Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En Cointrin, los huelguistas pasaron a la acción

Los empleados de suelo de Swissair reiteraron una acción similar a la del 12 de noviembre

(Keystone Archive)

Un vuelo de Crossair no pudo despegar del aeropuerto de Ginebra debido a una acción de protesta de los trabajadores de suelo de Swissair.

En efecto, tres vehículos de servicio de Swissport fueron colocados para impedir la salida del avión de Crossair que debía partir hacia Stuttgart. Las fuerzas de seguridad procedieron al retiro de los vehículos y de una veintena de huelguistas que se habían puesto delante de la aeronave.

No obstante, un centenar de personas prosiguieron su manifestación de protesta ante las ventanillas de atención de Crossair en el aeropuerto ginebrino. Se trata de miembros del personal del Grupo Swissair, sobre todo de Swissport, la filial encargada de la recepción y el registro de equipajes, así como de la asistencia en suelo.

Los manifestantes llevaban banderolas y carteles con leyendas como estas: "Ni un centavo para quienes violan las leyes", y "Respeto de las leyes y del plan social, sino, huelga".

Tres aviones con destinos a Londres, Lugano y París despegaron antes del inicio del paro realizado entre las 8:00 y el medio día de este martes. Según el portavoz del aeropuerto, Phillippe Roy, fue anulado un vuelo a Basilea.

Crossair ha condenado la huelga de una parte del personal de suelo de Swissair. A juicio de la compañía, las acciones de esta naturaleza dañan la confianza de los clientes y ponen en riesgo el Proyecto Fénix, destinado a relanzar el soprote financiero de la compañía aérea suiza.

El personal de Swissair se opone a la la disminución de su salario. La nueva Crossair les propone un contrato con reducciones salariales de entre 800 y 1000 francos por mes, sobre un sueldo inicial de alrededor de 5000 francos.

Tras una reunión celebrada en horas de la noche del lunes (19.11), 88 de unos 150 asistentes a la reunión sindical en Ginebra optaron por la medida de protesta que pretende obtener medidas sociales consecuentes con las convenciones colectivas de trabajo.

En Zúrich prefieren dar una última oportunidad

Los sindicatos del personal en tierra del Grupo Swissair esperarán hasta finales de este mes una respuesta de los dirigentes del consorcio para entablar negociaciones sobre un plan social, adecuado a sus exigencias.

Las organizaciones laborales habían establecido el 15 de noviembre pasado como fecha última para lograr un acuerdo con el Grupo Swissair sobre sus demandas, sin embargo, este lunes han anunciado que su ultimátum es desplazado justo hasta el 30 de noviembre próximo.

Los trabajadores en tierra del Grupo Swissair reclaman 200 millones de francos para un plan social y la contratación del personal de Swissair en la nueva compañía bajo las mismas condiciones salariales con las que han contado hasta ahora, establecidas en el artículo 333 del Código de obligaciones.

Antes de prever una eventual huelga, los dirigentes del Sindicato suizo de servicios públicos, de Personal Union Swissair Holding y la Sociedad suiza de empleados de comercio, han lanzado una última propuesta.

Los grupos concernidos han pedido que sea nombrada una delegación encargada de reunirse con los representantes de la Confederación y del comité directivo de la nueva empresa aérea.


swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes