Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Energía atómica: Alemania reabre el debate europeo

Batas especiales para los trabajadores de la planta nuclear de Leibstadt, la más moderna de las cinco centrales atómicas suizas.

(Keystone)

Después de Suecia e Italia, Alemania opta por el abandono gradual de la energía atómica. Los sectores interesados en Suiza cerraron, este jueves, la etapa de consultas sobre esta controvertida fuente de recursos energéticos.

Las 19 centrales nucleares de Alemania dejarán de funcionar en un plazo de 32 años contabilizados desde su inauguración. La decisión anunciada por el canciller Gerhard Schröder fija el año 2010 como fecha límite para el cierre de la última planta.

Quiere decir que las primeras comenzarían a ser desactivadas dentro de un par de años. "Es un día negro que agudizará nuestra dependencia energética del extranjero e incrementará el uso de combustibles fósiles" afirmó el dirigente social cristiano bávaro, Erwin Huber.

El acuerdo dispone además la suspensión completa, desde 2005, del reciclado de desechos nucleares, particularmente en Francia.

El creciente poder ecologista germano, cuyos representantes políticos comparten gobierno con los social demócratas en la coalición "rojiverde" en Berlín, y la tragedia de Chernóbil, ocurrida en 1986, apuraron este paso que abre varios interrogantes.

Uno de ellos es el esgrimido por quienes consideran que la energía nuclear es segura gracias a la tecnología de punta y evita el despido de grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera.

Suecia e Italia son precursores

Una consulta nacional celebrada en 1980, autorizó al gobierno sueco a dejar paulatinamente la energía nuclear. El detonante fue un grave incidente ocurrido en la central estadounidense de Three Mile Island.

Veinte años después, su éxito es modesto. Once reactores siguen funcionando en cuatro plantas.

Italia ha sido más consecuente con su decisión. Un referéndum dispuso abandonar la energía atómica y desde entonces ha cerrado tres de sus centrales.

Sea como fuere, la decisión alemana alienta a los antinucleares a intensificar su campaña y a reabrir el debate en torno a esta controvertida fuente de energía.

Suiza también examina el asunto

El anuncio alemán coincide con el final de la etapa de consultas sobre de la energía nuclear en Suiza.

A raíz de una iniciativa popular denominada "Energía sin átomo", los sectores involucrados han expuesto sus puntos de vista acerca de las enmiendas que propone el Gobierno federal en la ley sobre energía nuclear.

Berna también cree oportuno limitar la existencia de las cinco centrales nucleares del país y prohibir el tratamiento de los desechos nucleares en Francia y Gran Bretaña. Su posición se alinea con la de los socialistas y los ecologistas.

Los medios pro atómicos y el "lobby" de la industria de la electricidad, cuentan con el apoyo de los partidos conservadores (Radical, Cristiano Demócrata y Unión Democrática de Centro) en sus pretensiones de impedir que se limite el tiempo de funcionamiento de las centrales nucleares.

El ministro de Medioambiente, Transporte, Energía y Comunicación de Suiza, Moritz Leuenberger, adelantó que volverá a examinar el asunto en función de las conclusiones de la consulta.

Los promotores de la iniciativa popular "Energía sin átomo" exigen el cierre de las cinco centrales nucleares suizas en un plazo de 30 años. En virtud de la democracia directa suiza, los electores tendrán la última palabra.

El espíritu de preservación del medio ambiente y la búsqueda de nuevas fuentes de energía renovables, eólica y biomasa, entre otras, adquieren mayor actualidad que nunca. El debate se anima.

Juan Espinoza


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×