Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Europa del Este, un horizonte inexplorado

Las barreras cayeron, pero las empresas suizas invierten poco o nada en el Este de Europa.

(Keystone)

Apenas 5% de las empresas suizas exportan a los 10 nuevos países miembros de la UE, un mercado de 74 millones de personas.

Los contratiempos: insuficiente infraestructura, la barrera de la lengua, y las burocracias, obstáculos que el gobierno suizo intenta limar por vías diversas.

El panorama resultaba prometedor en abril del 2004: un mercado de 74 millones de clientes potenciales se abría para Suiza dentro de los 10 países del Este que estaban por adherirse a la Unión Europea (UE).

De hecho, los productos helvéticos exportados a la República Checa, Polonia, Hungría, Lituania, Letonia, Malta, Eslovaquia, Estonia, Chipre y Eslovenia representaban apenas 5% del comercio exterior suizo, así que el potencial de crecimiento parecía exponencial.

Gigantes empresariales como Novartis, Nestle, Roche, o el grupo editorial Ringier, ya habían salido de avanzada a la conquista de este nuevo universo económico.

Sin embargo, a dos años de entonces, la realidad no empató con los proyectos.

Las pequeñas y medianas empresas suizas (PYME) apostaron por la cautela, y las inversiones suizas en Europa del Este crecieron apenas 4% durante este periodo.

PYMEs precavidas...

La Oficina Suiza de Expansión Comercial (OSEC) dio a conocer este lunes (13.03) un balance sobre la relación económica que existe entre Suiza y los 10 miembros más recientes de la UE (incorporados el 1 de mayo del 2004).

"Aunque antes de la ampliación del bloque europeo, alrededor del 30% de las empresas suizas encuestadas ya tenían alguna relación con los entonces candidatos a la UE, tras su incorporación, ésa no se modificó", afirma la OSEC.

Sus conclusiones se basan en un sondeo realizado por esta oficina en diciembre del 2005 entre 966 compañías suizas. El 85% de ellas, consideradas pequeñas o medianas por contar con menos de 10 y 50 empleados, respectivamente.

Al desglosar sus hallazgos, la OSEC explica que del universo total de empresas encuestado, apenas 65 –equivalente a sólo 5%- confirmó que sus ventas aumentaron hacia el Este europeo durante los últimos 10 años.

Otras 65 agregan que sus exportaciones se mantuvieron estables; 65% replegó su estrategia exportadora; y para un apabullante número de 771 compañías, Europa del Este sencillamente no existe en términos de negocios.

Una torre de Babel

¿Cuáles son los principales obstáculos que encuentran las PYME suizas para hacer negocios con los 10 nuevos miembros de la UE?

Un tema vital es la falta de infraestructura que enfrentan estos países; las demoras que implica a la hora de transportar mercancías dentro de los territorios del Este y el repunte de costos que implica.

Está también la dificultad para encontrar socios de plena confiabilidad.

Asimismo, la falta de personal calificado, las pesadas cargas burocráticas a la hora de realizar trámites que permitan exportar o importar, la presión de los costos (que en Suiza están muy por encima de la UE, y que complican a las compañías nacionales ser competitivas en aquellas naciones).

Además, curiosamente, del conflicto de la lengua. Muchos de los propietarios de empresas en estos países no hablan con fluidez las lenguas oficiales de Suiza (alemán, francés, italiano y romanche), y los empresarios helvéticos tampoco dominan las de aquellas naciones. Esto desincentiva el inicio de negociaciones.

Fondo de Solidaridad

Aunque las cifras no lo reflejen, Suiza no quita el dedo del renglón de la Europa del Este.

El pasado 28.01, firmó con la UE en Bruselas el memorando que formalizó una intención que ya había hecho explícita varias semanas antes: apoyar el desarrollo y la cohesión de los 10 países nuevos miembros de la UE.

Para ello, Suiza girará 1.000 millones de francos suizos durante los próximos cinco años, y los principales países beneficiarios serán las naciones más pobladas. Concretamente, Polonia, 489 millones; Hungría, 131 millones; y la República Checa, 110 millones de francos.

Y ese mismo día, el Consejo de Ministros de la Unión Europea ratificó cuatro acuerdos bilaterales con la Confederación Helvética que estrechan la relación entre ambos: Acuerdo sobre la extensión de la libre circulación de personas, Medio Ambiente; Estadísticas; y uno de incentivos a la cinematografía.

Es de sabios reconsiderar...

Para Urs Bucher, jefe de la Oficina de Integración entre Suiza y la Unión Europea (UE), los empresarios y capitales suizos deben reconsiderar en el futuro la posibilidad de arriesgarse en el Este europeo.

"El crecimiento económico futuro de Suiza está ligado a nuestro comercio internacional, ya representa la mitad del PIB nacional y seguirá en aumento.

"Y si la UE es nuestro principal socio comercial, con dos tercios de nuestras exportaciones, vale la pena arriesgarse y explorar los nuevos mercados del Este".

A su juicio, el Consejo Federal dio una prueba de solidaridad con esta región al otorgar el fondo por 1.000 millones de francos referido, que tiene por objeto reducir las disparidades socio-económicas que existen en el seno de la UE ampliada.

Para estrechar la relación, Suiza desarrollará nuevos programas de cooperación y acuerdos que, esperamos, despierten el interés de los empresarios, concluyó Bucher.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

· Suiza está fuera de la Unión Europea (UE) por decisión propia. En 1992, por primera vez, la población rechazó adherirse, voluntad que han reiterado en más de una ocasión.

· Pese a ello, la UE es el principal socio comercial de Suiza, a quien dirige dos tercios de sus exportaciones, y con quien ha negociado dos paquetes de acuerdos biletarales que facilitan la agricultura, el comercio, el intercambio de servicios y la libre circulación de personas, entre otros temas.

· La Oficina Suiza de Expansión Comercial (OSEC), por su parte, es una asociación privada, no lucrativa, que tiene como misión promover las exportaciones helvéticas en el mundo.

Fin del recuadro

Datos clave

· Más del 70% de las empresas suizas consideran a Europa del Este una región lejana, compleja y altamente burocrática.

· La OSEC presentó su sondeo a 8.000 compañías helvéticas. Sólo 966 lo respondieron. Y 8 de cada 10 poseen menos de 50 empleados.

· Un escaso 5% aumentó sus exportaciones a Europa del Este luego de que 10 naciones se adhirieran a la UE el 1 de mayo del 2004.

Fin del recuadro


Enlaces

×