Empresa: Nestlé, inventar para cambiar el mundo

Instalaciones de Nestlé en Vevey, Suiza. Keystone

En 1867, un nuevo lácteo en polvo creado por Henri Nestlé salvó la vida de un bebé nacido en forma prematura.

Este contenido fue publicado el 01 abril 2004 - 08:04

Surgía la empresa de alimentos número uno del mundo que hoy opera en 100 países con 230.000 empleados y uno de cuyos brazos fuertes es América Latina.

Henri Nestlé compartió el espíritu de hombres como Leonardo Da Vinci o Thomas Alva Edison: convertir en realidad aquello que sus contemporáneos no habían siquiera imaginado.

Nació en Frankfurt, Alemania (1814), pero el destino lo llevó a radicar al lado de su familia en Vevey, Suiza, a los 21 años de edad. Fue en este país donde materializó uno de los sueños que gravitaban en su mente desde años atrás: un sustituto para la leche materna.

Su inquietud era ofrecer una alternativa -hasta entonces inexistente- para aquellas mujeres cuyos cuerpos no estuvieran en condiciones de amamantar a sus recién nacidos.

El invento consistió en una especie de harina láctea elaborada con leche vacuna y un cereal que él mismo creó. En 1867 –a los 53 años de edad- Nestlé salvó su primera vida.

Su leche en polvo permitió alimentar a un bebé prematuro cuya madre se hallaba enferma de gravedad tras el parto.

Ese día nació formalmente el gigante alimentario número uno del mundo.

El crecimiento del ‘nido’

Henri era químico-inventor y vendió productos de puerta en puerta durante algunos años. Por ello, fue hasta 1866 –un año antes de evitar la muerte del bebé- que le pasó por la mente la idea de fundar una empresa.

Su proyecto fue reconocido en el mercado bajo el nombre de ‘Farine Lactée’ (Harina Láctea).

Una década después ya operaba en Gran Bretaña y Australia y los planes de expansión eran ambiciosos, pero Nestlé se sentía cansado. A esas alturas había rebasado ya la sexta década y prefirió vender su negocio a Jules Monnerat en 1875. Cinco años más tarde murió este genio.

Como el consorcio que conocemos hoy, Nestlé tiene su origen en 1905, año en el que Monnerat lo fusionó con Anglo-Swiss Condensed Milk para dar paso a la denominación oficial de Nestlé.

La empresa se unió en 1929 a Meter-Cailler-Koheler, empresa de su vecino Daniel Meter (quien por cierto era autor de la combinación del chocolate con leche).

En 1938, la empresa Nestlé estaba a punto de crear su segundo invento de oro: el Nescafé. Este producto logró un éxito rotundo en el mundo, entre otras razones porque sus consumidores asiduos eran las fuerzas armadas americanas durante la Segunda Guerra Mundial.

Después se sumaron las compras de empresas como Maggi, creadora de las sopas deshidratadas; Vittel y Perrier, de aguas embotelladas; Purina, alimentos para mascotas; hasta alcanzar derivaciones dentro de la industria de la cosmética, vía L´Oreal.

¿Qué es Nestlé hoy?

Es la empresa número 31 a escala mundial; la número ocho de Europa; la primera en el sector alimentario internacional; y la primera de Suiza.

Sus ventas anuales suman 89.900 millones de francos suizos, tiene presencia en 100 países y emplea diariamente a 230.000 personas.

No es aventurado decir que todos hemos adquirido alguna vez algún producto de Nestlé, ya que le pertenecen marcas como la leche Nido o Carnation; los helados Frisco o Extreme; consomés y sazonadores de Maggi; productos de Gaucho; Vitalife o Buitoni; y bebidas como Nescafé, Nesquik o Nestea.

El brazo latinoamericano

Latinoamérica representa casi el 19% de la operación de Nestlé en el mundo.

Actualmente, opera en 20 países: Argentina, Brasil, Uruguay, México, Venezuela, Chile, Perú, Paraguay, Nicaragua, Guatemala, Panamá, Honduras, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Jamaica, Cuba y Puerto Rico.

Sus tres mercados más importantes son Brasil, México y Argentina, dado el volumen de su consumo. Coincidentemente, se estableció en los tres en 1930, aunque bajo estrategias muy distintas.

Consultada en Brasil por swissinfo, la filial de Nestlé recuerda que “Brasil buscaba desesperadamente algún camino para rentabilizar los excedentes de café que el país producía y al Instituto Brasileño del Café se le ocurrió hacer contacto con Nestlé. El acuerdo benefició a todas las partes”.

Nestlé México explica que primero exportó sus productos y para 1935 decidió establecer su primera planta en Ocotlán, Jalisco, para el desarrollo de leche condensada y en polvo. Luego vinieron las de Lagos de Moreno, Coatepec y Chiapas, entre otras.

En Argentina, las exportaciones comenzaron en 1930, pero la primera planta se estableció en 1931 en el barrio porteño de Saavedra, en este caso especializada en la elaboración de chocolates y caramelos.

Cuadros directivos y obstáculos

Actualmente, Peter Brabeck es el presidente de Consejo de Nestlé y uno de sus vicepresidentes es de origen mexicano, su nombre es Carlos Represas.

A juicio de Represas, Suiza le ha enseñado a América Latina el amor por el trabajo bien hecho, el compromiso y la disciplina.

A cambio, los latinos le han enseñado a Suiza el valor de la flexibilidad empresarial, la capacidad de adaptarse ante entornos adversos.

En el 2003, las cuentas de Nestlé, pese a su fortaleza, no vivieron su mejor momento.

La debilidad del dólar redujo 7.6% el volumen de sus ventas, además de que se vivió un proceso de reestructuración de costos dentro de la matriz, que aún se mantiene en Vevey.

Sin embargo, Brabeck asegura que el 2004 será un buen año porque Nestlé es una empresa “capaz de mantener un desarrollo sólido aun cuando los entornos económico y político sean adversos en el mundo”.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Nestlé fue creada en 1867 por el químico de origen alemán, Henri Nestlé, quien en la búsqueda de un sustituto para la leche, encontró el origen de un negocio que cobraría dimensión internacional.

En América Latina, Nestlé tiene presencia en países como Brasil, México, Argentina, Puerto Rico, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Honduras, Guatemala y Jamaica.

Algunas de las marcas más conocidas de Nestlé son la leche Nido, Nestea, Maggi, Extreme o Purina.

Actualmente es la empresa número 1 de Suiza; la número 1 de la industria de los alimentos en el mundo; la número 8 en Europa y la número 31 en el mundo, con un volumen de ventas superior a los 88.000 millones de francos al año.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo