Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Emergente suiza AgroSustain, a la cabeza contra el desperdicio alimentario

Un hombre y una mujer en un laboratorio

Olga y Sylvain Dubey quieren acabar con el moho gris que ataca a muchas variedades de frutas y verduras.

(swissinfo.ch)

El enemigo número uno de fresas, plátanos y otros productos del campo ya recolectados es el moho. Gracias a un método natural patentado a nivel internacional, la empresa emergente suiza AgroSustain y su fundadora, Olga Dubey, han declarado la guerra a las plagas de estos hongos.

La principal causa de las enfermedades en las plantas son los hongos patógenos,Enlace externo que provocan cada año pérdidas por valor de 200 000 millones de francos en la agricultura mundial. Esta plaga no solo afecta a los agricultores. Y es que el tan temido moho gris a menudo se desarrolla después de la recogida. Los mayoristas y distribuidores de frutas y hortalizas dejan de ingresar 60 000 millones de francos     por este hongo.  

“Proporciona una alternativa efectiva, económica y biológica a las únicas soluciones químicas existentes hasta ahora”

Olga Dubey, fundadora de AgroSustain

Fin de la cita

“El moho es responsable de un tercio de todas las pérdidas después de la recolección. El problema es especialmente grave en los países en desarrollo, donde el almacenamiento y el transporte de los alimentos no siempre es óptimo”, indica Olga Dubey (28 años), fundadora de la nueva empresa AgroSustainEnlace externo.

Esta joven empresaria, que tiene su base en el cantón de Vaud y se dedica a la agricultura sostenible, tiene la ambición de acabar con estos organismos dañinos. Su receta es un compuesto biológico llamado AgroShelf+, capaz de frenar el desarrollo de distintas especies de hongos patógenos y así prolongar la conservación de numerosas variedades de frutas y verduras.

Pesticidas en la lista negra

Como parte de su trabajo de doctorado en la Universidad de Lausana, Olga Dubey identificó una molécula con grandes propiedades antifúngicas. “Esta molécula, presente de manera natural en las plantas, tiene la ventaja de que puede extraerse a través de un proceso de síntesis orgánica. Proporciona una alternativa efectiva, económica y biológica a las únicas soluciones químicas existentes hasta ahora”, señala.

Debate global Pesticidas: su uso levanta ampollas

La utilización de pesticidas en las naciones emergentes genera debate. Para unos, pone en riesgo a la gente y también al medioambiente, amén de ...

En Suiza no está permitido tratar los productos agrícolas con pesticidas sintéticos después de la cosecha. Muchos otros países, entre ellos Estados Unidos, sí admiten esta práctica. Sin embargo, los pesticidas cada vez son más criticados por su influencia nociva en la salud y en el medio ambiente. Un fenómeno al que Olga Dubey no es ajena.  

“Estamos ante un movimiento global hacia una forma de vida más sana y ecológica. Con la suficiente experiencia, los conocimientos y la tecnología adecuada, estoy convencida de que todas las respuestas a nuestros problemas están en la naturaleza”, apunta la joven empresaria.  

Una start-up con 26 años

Una convicción arraigada en ella desde niña, ya que gran parte de su tiempo libre lo pasaba en la huerta de sus abuelos en Rusia. “Siendo muy pequeña ya era consciente del reto que suponía guardar los alimentos. Siempre ha estado grabado en un rincón de mi cabeza y probablemente eso es lo que ha guiado la elección de mis estudios”, dice Olga Dubey.  

“Me encanta investigar, pero siempre he tenido la ambición de hacer algo que fuera útil a la gente”

Olga Dubey, fundadora de AgroSustain

Fin de la cita

En cuanto terminó sus estudios de biología molecular, la joven –que apenas tenía 26 años entonces – creó AgroSustain, junto con su marido Sylvain Dubey, doctor en biología y responsable de la tecnología, y Jean-Pascal Aribot, el director de ventas.    

“Me encanta investigar, pero también he tenido siempre la ambición de hacer algo que fuera útil a la gente. Después de mi descubrimiento, decidí dejar el laboratorio para empezar a desarrollar este nuevo producto y crear mi propia empresa”, cuenta Olga Dubey en un inglés con acento ruso.

Múltiples apoyos

AgroSustain, que en la actualidad tiene nueve empleados, hizo una primera captación de fondos de un millón de francos suizos a finales del año pasado. Está previsto que próximamente haga una nueva ronda de financiación para poder lanzar su primer producto en 2021. La empresa también se ha beneficiado de varios préstamos y premios de organizaciones que apoyan la innovación.

Hay que decir que entre los agentes del sector el descubrimiento de Olga Dubey despierta un gran interés. Ya se han creado alianzas, en el mayor de los secretos, con los principales distribuidores que operan en Suiza y en el extranjero. Y en el último año las ofertas de recompra han ido a más.   

“AgroSustain no está en venta. En cambio, estamos abiertos a posibles colaboraciones que nos permitan difundir nuestros productos de manera más amplia”, afirma la joven que acaba de ser incluida entre los 30 mejores emprendedores menores de 30 años, en la categoría de Ciencia y Salud, en el ranking anual de la revista ‘Forbes’Enlace externo.

Interés de la Confederación

Los agentes públicos tampoco son indiferentes al potencial de AgroSustain. La start-up ha firmado un acuerdo de cooperación con el Agroscope de ChanginsEnlace externo, uno de los siete centros de competencia de la Confederación especializado en investigación agrónoma.

“Es la primera vez que se establece dicha colaboración. La integración es casi total, ya que compartimos las mismas instalaciones y nos esforzamos al máximo por poner nuestro conocimiento en común”, explica Katia Gindro, responsable del grupo de micología y biotecnologíaEnlace externo de Changins.

 Dos mujeres rodeadas de plantas

Olga Dubey (a la izquierda) trabaja en estrecha colaboración con el grupo de micología y biotecnología del Agroscope de Changins dirigido por Katia Gindro.

(swissinfo.ch)

Muy apreciado por ambas partes, alianzas de este tipo podrían desarrollarse en los próximos años. En efecto, cada uno parece encontrar aquello que se ajusta a sus necesidades. 

Reducción de riesgos

Desde el punto de vista de AgroSustain, se valora positivamente el acceso a ampliar los conocimientos en investigación agrónoma y la puesta a disposición de infraestructuras óptimas (laboratorios, invernaderos y terreno agrícola) para realizar pruebas a gran escala.

Los expertos de la Confederación, por su parte, lo ven como un medio de contacto con los círculos empresariales activos en el desarrollo de productos agrotecnológicos innovadores. Además, esta cooperación se enmarca perfectamente en el plan de acción de la ConfederaciónEnlace externo encaminado a reducir los riesgos asociados al uso de productos fitosanitarios.

“Tendremos que prescindir de determinados pesticidas y fungicidas sintéticos en el futuro. Eso incluye el travacid, utilizado para limitar el desarrollo de hongos, como el moho gris, en los esquejes e injertos en vides. El trabajo realizado por AgroSustain en este sentido es muy importante y podría tener aplicaciones en otros sectores agrícolas”, aclara Katia Gindro.

Los brotes suizos agrotecnológicos

Cultivos de lechugas con hidroponía (Combagroup), robots solares especializados en el desherbado de campos (EcorobotixEnlace externo), herramientas capaces de medir el impacto medioambiental de los alimentos (BeelongEnlace externo) o drones especializados en escanear las explotaciones agrícolas (Gamaya). Suiza cuenta con un número cada vez mayor de empresas emergentes activas en el desarrollo de nuevas técnicas agrícolas y agroalimentarias.

Estas empresas se desarrollan en torno a las Escuelas Politécnicas Federales de Zúrich y Lausana, al centro de desarrollo de la investigación de Nestlé y a los centros de investigación agrónoma de la Confederación. A diferencia del Health Valley (tecnologías médicas), por ejemplo, este ecosistema está todavía en fase embrionaria. La agricultura es uno de los últimos sectores de la economía que ha tomado el tren de las nuevas tecnologías. “Estas start-up son activas en áreas muy diferentes, por lo que entre nosotros no hay competencia. Al contrario, las personas activas en esta comunidad son muy solidarias y, si es necesario, no dudan en ayudarse”, dice Olga Dubey, fundadora de AgroSustain.    

Fin del recuadro


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes