Navigation

En Berna, seguimiento de Porto Alegre

Foro Social Mundial de Porto Alegre. www.po.org

Este fin de semana en la capital helvética se realiza la primera plenaria nacional para la constitución del Foro Social Suizo (FSS).

Este contenido fue publicado el 30 agosto 2002 - 19:21

Representantes de redes sociales y políticas, sindicatos y ONG participan en la creación de ese espacio de reflexión e intercambio.

El FSS comenzó a gestarse en marzo pasado, sólo algunas semanas después de que se llevara a cabo el segundo Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil.

En un encuentro realizado en junio pasado en Berna, medio centenar de representantes de diferentes organizaciones decidieron comprometerse en el proyecto.

"El debate de fondo es, ante la crisis actual del modelo neoliberal, la búsqueda y construcción de alternativas viables" explica Eric Decarro, dirigente del Sindicato del Servicio Público (SPP).

"Queremos impulsar un espacio de reflexión e intercambio en la perspectiva de 'Otra Suiza Posible', más humana y atenta a las necesidades de los sectores más necesitados, de aquí y del planeta", precisa.

Desafíos del FSS

El FSS tendrá dos desafíos primordiales, tal como lo anticipan sus promotores: estimular el intercambio de ideas y acciones en lo interno, y establecer relaciones con iniciativas internacionales semejantes.

La plataforma pretende impulsar una activa presencia helvética en el próximo Foro Social Europeo, que se realizará en la ciudad italiana de Florencia del 6 al10 de noviembre próximo y donde los organizadores esperan 10 mil participantes.

No es adición de organizaciones

Busca también ampliar la participación suiza en el Tercer Foro Social Mundial que tendrá lugar del 23 al 28 de enero del 2003 en Porto Alegre.

En la edición anterior casi un centenar de representantes de ONG y movimientos sociales, parlamentarios y periodistas suizos se dieron cita en la capital del estado brasileño de Río Grande del Sur.

«Esta dinámica responde a una necesidad. Viene a llenar un vacío. Y puede entusiasmar mucho una iniciativa popular supranacional, no concebida como la adición aritmética de los movimientos sociales a escala nacional sino algo distinto», explica Christian Tirefort, presidente del sindicato de los medios de comunicación, Comedia.

«Si el capital está mundializado, estoy persuadido que el movimiento antiglobalización debe también mundializarse», concluye Tirefort.

Entre los promotores de la estrategia semejante se encuentran movimientos como ATTAC, que reivindica la aplicación de una tasa impositiva (Tobin) a las transacciones internacionales de capitales especulativos, sindicatos, ONG, el Partido Verde, agrupaciones de izquierda, etc.

Sergio Ferrari

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.