Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estudian estrategia suiza contra las drogas

El consumo de drogas se inicia a edades cada vez más tempranas.

(Keystone Archive)

Suiza, Alemania y Francia analizan modelo helvético de legalización del consumo de estupefacientes.

Expertos en lucha contra las drogas de los tres países se reunieron esta semana en Schloss Beuggen, Baden-Württemberg (sur de Alemania), para analizar la evolución del modelo suizo de prevención y legalización del consumo de estupefacientes, así como para establecer mecanismos de cooperación.

"Se logró un fructífero intercambio de opiniones que será continuado este año en fecha aún por determinar", dijo a swissinfo Florian Lanz, experto de la Comisionada del Gobierno Federal alemán para la Lucha contra las Drogas, Marion Caspers-Merk.

Por parte de Suiza acudió al encuentro el vicedirector de la Oficina Federal de Salud, Ueli Locher, mientras que Francia estuvo representada por dos observadores de la Autoridad de Lucha contra las Drogas y la Toxicomanía (MIDT).

La conferencia, que tuvo carácter regional y se centró específicamente en el consumo de hachís, se produjo al tiempo que Suiza revisa la legislación del rubro.

Proyecto piloto

Alemania puso en marcha, a comienzos de febrero, un proyecto piloto que sigue el modelo suizo para el consumo controlado de heroína en varias ciudades. Los resultados de la estrategia serán evaluados dentro de dos o tres años.

Al inaugurar la reunión de Scholoss Beuggen, Caspers-Merk subrayó el enorme interés de los tres países por intercambiar opiniones sobre el tema del consumo de drogas derivadas del cáñamo. Destacó que los efectos del proyecto de ley helvético trascienden las fronteras de las naciones en cuestión.

Suiza se propone controlar, no legalizar, el consumo de los alcaloides obtenidos de las plantas cannabáceas con una ley que entrará en vigor en 2004, pero el proyecto se encuentra todavía en fase de discusión y deberá pasar todas las instancias legislativas correspondientes.
Jóvenes consumidores

El consumo creciente de drogas como el hachís y la mariguana, desde muy temprana edad, preocupa a las autoridades participantes en el encuentro de Baden-Württemberg

Dos tercios de las personas que van a fiestas juveniles emplean hachís, el 50% 'ecstasy' y otro tercio, la también droga sintética denominada 'speed'.

Estos estupefacientes son consumidos junto con una elevada cantidad de bebidas alcohólicas, lo cual resulta altamente riesgoso para la salud. En ocasiones, las mezclas incluyen también cocaína, anfetaminas o mariguana.

Todos los expertos parecen estar de acuerdo en que la persecución penal no es el mecanismo idóneo para atajar el problema.

Situaciones paradójicas

Alemania tampoco aprobará la legalización del consumo de drogas, ya que éste país ha firmado la Convención de las Naciones Unidas sobre Drogas que establece su prohibición.

Pero el gobierno alemán es partidario de una evolución en la que se despenalice el consumo de cannabáceas en pequeñas cantidades. Los especialistas explican esa contradicción arguyendo que en la problemática que atañe a la política de lucha contra las drogas no hay soluciones fáciles.

Para ellos, una política de proscripción o una completa liberalización no resolverían el problema. En todo caso, entre los expertos hay un principio de acuerdo sobre la necesidad de regular el consumo de una cantidad mínima por persona.

Suiza, Alemania y Francia analizaron también el esbozo de un proyecto de cooperación en el campo de la prevención.

Juan Carlos Tellechea, Berlín.


Enlaces

×