Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

España y Suiza, punteras en construcción 'verde'

La arquitecta Belinda Tato y su equipo de de Ecosistema Urbano recibieron el segundo premio.

Holcim otorga su premio 2008 al desarrollo sostenible europeo a un 'barrio reciclable' de manufactura ibérica y a un pequeño refugio alpino que convierte el calor corporal en energía.

Los retos del cambio climático obligan a la industria de la construcción a reinventarse y las empresas del cemento aprovechan el nicho que se abre.

El cambio climático es a juicio de los habitantes del Viejo Continente, el segundo problema más importante que enfrenta el mundo después de la pobreza.

Son las conclusiones que arrojó una encuesta coordinada y difundida por el Parlamento Europeo (PE) el pasado verano.

El trabajo, realizado entre 30.170 ciudadanos elegidos a partir de muestras elegidas en los 27 países de la Unión Europea (UE), Suiza, Turquía y Macedonia, asegura que seis de cada 10 entrevistados estima que el cambio climático es un tema que reclama toda su atención.

Ocho de cada 10 entrevistados afirman que la industria es el jugador que más debe implicarse en el respeto al medioambiente, seguido por los ciudadanos y los gobiernos.

Y cuatro de cada 10 habitantes dice que estaría dispuesto a pagar más por utilizar construcciones 'verdes' y por consumir energía que se produzca a partir de fuentes renovables.

Una apuesta integral que la industria internacional del cemento observa con cuidado porque le representa una nueva y atractiva veta de negocio.

Boom constructor español

España es el mercado de la UE cuyo sector de la construcción ha registrado un mayor dinamismo de 10 años a la fecha (con tasas promedio de 5% anual).

Entre 2006 y 2007 los españoles consumieron 100 millones de toneladas de cemento que permitieron la construcción de 1,5 millones de viviendas. Todo un récord en Europa, según confirman los datos del Eurostat al cierre del año pasado.

Articular una política de desarrollo sostenible para la construcción es el mayor reto que enfrenta actualmente esta industria.

La cementera suiza Holcim, en concreto, ha reducido un 25% sus emisiones de CO2 por tonelada de cemento durante los últimos cinco años y un 17% de la energía térmica que utiliza en la fabricación de sus productos viene de combustibles alternativos derivados de residuos, según su más reciente informe de construcción sostenible.

Conseguir dichos índices ha significado onerosas inversiones, pero la perspectiva de negocio, sumada al compromiso ecológico que tiene, lo ameritan.

Oro húngaro, plata española

Grupo Holcim entregó el pasado 25 de septiembre sus premios para el Desarrollo Sostenible 2008. El oro fue para el proyecto húngaro del arquitecto Peter Janesh dedicado a diseñar una nueva sede para el gobierno en Budapest, con 11 ministerios incluidos.

La plata fue para España. El despacho de arquitectos Ecosistema Urbano diseñó un 'barrio reciclable' que, curiosamente, no fue pensado para ninguna comunidad autónoma ibérica sino para la ciudad de Maribor en Eslovenia.

Belinda Tato fue la responsable del proyecto y, de acuerdo con la arquitecta, como Eslovenia prohíbe construir sobre los vertederos rehabilitados durante un periodo de 25 años –tiempo que requieren las capas de calizo y otros materiales para asentarse- muchos grandes espacios se desperdician durante largos periodos.

La apuesta de Ecosistema Urbano fue pues generar una solución temporal para dichos terrenos 'desperdiciados'.

Crear una topografía artificial llena de montículos que permite construir casas y apartamentos, zonas deportivas y recreativas, que son de carácter temporal y que pueden ser desmanteladas y mudadas a otras zonas.

La entrega de los premios tuvo lugar este año en Madrid y tomaron parte la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; Manuel Marín, ex presidente del Congreso de los Diputados; y Harry Gugger, presidente de la Fundación Holcim.

Bronce para Suiza

El bronce en 2008 correspondió a un equipo de estudiantes de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) que presentan una propuesta innovadora.

Sugieren crear un pequeño refugio alpino a 2.883 metros de altura que sea capaz de autoabastecer de agua y energía la construcción, gracias a una estructura de cristal ecológica y a un sistema diseñado para transformar el calor corporal que despiden los usuarios en energía.
En todos los casos los criterios a evaluar son: innovación, transferibilidad (que la propuesta técnica sea utilizable en diversos proyectos de construcción), ética, equidad social, respecto ecológico y energético, viabilidad económica y estética.

Un camino largo del que se dan apenas los primeros pasos.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La cementera Holcim fue fundada en Lenzburg, cantón Argovia, en 1912. Su actual sede se encuentra en Zúrich y produce cemento, concreto premezclado y agregados.

La política de desarrollo sostenible de Holcim incluye siete tópicos que se compromete a aplicar en su operación cotidiana:

Seguridad y salud laboral;
Desarrollo económico;
Compromiso social;
Utilización de recursos renovables;
Nivel de emisiones atmosféricas;
Conservación de la naturaleza; y
Construcción sostenible.

Fin del recuadro

Datos clave

Holcim es número dos mundial en cemento después de la francesa Lafarge.

El grupo helvético opera en 70 países y emplea a 44.700 personas.

Holcim creó los 'Holcim Award' para premiar proyectos de construcción ecológicos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×