Navigation

En defensa de la senectud

La ministra helvética, Ruth Dreifuss, en la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento. Keystone

En Madrid, la ministra del Interior suiza, Ruth Dreifuss, defendió los derechos de las personas mayores de 60 años y pidió que sus opiniones sean escuchadas.

Este contenido fue publicado el 09 abril 2002 - 14:40

La ministra Dreifuss, quien encabeza la delegación helvética en la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento de Naciones Unidas, presentó este martes su informe "Longevidad, desafío social y oportunidad cultural".

Ante los representantes de 160 naciones reunidos en Madrid, Dreifuss indicó la importancia de integrar el conjunto de la población en este proceso de reflexión para hacer valer los derechos de las personas menos jóvenes.

"Es indispensable que los ancianos tengan aseguradas por lo menos sus necesidades vitales, y también que el respeto a sus derechos fundamentales sea garantizado".

Suiza es un claro ejemplo del proceso de envejecimiento en los países desarrollados. En él, uno de cada seis habitantes se encuentra ya en la edad de la senectud.

Sin embargo, ahora también en los países en desarrollo, el fenómeno se está produciendo, incluso de forma más rápida.

Se prevé que para el 2050 el porcentaje de personas mayores aumentará del 8% actual al 20% en los países menos favorecidos.

Una situación que provocará a escala mundial, en el 2050, que el porcentaje de la población mayor de 60 años sea superior al de la población menor de 15 años.

Sobre esta nueva cara de la vejez la ministra helvética indicó la necesidad de "cooperar con los países pobres para que ellos puedan instituir una protección social suficiente a la vejez".

Dreifuss también habló del protagonismo subestimado de la mujer en la sociedad advirtiendo que el sector femenino "merita ser reconocido, especialmente en lo que concierne a la constitución de su propio seguro social de vejez".

Uno de diversos temas que se abordan en Madrid desde el domingo pasado (08.04) y hasta el viernes próximo (12.04) en el encuentro organizado por las Naciones Unidas, veinte años después de la celebración de la Primera Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento en 1982, en Viena.

El reto es, como en muchas asambleas de Naciones Unidas, donde la teoría sucumbe ante la realidad, lograr reducir la pobreza que se une a los más viejos y que por consecuencia afecta a sus niveles de calidad de vida.

En la asamblea realizada en la capital española, bajo el lema "Una sociedad para todas las edades" se espera obtener una declaración política y un plan de acción.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?