Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En riesgo 2.000.000 de dólares para agua potable

Agua potable, su falta es sentida en muchas partes del mundo.

La intransigencia podría dejar sin agua potable ni alcantarilla a uno de los barrios más pobres de la Ciudad de El Alto de La Paz, Bolivia.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Secretaría de Estado para la Economía de Suiza (SECO) que aún no recibe el suelo donde debe construir dos plantas de tratamiento.

El convenio suscrito en octubre de 2004 por la SECO con la Alcaldía de la Ciudad de El Alto, Superintendencia de Servicios Básicos y Aguas del Illimani prevé la dotación de agua potable y alcantarilla a 14.000 familias de escasos recursos en el Distrito N° 7.

La institución suiza asume el financiamiento para la instalación de redes primaria y secundaria: tendido de tubería y construcción de dos plantas para el tratamiento de aguas servidas. El monto de la ayuda suma tres millones de dólares (algo más de 3,6 millones de francos).

Para el cumplimiento de este cometido, Aguas del Illimani (empresa francesa Suez) contribuye con los diseños técnicos y la Alcaldía de El Alto se compromete a proporcionar dos terrenos: uno de tres hectáreas en la urbanización Bautista Saavedra y otro de cinco hectáreas en la urbanización Franz Tamayo (Distrito 9).

Unos cumplen, otros, no

El representante de la SECO en Bolivia, Thomas Henschel informó a swissinfo que la Alcaldía de El Alto no ha cumplido su parte hasta la fecha y que el no contar con los terrenos para las plantas retrasa la realización del proyecto y, por ende, pone en riesgo el financiamiento aprobado.

A tenor del documento firmado, el Gobierno suizo debía – mediante SECO-, hacer el primer desembolso tras la entrega de los terrenos, pero ya lo hizo en julio pasado a petición de los habitantes del Distrito 7.

Esa primera suma de un millón de dólares ha permitido tender 80 kilómetros de tubería en las redes primaria y secundaria e instalar 120 piletas públicas. Los restantes dos millones podrían perderse si el problema de los terrenos no se soluciona en los próximos meses.

Henschel dejó claro que se dio paso al primer desembolso con la única intención de aliviar en parte las necesidades de los pobladores del Distrito 7, pero que aún tratándose de un proyecto aprobado no se puede seguir esperando indefinidamente que la contraparte cumpla su compromiso.

En este sentido el representante de la SECO en Bolivia precisó que esa espera será de dos meses. Si en este plazo no hay respuesta positiva, los dos millones de dólares restantes podrían perderse e ir a otro proyecto, tal vez en otro país donde también hay carencia de agua.

Conflicto de intereses

Consultado por swissinfo el Alcalde de la ciudad de El Alto, Fanor Nava informó que existen conflictos de intereses entre los Distritos 9 y 7 de esta ciudad, toda vez que el diseño realizado por Aguas del Illimani para la construcción de las dos plantas se encuentran ubicadas en el Distrito 9 y que los pobladores de éste se oponen a la instalación de las plantas.

A juicio de éstos, esas plantas de tratamiento de aguas causarían daños al medio ambiente, despedirían malos olores, contaminarían las aguas de un río que pasa por el lugar y perjudicarían el sistema de riego de sus sembradíos.

"Yo estoy preocupado porque la cooperación suiza tiene la mejor voluntad de ayudar donando dinero, pero en estos temas las decisiones de los comunarios (habitantes) son difíciles de eludir; sería imposible querer imponer, son gente que actúa en bloque sobre las bases de sus costumbres ancestrales", señaló.

El alcalde Nava sostuvo que hace todos los esfuerzos posibles para superar este conflicto y evitar la pérdida de los dos millones de dólares que pueden beneficiar a gente humilde, necesitada de agua potable y alcantarilla.

El diálogo puede evitar el enfrentamiento

Si bien los subalcaldes de los distritos 7, René Yanarico y 9, Sacarías Maquera no descartan el peligro de enfrentamiento, tampoco pierden la esperanza de llegar a un acuerdo.

La probabilidad de encontrar consenso está, ante todo, en relegar los intereses políticos o de grupo y abordar el problema considerando los intereses de las 14.000 familias que en el Distrito 7 esperan poder recibir agua potable y disponer de una red de alcantarilla.

En este marco es también necesario explicar que la construcción de dos plantas de tratamiento de aguas servidas no es un peligro para el medio ambiente, ni hará que sus animales nazcan con dos o tres cabezas. Todo lo contrario.

Desgraciadamente –según las declaraciones del alcalde de El Alto y de los subalcaldes de los distritos 7 y 9-, existen conflictos de intereses que aún no pudieron ser superados. A pesar de ello, el subalcalde del Distrito 7, René Yanarico no pierde la esperanza de que el proyecto se ejecute para beneficio de gente que en gran parte vive con poco más de un dólar por día.

Tanto el nuevo director residente de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), Marco Rossi, como el representante de la SECO en Bolivia, Thomas Henschel reiteraron que inmediatamente se tenga los dos terrenos continuarán las obras del proyecto.

swissinfo, Félix Espinoza, La Paz.

Contexto

La COSUDE y la SECO asignan gran importancia al suministro de agua potable y servicio de alcantarilla en los países en desarrollo.

El proyecto el Distrito 7 de la Ciudad de El Alto beneficiará a 14.000 familias de escasos recursos.

Muchas de esas personas viven con poco más de un dólar por día.

Bolivia es uno de los 21 países de concentración de COSUDE. Allí realiza o apoya proyectos y programas de desarrollo con un presupuesto anual de más de 20 millones de francos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×