Navigation

En contra de la política de precios del COOP

La protesta campesina en Brünnen, Berna. Keystone

Cerca de mil agricultores se manifestaron este lunes frente a tres centrales del segundo gran distribuidor de alimentos en Suiza, la cadena de supermercados COOP. El anunciado descenso de los pagos a los productos agrícolas es el origen de la irritación.

Este contenido fue publicado el 08 enero 2001 - 19:17

Los manifestantes concretamente buscan que la distribuidora COOP anule el descenso de los precios ya en vigor y que declare todos los productos de origen extranjero.

La USP calcula que en los últimos diez años, ha disminuido de 37 a 24 por ciento el beneficio del campesino por cada franco obtenido con la venta de un producto agrícola, mientras que el precio en el mercado ha aumentado 4 por ciento en promedio.

Ante esta perspectiva, centenares de agricultores se manifestaron este lunes frente a tres centrales de Coop.

Las concentraciones se llevaron a cabo en los centros de distribución de Brünnen (Berna), Gossau (San Gal) y Walliselen (Zúrich), en la zona de habla alemana.

Alrededor de las instalaciones de Coop, los agricultores apostaron entre 200 y 300 tractores. El presidente del Centro de Agricultores Suizos, Werner Salzmann, rechazó que la medida buscara bloquear el tráfico local y aseguró que la organización que encabeza está abierta al diálogo.

Por su parte, los responsables de la Coop informaron que el 27 de enero se reunirán con los representantes de los agricultores a fin de analizar sus políticas de precios.

La acción efectuada esta mañana carece del apoyo de la Unión Suiza de Agricultores y se produce luego del bloqueo de otras dos centrales el pasado mes de diciembre en el cantón de Friburgo.

La Comisión de la Competencia ha advertido también que mientras el ingreso del campesinado disminuye, los beneficios de los distribuidores se incrementa.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo