Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Explicaciones ¿Podría el Comité Constitucional abrir la puerta a la paz en Siria?

Geir Pedersen

El enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, supervisará la reunión del Comité Constitucional de Siria que se reunirá desde este miércoles en Ginebra.

(Keystone / Salvatore Di Nolfi)

Diplomáticos y funcionarios se reúnen el miércoles en Ginebra durante el primer encuentro del Comité Constitucional de Siria, cuyo objetivo es trazar un camino político para el país asolado por el conflicto. He aquí algunos aspectos clave.

¿Cuál es la importancia de esta reunión sobre Siria?

Fin del recuadro

Tras muchas rondas fallidas de conversaciones de paz en los últimos ocho años, los ojos están puestos de nuevo en Ginebra. Un congreso convocado por Rusia el año pasado encargó al enviado especial de las Naciones Unidas, Geir PedersenEnlace externo, la formación de un comité para redactar una nueva constitución.

El mes pasado, la ONU anunció un acuerdoEnlace externo entre el Gobierno de Siria y la oposición sobre la formación de un comité de 150 miembros. En opinión de la ONU, fue “el primer acuerdo político concreto” de las partes en conflicto para comenzar a implementar la hoja de ruta hacia la paz de 2012, adoptada por las naciones clave y aprobada en la Resolución 2254Enlace externo del Consejo de Seguridad de la ONU de 2015. Ginebra es el siguiente paso.

¿Quiénes asisten?

Fin del recuadro

El comité de 150 miembros está compuesto por 50 delegados del Gobierno sirio, 50 de la oposición y 50 de la sociedad civil (el 30% del total son mujeres).

Cada grupo nombrará a 15 personas para que preparen y redacten propuestas constitucionales que serán sometidas a la comisión para su aprobación, idealmente por consenso, o al menos con una mayoría del 75%.

Se necesitaron casi dos años para llegar a un acuerdo sobre la membresía. La lista de la ONU enfrentó amplias objeciones, principalmente por parte del Gobierno sirio, sobre los nombres y el alcance del trabajo. Cada delegación incluye a los kurdos, pero no hay representación de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) ni de las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Pedersen supervisa el proceso, con la ayuda de dos copresidentes: Ahmad Kuzbari por el Gobierno sirio y Hadi Al-Bahra por la oposición. El enviado de la ONU es el cuarto en ocupar el cargo después de que los tres anteriores -incluido el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan- dimitieran tras años de mediación en las conversaciones de paz que no llevaron a ninguna parte.

¿Cuáles son las posibilidades de éxito?

Fin del recuadro

Pedersen cree que el comité podría “abrir las puertas” a un proceso político más inclusivo y amplio, a reformas y, eventualmente, a nuevas elecciones para unificar a Siria.

Insiste en que será un proceso dirigido por Siria y facilitado por la ONU, con el pleno apoyo -pero no la participación directa- de potencias mundiales como Turquía, Irán, Rusia, Estados Unidos, la UE y Arabia Saudí, que han enviado representantes.

El comité se reunirá en Ginebra “durante unos días”, pero no está claro por cuánto tiempo.

“Soy optimista de que en un futuro no muy lejano veremos progresos tangibles en las discusiones”, dijo Pedersen a los periodistas el lunes.

Admitió, sin embargo, que el comité por sí solo no puede resolver el conflicto. Ha hecho un llamado por un “progreso tangible” en Ginebra y un “progreso significativo sobre el terreno”. Eso podría incluir medidas tempranas de fomento de la confianza, como la liberación de las mujeres y los niños que han sido detenidos por las partes en el conflicto.

¿Cuál es la situación sobre el terreno en Siria?

Fin del recuadro

Desde marzo de 2011, cientos de miles de personas han muerto en el conflicto sirio. Alrededor de la mitad de los 22 millones de habitantes que había en Siria antes de la guerra han sido desplazados, muchos al extranjero, y gran parte del país está en ruinas.

Tras el éxito de las operaciones para retomar las zonas controladas por los rebeldes, con la participación de las milicias apoyadas por Rusia e Irán, el régimen sirio gobiernaría ahora alrededor del 60% del país. El noroeste de Siria, incluida la región de Idlib, es la última parte importante que queda en manos de los rebeldes.

Damasco y Moscú declararon un alto el fuego el 31 de agosto después de cinco meses de bombardeo de Idlib que, según la ONU, causó la muerte de cientos de personas. Este mes Asad reiteró su promesa de retomar todas las áreas que había perdido.

En las últimas semanas se han producido cambios espectaculares en otros lugares. El 9 de octubre, Turquía lanzó una ofensiva contra las milicias del YPG después de que el presidente estadounidense Donald Trump ordenara a sus fuerzas salir del noreste de Siria. Ankara detuvo su ataque bajo un alto el fuego auspiciado por Estados Unidos. La semana pasada, Washington dijo que, no obstante, mantendría una presencia militar reducida en Siria para evitar que el Estado Islámico se apodere de sus yacimientos de petróleo y de sus ingresos.

El grupo yihadista recibió un golpe el domingo cuando Trump anunció que el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, había muerto durante un ataque dirigido por las fuerzas estadounidenses en la provincia de Idlib. El grupo tuvo en su poder una franja de territorio en Irak y Siria, pero después de los reveses militares se deslizó entre las sombras. Durante el último año ha efectuado ataques con bombas en pueblos y ciudades del norte de Siria, e incluso contra fuerzas estadounidenses. Los combatientes del Estado Islámico también se mantienen firmes en el remoto desierto central de Siria.

Apoyo suizo

Al igual que en anteriores conversaciones de paz, Suiza ha prestado su pleno apoyo a la labor del Comité Constitucional de Siria y a la búsqueda de una solución pacífica al conflicto.

También ha establecido una plataforma en Ginebra, la Sala de Apoyo a la Sociedad Civil, que permite a más de 400 organizaciones e individuos sirios participar en el proceso de paz.

Desde 2011, Suiza ha aportado más de 430 millones de francos en ayuda humanitaria a Siria.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes