Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Alameda, en el corazón de la capital mexicana.

(Reuters)

El brote del nuevo tipo de gripe en México mantiene en vilo a buena parte de su población. En la capital mexicana y alrededores se respira incertidumbre. Testimonios.

La mirada del mundo apunta a México, durante una nueva prueba de su capacidad de reacción, esta vez, ante el brote del virus A/H1N1.

"La respuesta de la sociedad ha sido muy positiva. Estas medidas están afectando a una serie de actividades económicas y, sin embargo, hay conciencia de que es pasajero y de que hay que actuar conjuntamente", indica desde Berna el embajador de México en Suiza, Luciano Joublanc.

Los alrededor de 25 millones de habitantes de la Cd. de México saben de desafíos constantes en una de las mayores capitales del mundo. Uno de los más graves ocurrió en 1985, cuando un terremoto de 8.5 grados en la escala de Richter causó, por lo menos, 10.000 muertes.

Esta vez, la cara de la emergencia es distinta.

"Es la primera emergencia de sanidad, antes hubo situaciones con los terremotos en el 85, eran situaciones muy similares. Más obvias, toda la ciudad se paralizó. En ese sentido, yo creo que la gente en México es muy experimentada y muy flexible. Es increíble cómo se organizan con el poco apoyo de que gozan. En estas situaciones sale siempre mucha solidaridad, mucha flexibilidad e improvisación", indica el suizo Christian Z., con más de dos décadas de vida en México.

Dos empleados con fiebre, sin ser atendidos

"Las clases están suspendidas hasta el 6 de mayo. Hay mucha desinformación, mucha histeria. En toda Cuernavaca ya no se encuentran tapabocas", explica quien forma parte de la dirección de una institución escolar.

"En el colegio -cuando aún teníamos clases-, queríamos poner los cubrebocas, pero no encontramos nada en toda la ciudad; entonces creo que hay mucha desorganización. Hasta ahora, había dos empleados de mantenimiento que tenían catarro y fiebre, querían ir al hospital y no los atienden porque hay demasiada gente. Esa es más o menos la situación, casi irreal", añade.

"Lo único que uno sabe lo lee en el periódico. Y en el periódico hablan de dos casos comprobados de gripa porcina en todo el Estado de Morelos. Es muy dudoso, si en la Ciudad de México hay, en Cuernavaca también debe haber, porque hay mucha circulación entre las dos ciudades", opina uno de los integrantes de la comunidad suiza en México, compuesta por 5.800 personas.

Su experiencia con el servicio de salud pública como responsable de 40 empleados, la califica de "terrible". "Hay un (Instituto Mexicano del) Seguro Social -al que acuden mis empleados-, que no sirve. Teníamos un caso hace dos meses: un profesor que estaba muy enfermo, pero no le atendieron". No obstante, las medidas aplicadas ante la epidemia de gripe actual -como el cierre de escuelas-, las considera muy adecuadas.

"Ejemplar", la reacción en la capital

Las autoridades mexicanas han manejado las medidas ante el brote actual de influenza de modo "ejemplar", considera, por su parte, Rolf H., procedente del cantón suizo de San Gall.

"Reaccionaron muy a tiempo, con medidas muy adecuadas, como yo lo percibo. El sistema de salud aquí es muy complicado, porque es para 25 millones de personas; eso debe ser una tarea prácticamente imposible, y obviamente, el sistema de salud en México es muy tosco, muy burocrático. Pero cuando hacen las cosas bien, lo hacen definitivamente bien".

En su andar itinerante por la capital y la vecina Cuernavaca, el maestro recién dejó la ciudad. "La gente está muy asustada. Y uno lo ve en la calle, hay mucho menos personas afuera. En el Distrito Federal se anda con el cubrebocas, ya no se saluda uno de contacto, ni de mano, ni de beso. Realmente, la vida, en sí, ha cambiado. Ya no hay restaurantes, ni teatros, ni cine, o cualquier lugar donde se podía aglomerar la gente. En este caso, he decidido salir de la ciudad, donde las cosas aún están más tranquilas".

Medidas drásticas, pero necesarias

El presidente Felipe Calderón pidió a la población permanecer en casa, luego de que la OMS advirtiera de la inminencia pandémica desde su sede en Ginebra, Suiza.

"Las medidas adoptadas han sido drásticas en los casos que ha sido necesario. Primero, por ejemplo, se suspedieron las clases en el Distrito Federal y después se decidió tomar la medida en todo el país. Lo que se trata es evitar a toda costa la propagación del virus y que es muy importante la prevención, advierte al respecto el embajador mexicano en Berna, Luciano Joublanc.

"No hay lugar más seguro que su hogar", aconsejó Calderón, de esta pausa obligada, que justo coincide con un puente vacacional anual. Una sugerencia que sigue al pie de la letra Louis G. y su familia en la capital:

"Estamos en la casa. Sin embargo, hay una cierta tensión, todo el mundo sabe que la causa de tener estos días libres, es una causa preocupante".

A sus hijos debió explicarles que no era un periodo de vacaciones común y corriente. "Es, de una cierta manera, como una cuarentena".

Sobre su percepción ante la respuesta de las autoridades a escala nacional, indica este padre de familia, originario también del cantón helvético de San Gall: "Mi impresión es que hay mucha responsabilidad, aparentemente se toman las medidas correctas, aunque en el primer momento pareció exagerado, pero ahora se ve que estuvo correcto, porque -según las noticias que tenemos-, por lo menos se puede frenar el desarrollo, o incluso pararlo. Ahora ya no hay tantos casos de infectados. Sin embargo, nadie sabe lo que está por venir".

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Desde la OMS en Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncia que a partir de este 30 de abril denominará al nuevo virus de la gripe 'Influeza A(H1N1)', en sustitución del calificativo de 'gripe porcina'

El número de casos humanos de Influenza A(H1N1) confirmados por los análisis de laboratorio de la OMS hasta el 30 de abril fue de 258.
En Estados Unidos: 109 casos humanos confirmados.
En México, 97, y siete muertes, de 176 muertes relacionadas con el virus.

Fin del recuadro

Medidas adoptadas en la Cd. De México

- La suspensión de clases hasta el 6 de mayo,
- el cierre de todos los lugares donde hay aglomeraciones,
- los partidos de fútbol sin presencia de público,
- la suspensión de reuniones multitudinarias y todo tipo de reuniones que impliquen un número importante de gente,
- los restaurantes están cerrados, sólo pueden surtir de comida para llevar,
- en el aeropuerto capitalino se instalaron monitores térmicos para impedir que viajen personas con temperatura mayor a 37.5 grados.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×