: Brasil-Lucerna, el 30 de mayo; Suiza-Italia, 31 de mayo en Ginebra; Italia-Croacia, el 2 de junio en Lausana; Brasil-Nueva Zelanda, el 4 de junio en Ginebra; España-Croacia, el 7 de junio en Ginebra.

Fin del recuadro

Datos clave

La repercusión económica de la estancia preparatoria en Suiza de las selecciones clasificadas para el Mundial de Alemania se calculan entre 30 a 40 millones de francos.

Según Swiss Tourism, la presencia de jugadores, dirigentes, acompañantes, periodistas y aficionados genera de 80.000 a 90.000 pernoctaciones en sólo dos semanas.

La mitad de entradas y pernoctaciones conciernen a la región de Weggis, donde la selección brasileña atrae cada día a entre 10.000 a 15.000 personas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×