Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Entre volutas de humo

El experimentado Vahé Gérard sabe reconocer los puros "que tienen alma". 

(Vahé Gérard)

Fumar un buen cigarro es como catar un vino de reserva. Hay que saborearlo para poder apreciar todos los matices de su aroma, con reminiscencias a madera, cuero, tierra, miel, pimienta...

Los aficionados lo disfrutan en soledad o compartiendo mesa y mantel con los amigos, y entre bocanada y bocanada, dan rienda suelta a sus sueños...

Dicen los entendidos en el arte de fumar que para reconocer "un tabaco que tiene vida, que tiene alma" y poder pronosticar sus sabores y bondades hay que dejarse llevar por los sentidos: la vista, el tacto, el olfato y el gusto. Pero un puro "no tiene solamente el sabor del puro, sino también el sabor del tiempo y del lugar donde se consume".

Muchos aficionados disfrutarán apaciblemente del aroma de un excelente cigarro en la intimidad, quizás porque el puro es "el único amigo que escucha nuestros pensamientos (Arturo Fuente, tabaquero), "puebla la soledad de mil imágenes graciosas" (George Sand) y alimenta nuestra "inspiración" (Orson Welles) hasta convertirse en "pura metáfora" (Guillermo Cabrera Infante).

Así, por ejemplo, elegirán una de sus vitolas preferidas después de una intensa jornada de trabajo y la degustarán en un momento de reposo, "ojeando una revista, escuchando música o leyendo un libro", anota el propietario de la casa ginebrina 'Gérard Père & Fils'.

Pero el cigarro, que guarda muchos paralelismos con el vino y está íntimamente relacionado con los placeres de la vida, "es también un producto de convivialidad", que se comparte entre amigos como colofón a una buena comida.

Si el fumador de pipa suele ser más reflexivo, "más introvertido, en el mundo del puro tenemos las dos cosas: el aficionado introvertido, que es menos frecuente, y el aficionado extravertido, mucho más común", explica.

Cigarrillos y puros: dos mundos

Dicen que Winston Churchill, devoto fumador de la marca Romeo y Julieta y, en especial, de la vitola que hoy lleva su nombre, llegó a fumar 300.000 habanos durante toda su vida. Pedirle a Vahé Gérard que desvele su puro favorito, es como condenar a "un padre a elegir a cuál prefiere de sus hijos". En cambio, contesta sin titubeos cuando se le pregunta por el cigarro que más disfruta a lo largo del día:

"El mejor de todos es del de la mañana, después de desayunar, cuando estoy solo y dispongo de una hora u hora y media muy tranquila, aunque también me gusta mucho disfrutarlo cuando estoy con amigos, al final del día, después de comer", confiesa. "Son dos placeres totalmente diferentes, no se pueden comparar. Pero el mejor es el de la mañana, sí. Tiene un aroma que los otros no tienen".

Aunque el hábito de fumar está en franco retroceso en las sociedades occidentales, las cifras de negocios de las grandes empresas del sector reflejan que los puros de gama alta parecen haber quedado al margen de las campañas prohibitivas y leyes antitabaco.

Asimismo se observa que muchos fumadores cambian la cajetilla de cigarrillos por los puros. "Son dos tipos de consumidor muy diferentes", apunta Gérard.

"Es como si usted, en lugar de tomar todos los días un vino cualquiera, decide disfrutar el sábado o el domingo un muy buen vino'", prosigue. "Usted no va a tomar los dos tipos de vino de la misma manera".

Y es que, como los buenos caldos, los cigarros de calidad, hechos a mano, se saborean, se degustan y requieren dedicación absoluta: "Un buen fumador de puros, al igual que un buen amante, siempre se tomará un tiempo frente a su cigarro", decía Guillermo Cabrera Infante.

Vitolas del futuro y ... mujeres

"El tamaño del puro tiene mucho que ver y evoluciona con la sociedad en la que vive". Así, desde los años 1980, el Robusto es la vitola más vendida en el mundo, porque este "puro corto y gordo" (12,5 cm de largo y 2 cm de cepo), de media hora o cuarenta minutos de fumada, responde al ritmo de vida que impera hoy.

El pronóstico de Vahé Gérard es que en los próximos años crecerá la demanda de formatos incluso menores, como las Coronas o Petit Coronas, porque los aficionados dispondrán aún de menos tiempo para disfrutar su pasión y regalarse con un buen cigarro.

Y, finalmente, no hay que olvidar que el gusto por el puro no excluye a las mujeres. "Si a tu mujer no le gusta el aroma de tu cigarro, cambia a tu mujer"; la frase es de Zino Davidoff...

Sin lugar a dudas "hay tabaco que seduce más a las mujeres que a los hombres"; sin embargo, Vahé Gérard también ha comprobado que "hay mujeres que tienen un paladar y un olfato muy desarrollados".

Si Sara Montiel, veterana aficionada a los habanos, costumbre que, según ella, adquirió de Ernest Hemingway, fue una mujer adelantada a su tiempo, hoy se multiplica el número de féminas que sucumben al placer del denominado 'buen fumar'.

No es casual ni gratuito que la modelo Linda Evangelista o la actriz Demi Moore, entre muchas otras célebres fumadoras de puros, hayan sido portada de revistas especializadas.

"Creo que hay una sensibilidad femenina, quizás no tanto para consumir, sino para seleccionar", confirma Vahé Gérard. De hecho, muchos de sus clientes acuden a su tienda acompañados por sus esposas y suelen ser ellas quienes piden "oler el tabaco" antes de elegir.

"Y cuando hablo con mujeres del tabaco, de los olores y aromas, son más precisas que los hombres", concluye este hombre de 45 años, casado y padre de dos hijos.

Quizás hoy, el consejo del gran Zino Davidoff – con todo nuestro respeto – fuese otro: "Si a tu mujer no le gusta el aroma de tu cigarro, cambia de CIGARRO"...

swissinfo, Belén Couceiro

Datos clave

Fundada en los años 1960, 'Gérard Père & Fils' es una tienda especializada en habanos de prestigio mundial.

Dispone de unas treinta marcas de habanos y ha desarrollado una línea de puros que llevan el nombre de la casa.

Su actual propietario, Vahé Gérard, ha recibido el premio 'Hombre Habano 2004' en la categoría de venta al detalle.

Está considerado como uno de los mayores conocedores del puro y es autor de tres libros:

'Guía del fumador de Habanos'; 'El universo del Habano' y 'Le Cigare'.

Fin del recuadro

Contexto

La denominación de origen 'habano' se otorga a los puros elaborados exclusivamente con tabaco cultivado en Cuba.

El país exporta anualmente 150 millones de unidades y las mejores provienen de la región de Vuelta Abajo.

La empresa Habanos S.A., líder mundial en la comercialización de puros premium (torcidos a mano), distribuye 34 marcas.

Cohiba, Partagás, Trinidad, Romeo y Julieta, Montecristo y Hoyo de Monterrey son algunas de las marcas de mayor prestigio.

España, Francia, Reino Unido, Suiza y Alemania son los principales mercados de los cigarros cubanos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×