Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Evasión fiscal ¿Fracasará la estrategia legal del UBS en Francia?

Equipo de abogados del UBS con el consejero

El asesor legal del UBS, Markus Diethelm (al centro), anunció que la institución se mantendrá en la lucha.

(Keystone / Christophe Petit Tesson)

El UBS ha decidido no sentarse a lamer sus heridas tras haber recibido un histórico revés: una multa por 4 500 millones de euros por parte de Francia. El banco apostó por apelar la decisión, pero la pregunta obligada es ¿se ha arriesgado demasiado o realmente podría recuperar parte del terreno perdido en el duelo de alto nivel con la justicia francesa?

La primera ronda de la batalla legal por concepto de evasión de impuestos fue claramente ganada por los fiscales de Francia. El miércoles pasado, un tribunal parisino declaró culpable al UBS de ayudar sistemáticamente a ciudadanos franceses a evadir impuestos a través de sus cuentas suizas. Y decidió imponer al banco helvético una  multa por 3 700 millones de euros, a la que se suma una indemnización de 800 000 eurosEnlace externo por daños y perjuicios.

UBS no se rinde, insiste en que las pruebas presentadas ante la corte no son claras ni contundentes para probar su culpabilidad. Una visión con la que coincide Peter V. Kunz, profesor de leyes de la Universidad de Berna y experto en temas de derecho empresarial.

“Ha sido una apuesta arriesgada. Y lo que el UBS no puede olvidar es el ‘factor Francia’. Es decir, estoy totalmente convencido de que, con las mismas pruebas presentadas ante un tribunal, el fallo de la corte habría sido distinto en Alemania”, dijo a swissinfo.ch

Kunz considera que las varias semanas de protestas en las calles de los “chalecos amarillos”, explicadas parcialmente por la inconformidad de los franceses ante la política tributaria, han creado un clima volátil que desafía las normas establecidas y que obró contra el UBS. Por ello, apelar y solicitar que el caso sea revisado por un tribunal de mayor jerarquía es una decisión riesgosa, pero que vale la pena, asegura el experto.

Antecedentes penales

“Los fiscales franceses tendrán que sopesar, en su turno, los riesgos de perder la apelación. Sería un desastre para ellos. Los obligaría a negociar un acuerdo mucho menos oneroso (para UBS)”, dice Kunz.

Pero la visión de Kunz no es compartida por todo el mundo. El denunciante del UBS, Bradley Birkenfeld, quien se hiciera famoso hace algunos años por ayudar a vencer al banco suizo en un caso semejante en Estados Unidos, publicó un comentario en Facebook en el que reclamó que se le reconociera que el haber dado su testimonio en ParísEnlace externo contribuyó a la condena penal francesa.

 “Ésta es una victoria para los franceses y también para el estado de derecho”, escribió.

El veredicto parisino poco tiene que ver con el acuerdo extrajudicial que logró negociar UBS en Estados Unidos en 2009, que permitió al banco helvético “escabullirse” del problema pagando exclusivamente 780 millones de dólares de multa, sin que quedara en el historial del banco ningún antecedente penal. Kunz considera que el banco mostró menos valentía entonces, cuando tenía que enfrentarse con el país que domina los mercados financieros internacionales.

En el presente, a una década del escándalo de evasión fiscal en Estados Unidos, tener antecedentes penales ya no supone un problema mayor entre las empresas. “Debido a lo acontecido durante los últimos 10 años, hoy es difícil encontrar un banco que no tenga este tipo de antecedentes”.

Por otra parte, señala Kunz que en Sergio Ermotti, el UBS tiene a hoy a un consejero delegado mucho más combativo que el que tenía en el pasado.

Amplia impugnación

El UBS aún tiene una misión importante frente a sí: explicar a sus accionistas, durante la Asamblea General Anual del 2 de mayo, cómo afectará esta multa a las utilidades del banco. Un tema sobre el que también habló Birkenfeld en Facebook. El pago de este castigo reduciría las utilidades del grupo del 2018 en 4 900 millones de dólares.

Un día después del fallo de la corte de París, UBS inició una campaña pública para justificar sus acciones. Presentó una amplia impugnación a la sentencia en la que argumentó que es “extremadamente superficial, inconsistente y contradictoria”Enlace externo. En su declaración esgrimió además consideraciones legales que justifican la impugnación del fallo.

El banco sabe que el desafío no es pequeño, debe ganarse a los tribunales franceses, a los medios de comunicación, a la opinión pública y a los accionistas para tener realmente la oportunidad de revertir el golpe bajo que ha recibido.


Traducido del inglés por Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes