Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estado de la danza en México

Para las compañías privadas mexicanas, como el Ballet Teatro del Espacio, resulta difícil sobrevivir. (Archivo: pjbuffe)

La presencia en México del presidente del 'Prix de Lausanne' despertó muchas expectativas en este país.

Para las compañías privadas de danza resulta difícil sobrevivir ya que no hay ayuda del Estado ni se consiguen patrocinadores, según Clarisa Falcón, subdirectora de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea de México.

La situación de la danza en México se ve muy compleja. Para Clarisa Falcón, quien dirige el área de danza clásica en la Escuela Nacional de Danza de México, "el país no tiene una gran tradición, ya que la Escuela Nacional tiene tan sólo treinta años; además es difícil porque no hay compañías donde poder desarrollarse profesionalmente".

"También es difícil porque es una carrera muy cara y muchas veces la situación económica no permite que se pueda estudiar la danza clásica, a diferencia de la danza contemporánea que es más accesible." Eso porque no se usan las zapatillas de punta que es un gasto muy importante en la danza clásica, a juicio de la maestra Falcón.

Actualmente, la situación es todavía más complicada porque no hay dinero para la cultura. Y la responsable de la Escuela Nacional de Danza siente esta crisis: "Al ser una escuela pública, nosotros recibimos subsidios del Estado, pero cada año son menores. Los últimos seis años, se ha recrudecido más la situación. Y este año, que es un año electoral, es peor todavía. Es muy escaso el dinero".

Las compañías privadas

En las compañías privadas tampoco se vive una situación alentadora. Clarisa Falcón considera que les resulta muy difícil sobrevivir: "Las pequeñas compañías tienen muchos problemas porque les cuesta mucho trabajo conseguir el dinero para sus producciones. Y en México no existe la cultura del patrocinio."

Además la ayuda del Estado es muy limitada y puntual. No hay subsidios, sino becas. "Lo que sucede", puntualiza Clarisa Falcón, "es que todo se va desarrollándose a partir de proyectos y no para un trabajo de compañía, sino para un trabajo específico que puede durar seis, ocho meses."

"Después de eso, los bailarines tienen que buscar otro trabajo u otro proyecto. Eso ha ocasionado otro fenómeno: que ya los bailarines no comprometen su trabajo con una compañía sino con un proyecto." Y entonces van de una compañía a otra, lo que resulta desalentador para los coreógrafos, "porque no tienen un cuerpo de bailarines con los cuales trabajan regularmente".

En cuanto a la presencia del presidente del 'Prix de Lausanne', despertó muchas expectativas.

Alumnos de la Escuela de Danza Nacional ya participaron en este certamen en los años ochenta, inclusive ganaron premios. Pero como lo recuerda la maestra Falcón, "en los últimos años, la situación económica ha impedido que muchos talentosos estudiantes puedan asistir, por los gastos que hay que hacer."

Ahora reconoce que hay nuevas perspectivas, sobre todo con esta nueva modalidad del video. "Antes, sí, era más difícil ir hasta Suiza para una primera vuelta, y quedar eliminado luego de hacer todo un gran gasto. En cambio ahora, con esta nueva forma de enviar un video, existe la posibilidad de ir con más seguridad de que se va a lograr algo".

swissinfo, Patrick John Buffe, Ciudad de México

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×