Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

ENDURECIMIENTO DE LA LEY DE ARMAS ¿Cuántas armas tienen los suizos en casa?

Cuatro retratos de hombres con armas de fuego

 Las asociaciones de tiro suizas dicen no a la revisión de la ley suiza de armas

(swissinfo.ch)

La época en la que la mayoría de los soldados suizos guardaban sus armas en casa es tiempo pasado. Pero a pesar de ello, hay en manos privadas más de 2,5 millones de rifles y pistolas. El Parlamento y el Gobierno pretenden endurecer la ley. Los tiradores aficionados contraatacan a través de un referéndum.  

¿Por qué a pesar de que los soldados suizos guardan sus armas en casa no hay tiroteos en Suiza? Esta es la pregunta que se hace John McPhee, autor del superventas La Place de la Concorde Suisse, publicado en 1984. La respuesta lapidaria del ensayista americano es porque está prohibido.  

El programa satírico estadounidense The Daily Show acaba de analizar de una manera menos seria este fenómeno. El reportero Michael Kosta ha visitado el festival de tiro federal para conocer la cultura pacífica de las armas en Suiza. Este es su reportaje (en inglés):   

Contenido externo

Entrevista, entre otros, al exministro de Defensa Samuel Schmid, que le explica por qué en Suiza prácticamente no hay muertos ni heridos por armas de fuego. “Tenemos respeto por las armas. Por eso no son un problema”.

Con el fusil al hombro

Siempre ha suscitado una mezcla de admiración, curiosidad y asombro en el extranjero el hecho de que los soldados suizos mantengan en casa sus armas de servicio. Cuál no era la sorpresa de los turistas al encontrarse con adolescentes vestidos con cazadoras vaqueras en sus motos y sus rifles de asalto al hombro. Una escena habitual los sábados, revelando la brecha entre ellos y los miembros de los clubs de tiro locales.

Durante décadas, la imagen del ciudadano armado siempre dispuesto a defender a su país ha confirmado esta máxima popular: Suiza no tiene ejército; Suiza es un ejército. Después, en 1989, tras la caída del Muro de Berlín, un tercio de la población votó a favor de suprimir el ejército. Y las cosas cambiaron.

Hoy en día el vínculo emocional entre los ciudadanos y el ejército no es aquel que marcó la mentalidad suiza durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. El número de soldados ha disminuido. El ejército está menos presente en la vida cotidiana. Y tener en casa el fusil de asalto ha pasado de moda.

Menos armas de servicio en casa

Según el Ministerio suizo de Defensa, solo 1 523 rifles de asalto y 990 pistolas salieron de los arsenales para ser guardados en casa en 2017. Casi el 90% de los soldados no se llevaron sus armas a casa.

La reforma Ejército XXI, que entró en vigor en 2004, redujo considerablemente el número de soldados en servicio y las existencias en los arsenales. Aquel año, el 43% de los soldados se llevaron sus armas a casa: más de 20 000 rifles de asalto y casi 20 000 pistolas. Desde 2004 hasta la fecha, al final del servicio militar se han entregado un total de 106 000 armas.

Desde 2010, aquellas personas que quieren llevar sus armas consigo tienen que participar en ejercicios regulares de tiro. Probablemente esta medida ha hecho que llevarse el arma a casa resulte menos atractivo.  

Auge de permisos de compra

Sin embargo, esa pasión de muchos suizos por las armas de fuego no ha desaparecido. El dominical NZZ am SonntagEnlace externo ha publicado que el año pasado los cantones expidieron entre 30 000 y 35 000 permisos para comprar armas. Estos permisos son necesarios para adquirir pistolas, revólveres y armas semiautomáticas. La cifra de armas compradas oscila entre 45 000 y 55 000, según el semanario.

Gráfico Comprar un arma de fuego en Suiza
(swissinfo.ch)

Otras investigaciones periodísticas muestran que en los últimos años las solicitudes de permisos han aumentado considerablemente. El NZZ am Sonntag, teniendo en cuenta estimaciones federales e investigaciones sobre las comprasEnlace externo, dice que el número de armas de fuego en poder de los particulares oscila entre 2,5 y 3 millones.    

Llega incluso a los 3,4 millonesEnlace externo, según un estudio realizado en 2011 por la ONG Small Arms Survey con sede en Ginebra. De este modo, Suiza ocuparía el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor número de armas por habitante, después de Estados Unidos y Yemen. Sin embargo, datos más recientesEnlace externo de esa misma organización referidos a 2017 reducen esta estimación significativamente. Así, habría unos 2,3 millones de armas en manos privadas. Lo cual significa que posee un arma uno de cada tres residentes en Suiza, o incluso uno de cada cuatro.   

   

La alta densidad de armas en Suiza no se debe únicamente al hecho de que los soldados puedan llevarse sus armas de servicio a casa. También se explica por la legislación bastante liberal en este ámbito. Algo que podría cambiar muy pronto. Y es que el Gobierno y el Parlamento quieren reforzar las normas sobre la posesión de armas de fuego y adaptarlas a las directivas de la Unión Europea (UE)Enlace externo.

Normas más estrictas

Año y medio después de los atentados terroristas de París en noviembre de 2015, la UE decidió prohibir ciertas armas semiautomáticas. Una categoría que incluye los fusiles de asalto del ejército helvético. Suiza, que forma parte del espacio Schengen, está obligada a aplicar la legislación europea, hasta finales de mayo, al menos, en principio. Berna, sin embargo, ha obtenido varias concesiones de la UE.

Cuando al final de su servicio militar su propietario decide conservarlo, el fusil no se considera arma prohibida. Solo es arma prohibida si se vende. Bajo la nueva ley, en este caso necesitará una autorización especial. En cuanto a los tiradores deportivos, deberán pertenecer a un club de tiro o demostrar que hacen ejercicios de tiro regularmente.

Según las asociaciones de tiro, la reforma va demasiado lejos. Temen que la nueva legislación marque el fin del tiro como deporte popular y, en los propietarios de armas de fuego, suscita una desconfianza general. Estas son las razones por las que ha pedido el referéndumla comunidad que en Suiza vela por los intereses del tiroEnlace externo.

Esta comunidad ha recogido las 125 000 firmas, que se presentaron ante la Cancillería Federal el 17 de enero. La población suiza deberá votar sobre el endurecimiento de la ley de armas el 19 de mayo.

Numerosas desapariciones

107 armas del ejército suizo desaparecieron en 2018. Una cifra considerablemente mayor que la del año anterior, ya que en 2017 se perdieron un total de 85 fusiles de asalto y pistolas, tal y como ha confirmado el Ministerio de Defensa, Protección Civil y Deportes, dando por válidas las cifras publicadas por el diario Blick. En 2016 69 armas estaban en paradero desconocido.

766 armas de fuego han desaparecido desde 2009. De las cuales, 36 se recuperaron el año pasado. Entre ellas, tres fusiles de asalto se incautaron en el extranjero. Hay distintas razones que explican estas desapariciones, según el portavoz del ejército Stefan Hofer. Algunas armas desaparecen en robos, otras en el transcurso de mudanzas o incendios. Desde 1969 se han perdido casi 5 000 armas, que siguen sin aparecer.

Fuente: Agencia Telegráfica Suiza (ats)

Fin del recuadro


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes