Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En busca de mayor equidad salarial

La economía mejora, y los trabajadores quieren mejoras salariales.

(Keystone Archive)

La economía suiza crecerá 2% en 2005, dicen los expertos. Y sindicatos y trabajadores inician campaña para exigir que se traduzca en incrementos salariales.

En la semana económica, Migros multiplica sus ganancias mientras el sector relojero recibe un revés del gobierno chino.

El Instituto de Investigaciones Coyunturales de Suiza (KOF por sus siglas en alemán) corrigió este jueves (06.04) su pronóstico de crecimiento económico para Suiza: en 2006 el PIB avanzará 2,1% en lugar del 1,5% que había estimado hace seis meses.

Con dicha corrección se suma a la visión del Grupo de Expertos de la Seco y del Banco Nacional de Suiza, que coinciden en que la riqueza nacional crecerá al menos 2% este año.

¿Por qué no traducir las buenas nuevas en hechos concretos para los trabajadores?

Al menos esta es la posición de la Unión Sindical Suiza (USS) que esta semana lanzó una campaña nacional reclamando aumento de salarios para los trabajadores -especialmente para las mujeres- en este contexto de bonanza.

El objetivo de la campaña es reducir la brecha que existe entre los ingresos que perciben los directivos de las empresas y sus empleados, explicó la USS este jueves (06.04).

Aún viva la polémica salarial

De acuerdo con un estudio realizado por la USS, los 200 directores de las empresas más importantes de suiza recibieron un incremento salarial superior al 14% en 2005 con respecto al año previo.

En contrapartida, el salario promedio que percibe un trabajador suizo aumentó sólo 1,3%, según refirió Renzo Ambreosetti, directivo de la organización sindical más importante, UNIA.

Esto es, los patrones de las empresas deben trabajar 60 años para ganar lo que el Director de su compañía percibirá en sólo 365, días.

Los datos que ofrece la USS se enmarcan en un debate que ya lleva vivo varias semanas en Suiza sobre la validez ética de pagar salarios estratosféricos a los principales directivos de empresas helvéticas.

Concretamente, el presidente del UBS gana 549 veces más que un empleado suyo, y el de Nestle, 1.316 veces, destaca la unión sindical.

Y por rama productiva, la industria alimentaria es la que presenta cinco veces más disparidad que en otras actividades como el comercio al menudeo.

Para sensibilizar a los trabajadores, empresarios y accionistas de las compañías, la USS tiene previsto realizar manifestaciones, ofrecer conferencias de prensa y una marcha a nivel nacional para septiembre próximo en Berna.

Migros, por todo lo alto

Este miércoles (05.04), la empresa número uno de comercio al menudeo de Suiza publicó resultados financieros históricos.

Pese a los temores que le provocó la llegada a Suiza de las tiendas de descuento alemanas (Aldi a la cabeza), consiguió utilidades netas por 699 millones de francos suizos en 2004, monto 28,3% superior al registrado en 2004.

Sin embargo, conseguir las mejores cifras de su historia le pasó una elevada factura en lo relativo a la plantilla laboral.

Un total de 1.223 empleados fueron despedidos por Migros en 2005 con objeto de optimizar procesos y reducir gastos.

Y para mantenerse en la competencia por los clientes, Migros tuvo que reducir sus precios un promedio de 2,4% en términos reales a través de los productos de la línea "M-Budget".

Cabe recordar que el mes pasado (14.03), Coop, su principal competidora, anunció sus resultados correspondientes al 2005, y reportó utilidades de sólo 270 millones de francos, 15,6% menos que en 2004.

Y sus ventas totalizaron 14.100 millones de francos suizos, lo mismo que el año previo.

China frena a Suiza

La llegada de productos chinos a los cinco continentes ha sido sujeto de debates de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de los gobiernos desarrollados desde hace ya tres años.

El pasado sábado (01.04), por primera vez, fue China quien aplicó un "bloqueo" a la importación de bienes llegados de Suiza.

Concretamente, aplicó un impuesto al consumo de artículos de lujo del 20%, gravamen que afecta directamente al mercado relojero helvético, encargado de exportar el 99% de los relojes de lujo que consumen los chinos cada año.

Esto implicará, evidentemente, una reducción en el ritmo y volumen de venta de productos suizos a China, según la Federación de la Industria Relojera Suiza.

El impacto se hará sentir sobre las cifras del sector, ya que actualmente Suiza representa el décimo mercado más importante para la industria relojera, con adquisiciones del orden de los 351 millones de francos suizos anuales.

La nueva disposición impuesta por el gobierno chino implicará también un desplazamiento de productos hacia Hong Kong, isla perteneciente a China, que recuperó de los ingleses apenas hace nueve años.

Esta región está exenta del pago del impuesto a los productos de lujo, así que podría convertirse en el punto de concentración y comercialización de relojes, joyas y otros artículos de este tipo, cuyo valor individual supere los 1.500 francos suizos.

swissinfo Andrea Ornelas

Contexto

La Unión Sindical Suiza (USS) representa y defiende los intereses de los trabajadores helvéticos frente al gobierno, el Parlamento y las organizaciones empresariales. Agrupa 16 sindicatos actualmente.

Migros es la empresa número uno de Suiza en materia de comercio al menudeo. Opera bajo el esquema de cooperativa y fue fundada desde 1925.

Coop es la número dos del comercio helvético al menudeo, pero posee el liderazgo en la venta de productos bioorgánicos, y tiene también una presencia importante en la oferta de servicios de banca y seguros.

Asia es el tercer mercado más importante para la industria relojera helvética, y China despunta como uno de los mercados más interesantes. La decisión del gobierno de aplicar un impuesto del 20% a los productos de lujo, mermará hasta 10% las ventas de relojes helvéticos.

Fin del recuadro

Datos clave

La economía suiza crecerá 2,1% este 2005, según KOF.

Migros facturó 20.390 millones de francos suizos en 2005, y obtuvo utilidades por 699 millones de francos, las más altas de su historia.

En Suiza, los patrones de las empresas ganan en promedio 60 veces más que sus empleados.

Un nuevo gravamen a bienes de lujo impuesto por China encarecerá unos 300 francos cada reloj suizo importado por el gigante asiático

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×